Actualidad

Estas son las 10 tendencias de consumo que marcarán el 2023

El comportamiento del comprador no deja de evolucionar, por lo tanto, anticiparse a la disrupción, predecir motivaciones y satisfacer necesidades insatisfechas son la premisa

Compradores
17 de enero, 2023 | 07:17 AM

Guatemala — Los consumidores latinoamericanos han experimentado una clara pérdida de poder adquisitivo, solo los precios de los productos de gran consumo en la región subieron un 30% en comparación con hace dos años.

Al mismo tiempo, los ingresos se han reducido por la incorporación de más personas a la economía informal, que paga un 25% menos que el promedio de un empleo formal, afirma un análisis de la firma internacional Kantar Worldpanel.

Para enfrentar los desafíos de las presiones financieras, los consumidores están desarrollando nuevos hábitos para equilibrar su gasto en productos de gran consumo, y han empezado a visitar más canales en busca de mejorar la relación calidad-precio, refiere la compañía.

PUBLICIDAD

Las 10 tendencias de consumo en 2023

Para el presente año, la firma Euromonitor International lanzó el último informe sobre las 10 tendencias globales de consumo en 2023. A continuación, encontrará los principales puntos a tomar en cuenta en cada una de ellas.

1. Automatización auténtica: Ocho de cada diez consumidores menores de 29 años se sentirían cómodos interactuando con robots. Sin embargo, la tecnología es sólo una parte de la ecuación dado que los consumidores siguen anhelando el toque personal. Una conexión genuina y emocional hace que los consumidores se sientan respetados y apreciados.

Los consumidores quieren interactuar tanto con humanos como con máquinas, pero por razones diferentes y en puntos específicos del recorrido de compra.

PUBLICIDAD

2. Presupuesto limitado: Los shocks económicos, la inflación récord y la escasez de suministro continúan haciendo subir el costo de la vida. El comprador se ve obligado a decidir entre pagar más por los productos básicos de la vida diaria, cambiar a alternativas más baratas o renunciar por completo a los artículos.

Para hacer frente a esta situación están buscando más ofertas y precios más asequibles o bien optando por la compra en línea para evitar salir al canal de venta.

3. Controlar el scroll: El año pasado, más de una quinta parte de los consumidores borraron sus cuentas de las redes sociales que no utilizaban con frecuencia y hacen un balance de las aplicaciones o las suscripciones y renuncian a las plataformas que no resultan valiosas.

Los nativos digitales quieren soluciones para optimizar y consolidar sus actividades en línea. Los contenidos seleccionados, las aplicaciones simplificadas y las recomendaciones personalizadas ayudan a los consumidores a controlar el scroll.

4. Eco-económicos: El costo de la vida está creando un nuevo comportamiento sostenible. Los precios de los bienes, la energía y la vivienda hacen que la gente recorte gastos. Los consumidores seguirán cambiando a productos de bajo consumo de energía, comiendo en casa, reduciendo el uso de electrodomésticos y limitando los viajes.

El año pasado, menos de una quinta parte de los consumidores estaba dispuesta a pagar más por productos básicos del hogar con características sostenibles. Pero la dinámica del mercado impulsó actividades ecológicas como la reparación, la compra de artículos de segunda mano y el alquiler.

PUBLICIDAD

5. Que comience el juego: Al menos 3 de cada 10 consumidores tenían una consola de juegos en 2022. Los jugadores ocasionales, aficionados y profesionales abarcan todas las edades e incluso, algunos han convertido esta forma de entretenimiento en su ocupación.

El gasto en productos virtuales y complementos sigue creciendo, y su percepción de la propiedad se está transformando. Los activos físicos y digitales tienen la misma importancia para los consumidores.

6. Aquí y ahora: El gasto discrecional se ha vuelto más intencional, los derroches inteligentes y los lujos asequibles permiten a los consumidores darse un capricho razonable para relajarse o enfrentarse al mundo. Es así como los métodos de pago alternativos incentivan a los compradores a dar el paso de comprar artículos más caros.

PUBLICIDAD

El precio no es el único factor para estas decisiones de compra; el valor emocional tiene el mismo peso. Las soluciones flexibles amplían el poder adquisitivo y alivian la presión de los costos para ayudar a los consumidores a gastar en felicidad.

7. Rutinas revividas: Los consumidores no quieren estar encerrados. En su lugar, se arreglan y salen. La afluencia a las oficinas ha ido aumentando a medida que los horarios híbridos devuelven a los empleados al lugar de trabajo. Las rutinas revividas combinan los hábitos impulsados por la pandemia con un deseo de coherencia y un intento de volver a tiempos más simples.

PUBLICIDAD

Un objetivo para las empresas debería ser animar y apoyar a los consumidores que quieren volver a revivir sus rutinas. Los productos y servicios que impulsen la confianza se impondrán. El comercio minorista y la restauración de la experiencia podría revitalizar el compromiso con la marca, la aventura y el entusiasmo.

8. Ascensión femenina: Las compradoras quieren una representación justa y compran a marcas que defienden la causa y personalizan los productos según su talla, edad o etapa de la vida. En el ámbito laboral, las mujeres esperan que los empleadores establezcan normas de igualdad. Los recursos, las prestaciones y la flexibilidad deben atender a su bienestar.

Los proveedores de servicios para el cuidado de la salud fueron los primeros en incursionar en el cuidado femenino avanzado. Las inversiones en tecnología femenina se han disparado en los últimos años.

PUBLICIDAD

9. Los prósperos: Los consumidores quieren ir por la vida cumpliendo con sus obligaciones diarias sin agotar su energía en el proceso. Los prósperos hacen una pausa, dan un paso atrás y se desprenden de todo lo que está fuera de su control. Los que progresan ponen las necesidades personales por encima de todo. Buscan tranquilidad y consuelo.

Estos compradores adquieren productos que mejoran el estado de ánimo y proporcionan una sensación de calma y confort. Las empresas van más allá para facilitar al máximo la vida de los consumidores abrumados que quieren equilibrar su vida personal y laboral.

10. Joven y disruptivo: La generación Z es una fuerza económica y representa casi una cuarta parte de la población. La pandemia marcó sus años más formativos, lo que se traduce en una mayor resistencia y expectativas que las cohortes precedentes. Estos consumidores jóvenes y alterados están en la cúspide de la independencia financiera, y su educación poco convencional transformará los negocios de siempre.

La comunicación transparente, honesta y cercana resuena en la Generación Z. Las marcas exitosas se construyen en torno a historias para formar fuertes conexiones con estos consumidores. Las empresas están alineando la voz de su marca con su propósito. Confían más en los testimonios y las reseñas que en la publicidad tradicional.

PUBLICIDAD