Cripto

Dentro de FTX.US, los empleados están tratando de vender activos

El imperio de Bankman-Fried se sumió en el caos esta semana tras una crisis de liquidez en FTX.com, una bolsa de criptomonedas internacional afiliada a FTX.US

Sam Bankman-Fried, fundador y director ejecutivo de FTX Cryptocurrency Derivatives Exchange, habla durante la reunión anual de miembros del Institute of International Finance (IIF) en Washington, DC, Estados Unidos, el jueves 13 de octubre de 2022. Fotógrafo: Ting Shen/Bloomberg
Por Annie Massa
10 de noviembre, 2022 | 07:37 PM

Bloomberg — Hay una lucha para vender activos dentro de FTX.US, la parte del imperio criptográfico de Sam Bankman-Fried en la que insistió el jueves que “¡Los usuarios están bien!”

Los empleados de la bolsa de criptomonedas con sede en Estados Unidos están en conversaciones sobre la venta de partes del negocio, incluidos algunos activos que Bankman-Fried amasó en una amplia adquisición de la industria, según dos personas con conocimiento directo del asunto, que solicitaron el anonimato porque las conversaciones eran privadas.

Esos empleados, en algunos casos sin la participación de Bankman-Fried, están lanzando activos que incluyen la plataforma de compensación de acciones Embed y los derechos de denominación de un estadio en Miami, dijo una de las personas.

PUBLICIDAD

Un representante de FTX.US no quiso hacer comentarios.

El imperio de Bankman-Fried se sumió en el caos esta semana tras una crisis de liquidez en FTX.com, una bolsa de criptomonedas internacional afiliada a FTX.US. El joven de 30 años es el director ejecutivo de ambas empresas.

Aunque FTX.com y FTX.US son entidades separadas, los inversores están cada vez más preocupados por las líneas borrosas entre los intereses empresariales de Bankman-Fried.

PUBLICIDAD

El jueves, FTX.US dijo que los clientes debían cerrar las posiciones que quisieran y que la negociación podría detenerse en unos días.

En una serie de tuits de disculpa a primera hora del jueves que detallaban sus errores y su falta de comprensión de ciertos riesgos, Bankman-Fried dijo que FTX.US “no se vio afectado financieramente” por los acontecimientos de los últimos días.

“Es 100% líquido. Todos los usuarios pudieron retirarse completamente”, dijo en un tuit. “Próximas actualizaciones sobre su futuro”.

Con FTX.com enfrentándose a un déficit de hasta US$8.000 millones, Bankman-Fried ha estado intentando conseguir financiación de rescate, afirmando que necesita US$4.000 millones para seguir siendo solvente. Un rescate de la bolsa de criptomonedas rival Binance se vino abajo el miércoles. Bankman-Fried dijo el jueves que Alameda Research, la empresa secreta de comercio por cuenta propia que inició antes de lanzar FTX, está cerrando en medio de la caída.

Cualquier venta de activos podría complicarse por los informes que indican que la empresa podría acabar en bancarrota. Los posibles compradores a veces se resisten a hacer tratos con empresas en apuros porque los acreedores pueden pedir a un juez que anule las ventas recientes, argumentando que no eran lo mejor para todos los que tenían dinero en juego.

Si bien el desmantelamiento de FTX podría dar lugar a un caso de reestructuración espléndido, algunos banqueros dudan en involucrarse hasta que tengan una idea más clara de los negocios de la compañía, dijeron asesores con experiencia en reorganizaciones de criptomonedas.

PUBLICIDAD

En cuanto al patrimonio personal de Bankman-Fried: Tras el anuncio de FTX.US sobre una posible interrupción de la negociación, su valor se redujo a US$1 en el índice de multimillonarios de Bloomberg. Bankman-Fried posee alrededor del 70% de la empresa, según el índice. Se había valorado en US$8.000 millones en una ronda de captación de fondos en enero.

Una participación del 7,6% en Robinhood Markets Inc. también fue eliminada de su cálculo de riqueza, después de que Reuters informara de que era propiedad a través de Alameda y podría haber sido utilizada como garantía para los préstamos.

Como resultado, Bankman-Fried ahora no tiene activos materiales rastreados por el índice de riqueza de Bloomberg. A principios de esta semana, su fortuna era de US$15.600 millones.

--Con la ayuda de Jeremy Hill, Tom Maloney y Rachel Butt.

PUBLICIDAD