Asia

Putin dice que entiende “preocupaciones” de Xi por la guerra en Ucrania: ¿hay tensión?

El presidente ruso, en breves comentarios televisados, también señaló que le explicaría al líder chino “en detalle” su posición respecto a Ucrania

El presidente ruso Vladimir Putin (I) y el presidente chino Xi Jinping posan durante su reunión en Pekín, el 4 de febrero de 2022. Fotógrafo: Alexei Druzhinin
Por Philip Glamann y Sarah Zheng
15 de septiembre, 2022 | 09:48 PM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — El presidente Vladimir Putin le manifestó al líder chino Xi Jinping que entiende las “preguntas y preocupaciones” de Pekín respecto a la guerra en Ucrania, en lo que fue una admisión de tensión entre los aliados diplomáticos.

En sus primeras conversaciones en persona desde el inicio de la guerra, Putin saludó “la posición equilibrada de nuestros amigos chinos sobre la crisis de Ucrania” y se ofreció a “explicar en detalle nuestra posición” sobre Ucrania. En breves comentarios televisados al comienzo de la reunión, el líder ruso también arremetió contra lo que llamó “provocaciones de Estados Unidos y sus satélites en el estrecho de Taiwán”.

Calificando a Putin de “viejo amigo”, Xi dijo que “China está dispuesta a trabajar con Rusia, a mostrar las responsabilidades de las grandes potencias y a desempeñar un papel de liderazgo para inyectar estabilidad y energía positiva a un mundo en caos”.

PUBLICIDAD

Las declaraciones son el último indicio de que Xi continuará reteniendo el apoyo material mientras Putin sufre humillantes pérdidas en el campo de batalla, y se opone a cualquier escalada que pueda interrumpir aún más las cadenas de suministro de alimentos y energía que ahora hacen tambalear la economía mundial.

A los inversores les preocupaba que China intensificara su apoyo a Rusia y se enfrentara potencialmente a las sanciones de EE.UU., sobre todo después de que el número 3 de la nación asiática, Li Zhanshu, dijera recientemente a los legisladores rusos que los líderes de Pekín “comprenden plenamente la necesidad” de las acciones de Putin.

Aunque China ha proporcionado a Rusia apoyo diplomático desde el comienzo de la guerra, y ha acusado a Estados Unidos de provocar a Putin para que actúe al presionar para ampliar la OTAN, Pekín no ha hecho nada concreto para ayudar a los militares rusos.

PUBLICIDAD

Ned Price, un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., dijo que los comentarios de Putin sobre las preocupaciones de Xi eran “sorprendentes”.

“No es sorprendente que la RPC aparentemente tenga esas preocupaciones”, dijo, refiriéndose a China por las iniciales de su nombre formal. “Es algo curioso que el presidente Putin sea quien lo admita tan abiertamente”.

Al mismo tiempo, los comentarios de Xi muestran que China sigue viendo a Rusia como un socio importante en su lucha más amplia con Estados Unidos. Xi dijo que China seguiría apoyando a Rusia en sus intereses fundamentales, aunque ninguno de los dos líderes mencionó la amistad “sin límites” que declararon en febrero en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín, pocas semanas antes de la invasión de Putin.

Tanto Rusia como China se enfrentan a la creciente presión de Estados Unidos y sus aliados por la guerra en Ucrania y el aumento de la actividad militar de Pekín en torno a Taiwán. Xi, en particular, agradeció a Putin su apoyo a la posición de China sobre la isla, diciendo que “ningún país tiene derecho a actuar como juez en la cuestión de Taiwán.”

“China nunca ha aprobado la invasión rusa, y no sacrificará sus intereses violando las sanciones de Estados Unidos”, dijeron en una nota los analistas de Eurasia Group dirigidos por Zachary Witlin. “Sin embargo, Pekín sigue comprometido con la expansión de la cooperación económica y la profundización de los lazos estratégicos con Moscú como contrapeso a la influencia occidental en el orden internacional”.

Los dos líderes se reunieron al margen de la Organización de Cooperación de Shanghái, un grupo liderado por Pekín que se considera un contrapeso a las alianzas dominadas por Estados Unidos. La presencia de Xi en Asia Central marca su regreso a la escena mundial después de casi 1.000 días en casa, después de que se convirtiera en el único líder del Grupo de los 20 que no ha salido de su país desde que comenzó el primer bloqueo de Covid en enero de 2020.

PUBLICIDAD

La gira comenzó el miércoles en Kazajistán, donde el mandatario de 69 años mantuvo conversaciones con el presidente Kassym-Jomart Tokayev. En principio, se esperaba que Xi realizara su primer viaje internacional en noviembre para la cumbre del G-20 en Bali, a la que asistirá el presidente Joe Biden, además de Putin.

Xi ha aparecido con una máscara en la mayoría de sus reuniones en el viaje por Asia Central, pero no lo hizo cuando se reunió con Putin, que casi nunca ha aparecido en público con la cara cubierta. La mayoría de los miembros de las delegaciones sentadas en la gran mesa ovalada iban enmascarados.

La decisión del líder chino de visitar primero Asia Central ha puesto el foco en las reuniones con los líderes de Rusia, India, Pakistán e Irán, países más alineados con los esfuerzos de Pekín para hacer frente a Estados Unidos y sus aliados.

PUBLICIDAD

Se espera que el líder chino utilice la cumbre de la OCS como plataforma para promover su visión de un mundo en el que Pekín pueda ampliar sus intereses sin la presión económica o militar de Estados Unidos. Xi está a un mes de un congreso del Partido Comunista que se celebra dos veces en una década y en el que se espera que consiga un tercer mandato que rompa con los precedentes y que impulse su agenda para un mundo multipolar.

Los lazos de China con Estados Unidos han empeorado recientemente a causa de Taiwán, después de que Nancy Pelosi se convirtiera en la primera presidenta de la Cámara de Representantes en 25 años en visitar la isla democrática. Pekín respondió con simulacros militares sin precedentes en torno a Taiwán, incluido el lanzamiento de misiles balísticos directamente sobre la isla.

PUBLICIDAD

El miércoles, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado aprobó un proyecto de ley para impulsar los lazos con Taipei y darle más material militar para disuadir una invasión china, un hecho que probablemente tensará aún más los lazos.

Antes de su reunión con Putin, Xi también se sentó con los líderes de Tayikistán, Uzbekistán, Turkmenistán y Kirguistán el jueves, prometiendo estrechar los lazos con las naciones de Asia Central.

El líder chino dijo al presidente de Kirguistán, Sadyr Japarov, que la construcción del ferrocarril China-Kirguistán-Uzbekistán debería comenzar pronto, según la televisión estatal China Central. La ruta reducirá la dependencia de Pekín de Rusia y Kazajstán para el tránsito de mercancías.

PUBLICIDAD

En una reunión separada con su homólogo de Turkmenistán, Serdar Berdimuhamedov, Xi dijo que los dos países deberían aumentar la cooperación en materia de gas natural, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Xi también mantuvo conversaciones con el presidente de Tayikistán, Emomali Rahmon, y se comprometió a importar más productos agrícolas de la nación centroasiática y a profundizar en la cooperación en áreas como el tránsito y la lucha contra el terrorismo, informó CCTV.

--Con la ayuda de Jing Li y Rebecca Choong Wilkins.

PUBLICIDAD