EE.UU.

Lo que los fiscales federales encontraron en el allanamiento de la casa de Trump

Los agentes encontraron documentos marcados como clasificados en cajas y mezclados con otros objetos como libros, recortes de prensa y ropa u otros regalos

El expresidente de Estados Unidos
Por Chris Strohm, Zoe Tillman y Erik Larson
02 de septiembre, 2022 | 11:36 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Un juez federal de Florida dio estado público a una lista más detallada de los documentos que el FBI recuperó tras el allanamiento a la vivienda de Donald Trump. Muchos de ellos tenían el nivel de clasificación más alto del país.

El “inventario”, de siete páginas de extensión, indica que los agentes federales encontraron documentos marcados como clasificados en cajas y mezclados con otros objetos como libros, recortes de prensa y ropa u otros regalos.

La jueza de distrito de EE.UU., Aileen Cannon, también ordenó la publicación de un breve reporte del Departamento de Justicia (DOJ) sobre los pasos dados en la investigación sobre la posible manipulación inapropiada de estos documentos.

PUBLICIDAD

Los funcionarios indicaron que el equipo investigativo había terminado de evaluar todos los documentos con excepción de registros evaluados por otro equipo en busca de posible contenido con privilegio cliente-abogado.

Escribieron que los investigadores continuarían “evaluando los materiales incautados a medida que se tomen más medidas de investigación, como por ejemplo mediante entrevistas adicionales a testigos y la práctica del gran jurado”.

“El equipo de investigación ha sido y será continuamente consciente de la posibilidad de cuestiones de privilegio abogado-cliente y los protocolos de filtro contenidos en la orden de registro”, según la presentación.

PUBLICIDAD

La información fue dada a conocer por Cannon al considerar la solicitud de Trump de que un tercero neutral revise los documentos con marcas de clasificación hasta el nivel Top Secret que almacenó en su complejo de Mar-a-Lago después de dejar la Casa Blanca.

El FBI ejecutó una orden de allanamiento en la casa de Trump el mes pasado para incautar de los documentos tras meses de negociaciones y aparentemente falsas garantías por parte de sus abogados de que todo el material con marcas clasificadas había sido entregado. Un inventario menos detallado fue desvelado antes junto con la orden de registro.

Cannon ha emitido una orden preliminar en la que dice que se inclina por conceder la solicitud de un llamado maestro especial para que revise los documentos incautados y celebró una audiencia sobre el asunto el jueves. El Departamento de Justicia argumentó durante la audiencia que Trump no tiene derecho a una revisión por parte de un tercero neutral, y que permitirla ahora no tendría precedentes porque los documentos incautados no le pertenecen.

Trump solicitó el nombramiento de un tercero neutral después de que los agentes del FBI se incautaran de unas 20 cajas de documentos en su complejo turístico de Mar-a-Lago y en su casa el 8 de agosto. El alijo incluía 11 conjuntos de documentos clasificados, incluidos algunos etiquetados con la máxima calificación de secreto, ha dicho el Departamento de Justicia.

El caso tiene su origen en la devolución voluntaria por parte de Trump de 15 cajas de registros en enero, tras meses de negociaciones con los Archivos Nacionales. Los Archivos encontraron documentos altamente clasificados en el conjunto y remitieron el asunto al Departamento de Justicia, que inició una investigación para determinar si Trump tenía más materiales de este tipo en su poder.

Anteriormente se publicó la orden de registro del caso y parte de la declaración jurada del FBI para justificarla. Pero las redacciones impidieron que el público supiera cómo el DOJ pudo determinar que Trump no estaba entregando todos los registros en su poder. El caso implica a numerosos testigos civiles, según el DOJ.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD