Bloomberg Green

El cambio climático está haciendo que los internautas estén más enojados

Los discursos de odio aumentan en las redes sociales cuando las temperaturas suben por encima de los 30°C, según una nueva investigación

Francia
Por Laura Millan Lombrana
18 de septiembre, 2022 | 07:51 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El cambio climático hace que las personas se sientan mucho más molestas en internet. La conclusión se desprende de una investigación de miembros del Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam, quienes descubrieron que los comentarios de odio aumentan en las redes sociales cuando las temperaturas superan los 30 grados centígrados.

“Es un indicador de la capacidad de adaptación de la gente a las altas temperaturas”, explica Annika Stechemesser, autora principal del estudio publicado en The Lancet Planetary Health a principios de septiembre.

“Si las temperaturas son demasiado cálidas o demasiado frías, descubrimos que hay un aumento del discurso de odio en línea, sin importar las diferencias socioeconómicas, la religión o las creencias políticas”, agregó al respecto.

PUBLICIDAD

Un aumento medio de aproximadamente 1,1°C en las temperaturas globales comparadas con la época preindustrial han desencadenado todo tipo de fenómenos meteorológicos extremos a nivel global.

Este verano boreal, la sequía y una serie de olas de calor han afectado a Europa, China y Estados Unidos. En lo que respecta al impacto sobre los seres humanos, el calor se asocia con hospitalizaciones psiquiátricas, mayores tasas de suicidio y más violencia doméstica, según las investigaciones.

Además, el comportamiento agresivo en Internet se ha relacionado también con la violencia fuera de la red. Los mensajes incendiarios han provocado más violencia hacia las minorías, incluyendo tiroteos masivos, linchamientos y limpiezas étnicas, según el Consejo de Relaciones Exteriores, un grupo de expertos con sede en Nueva York.

PUBLICIDAD

Stechemesser y otros investigadores analizaron una muestra de 4.000 millones de tuits entre 2014 y 2020 de usuarios con sede en Estados Unidos. Utilizaron la inteligencia artificial para identificar unos 75 millones de mensajes de odio en inglés, utilizando la definición de odio en línea de las Naciones Unidas, que incluye la discriminación racial, la misoginia y la homofobia. A continuación, analizaron cómo cambiaba el número de tuits cuando aumentaban o disminuían las temperaturas locales.

Los investigadores descubrieron que el discurso de odio en línea aumentaba cuando las temperaturas máximas diarias superaban los 21°C, un punto de “bienestar”. Los mensajes de odio aumentaron hasta un 22% en los días calurosos, en comparación con la media de odio en línea durante las épocas de clima suave. En todas las zonas climáticas y grupos socioeconómicos de EE.UU., las tensiones online se intensificaron aún más cuando las temperaturas superaron los 30ºC. Los investigadores observaron que el discurso de odio en línea aumentaba hasta un 24% (desde el punto de vista de la sensación de bienestar) cuando las temperaturas alcanzaban entre 42ºC y 45ºC en las regiones estadounidenses con climas cálidos y secos, como partes de Texas, Arizona, Nuevo México y California. El año pasado, un estudio de los mismos investigadores centrado en Europa llegó a conclusiones similares.

“Cuando se habla del cambio climático, hay que recordar que los efectos se sienten en todas partes, no sólo en los lugares con grandes catástrofes”, dijo Stechemesser. “Hay lugares en los que las consecuencias sociales del calor no se han discutido muy a fondo, especialmente en torno a cómo podemos convivir como sociedad y afrontar nuestro bienestar en el futuro”.

Los investigadores analizaron los tuits en su conjunto y no se fijaron en incidentes concretos. Eso significa que no hay manera de saber si el tiempo empeoró las tensiones en línea tras el asesinato de George Floyd en mayo de 2020, por ejemplo, o en el período previo al ataque al Capitolio de EE.UU. en enero de 2021. Aun así, se pueden sacar algunas conclusiones de cara a las elecciones legislativas del 8 de noviembre.

“Nuestros resultados muestran que si septiembre es particularmente caluroso, podemos esperar ver más odio en Twitter”, dijo Stechemesser. “Pero la investigación no muestra realmente de qué tipo de odio se trata ni sobre qué temas: aún no sabemos si el odio que observamos está vinculado a cuestiones políticas”.

La relación directa entre el calor y el odio en línea también se ha documentado en China, donde los investigadores analizaron más de 400 millones de tuits de una muestra de 43 millones de usuarios que publicaban en la mayor plataforma de microblogs del país: Sina Weibo. Llegaron a la conclusión de que los días con temperaturas superiores a 35 °C, la lluvia, la mayor velocidad del viento, los cielos nublados y la contaminación atmosférica hacen que la gente sea más gruñona en Internet.

PUBLICIDAD

“Por supuesto, la gente puede decidir conscientemente, hasta cierto punto, si quiere ser amable o no, pero aún así descubrimos que tendrá un comportamiento más odioso si se encuentra en un determinado rango de temperatura”, dijo Stechemesser. “Lo primero que hay que hacer es limitar el calentamiento global, ése es el enfoque más obvio para resolverlo”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD