Panamá

Panamá, rumbo a liderar el sistema eléctrico regional

El país contribuye a evitar la vulnerabilidad del sistema eléctrico regional, a través de la integración, proyectándose como el hub energético más importante de América Latina.

El Tratado Marco del Mercado Eléctrico Regional entre Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica y Panamá, permitió pasar de interconexiones binacionales débiles con capacidad de transmisión limitada, a un sistema regional robusto.
23 de diciembre, 2022 | 05:33 AM

Ciudad de Panamá — Con un promedio del acceso a la energía eléctrica del 97%, una de las tasas más altas a nivel global, en América Latina Panamá se convertirá en el hub que integrará todo el sistema eléctrico regional.

Así lo afirmó Ariel Yepez García, gerente del sector de Infraestructura y Energía del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien agregó que en la región los países están dando pasos importantes para darle fuerza a proyectos de transición energética que permitan disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Panamá, dijo, cuenta con una diversificación y participación importante en acuerdos de gas, a lo que hay que agregar que el país ha sido un campeón en evitar la vulnerabilidad del sistema eléctrico regional, a través de la integración, lo que podría ayudar a convertirse en un eslabón vital y el hub energético más importante de la región.

PUBLICIDAD

En América Latina y el Caribe cerca de 22 millones de personas no tienen acceso  a la energía eléctrica.

Ya en 2020 el BID aprobó para Panamá un crédito de US$200 millones para apoyar un programa de reformas en el sector energético, entre otros.

De acuerdo con la entidad financiera internacional, este diciembre se conmemoran los 26 años de la firma del Tratado Marco del Mercado Eléctrico Regional entre Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica y Panamá, el cual permitió pasar de interconexiones binacionales débiles con capacidad de transmisión limitada, a un sistema regional robusto con nuevos criterios de confiabilidad y seguridad y con una capacidad inicial de 300 megawatt, que en 2021 aún estaban en proceso de consolidación.

PUBLICIDAD

El tratado en mención, siempre según el BID, contribuyó al desarrollo del mercado eléctrico regional y a la construcción de la infraestructura del sistema de interconexión eléctrica de los países de América Central, que contribuyó a la integración regional y facilitó el intercambio de energía eléctrica con impacto de reducción de costos de la electricidad y fortalecimiento a la seguridad energética regional.

Sin embargo, se advierte que la infraestructura actual debe alcanzar su nivel máximo de capacidad de transmisión para optimizar los beneficios de la interconexión y continuar creciendo en términos de transacciones , agentes y diversificación de fuentes.

“El crecimiento de la demanda implicará que en los próximos 20 años sea necesaria la construcción de proyectos de generación a gran escala que necesitarán de un sistema de transmisión regional robusto y de un mercado eléctrico regional profundo y consolidado”, sostiene un artículo bajo la firma del gerente del sector de Infraestructura y Energía del BID, Ariel Yepez García.

Se estima, agrega, que la demanda eléctrica regional se duplicará en las dos décadas siguientes, por lo que este reto requiere de acciones inmediatas para invertir en generación de electricidad, transmisión y distribución.

PUBLICIDAD