Negocios

Famsa lanza alerta: no hay flujo para mantener la operación

Famsa no cuenta con los recursos suficientes para continuar vendiendo artículos a sus clientes y pagar a sus acreedores. Los llamados de liquidez no se han concretado

Famsa se encuentra en un círculo vicioso, que no le está permitiendo generar por sí misma el  dinero suficiente para continuar operando
04 de diciembre, 2022 | 12:08 PM

Ciudad de México — Grupo Famsa, una minorista mexicana que pasó por un concurso mercantil, está en riesgo de no continuar con su operación debido a un estado de “iliquidez significativo”, de acuerdo con sus resultados financieros del tercer trimestre.

Las ventas de contado no han sido suficientes para que Famsa genere el flujo necesario para cubrir sus necesidades de efectivo y su llamado de auxilio a sus accionistas, sus anteriores acreedores, para una inyección de recursos no ha podido tener una resolución.

“Los resultados financieros acumulados no han alcanzado los niveles necesarios para impulsar la recuperación de la compañía tras su salida del Convenio Concursal”, escribió Luis Gerardo Villarreal, director general de Famsa, en el reporte trimestral que presentó el viernes 25 de noviembre en la Bolsa Mexicana de Valores de manera extemporánea.

PUBLICIDAD

Famsa se encuentra en un círculo vicioso, que no le está permitiendo generar por sí misma el dinero suficiente para continuar operando.

No cuenta en inventario con los productos suficientes para ofrecer bienes durables a sus clientes. Tampoco puede otorgarles crédito. Cada vez tiene menos sucursales y además no tiene recursos para promocionarse con publicidad, explicó Villarreal.

Famsa, que compite con cadenas como Elektra y Coppel, convocó a principios de noviembre a sus accionistas para definir opciones para su capitalización, pero la Asamblea no alcanzó el quórum necesario para constituirse.

PUBLICIDAD

Las ventas acumuladas de Famsa, por MXN$1.732 fueron 35,4% menores que las registradas entre enero y septiembre de 2021. Al cierre de septiembre, Famsa contaba con 213 sucursales. Cerró 33 en el tercer trimestre y entre octubre y noviembre cerrará 31 más.

En los primeros nueve meses del año, Famsa registró un flujo operativo negativo de MXN$1.223 millones. En esa cifra se incluye la provisión, que hizo en el primer trimestre, por MXN$755 millones ante una sentencia definitiva en contra por el pago de multas al Servicio de Administración Tributaria SAT.

Los problemas de liquidez de Famsa la ha llevado a aplazar el pago de algunos arrendamientos y servicios. Famsa cuenta con una deuda bruta de MXN$10.746 millones al cierre de septiembre. La cifra considera el reconocimiento de pasivos tras el Concuros Mercantil.

La deuda de corto plazo, es decir aquella con un vencimiento en un año o menos, de Famsa es de MXN$468 millones. Al cierre de septiembre, Famsa contaba con efectivo y equivalentes por MXN$184,5 millones.

Los intentos de ofrecer créditos a los clientes de Famsa a través de Crédito Real, Grupo Financiero Afirme y Karum, no han dado los resultados esperados.

De acuerdo con Famsa, Afirme tiene limitaciones respecto al manejo de los créditos al consumo dirigidos al segmento de la población que es atendido por Famsa. Mientras que Crédito Real también pasa por sus propios problemas financieros que la han llevado a un proceso de disolución, por ahora en pausa.

PUBLICIDAD

Por su parte, Karum, quien iba a sustituir a Crédito Real en esa función requiere un fondeo externo. Famsa propuso a sus bancos acreedores otorgar un financiamiento a Karum, pero no se ha recibido respuesta positiva.

Entre los acreedores bancarios de Famsa se encuentran Bancomer, Intercam, Banco Multiva, BBVA Bancomer, Texas Capital Bank y Harvest Commercial Capital.

Las operaciones de la compañía no han podido remontar desde que puso fin a su Concurso Mercantil. La empresa, con sede en Monterrey, recibió en febrero el aval de la mayoría de sus acreedores para la reestructuración de sus pasivos por más de MXN$10.000 millones.

PUBLICIDAD

El acuerdo, que fue avalado por un juez a través de un Concurso Mercantil, consideró también la inyección de recursos de Famsa por MXN$1.200 millones para impulsar el negocio.

La empresa dejó de pagar a sus acreedores y buscó en agosto de 2020 la protección a través de un Concurso Mercantil en México, dos meses después de que su negocio bancario Banco Ahorro Famsa perdiera la licencia para operar. Famsa también activó a mediados de 2020 un proceso de bancarrota en EE.UU.

PUBLICIDAD