CEO de Rappi en Brasil señala próximos pasos tras restricciones a exclusividad de iFood

Tijana Jankovic, que lidera la operación en el país, explica a Bloomberg Línea que nuevas normas deben permitir una competencia más equilibrada en la entrega para restaurantes

Un motociclista que hace entregas para Rappi en Brasil: la aplicación espera crecer en la entrega de comida tras acuerdo de iFood con Cade
09 de febrero, 2023 | 11:21 AM

Bloomberg Línea — El acuerdo del Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil (Cade) el miércoles con iFood, investigada por supuestas prácticas anticompetitivas por contratos de exclusividad de la plataforma de entrega con cadenas de restaurantes y bares, abre un nuevo camino para la estrategia de negocios de Rappi, segundo mayor actor en el mercado de entrega de comida de Brasil.

VER +
Rappi responde a restaurantes tras denuncia de evasión de impuestos ante la DIAN

iFood ahora tiene prohibido de firmar contratos de exclusividad con redes con más de 30 restaurantes. Habrá restricciones en los contratos con redes más pequeñas, y la empresa tiene prohibido vincular incentivos o descuentos a los restaurantes para retener la mayor parte de su volumen de ventas.

La decisión nos envía la señal de que ahora podemos competir de forma más equilibrada. La opción del usuario se basará mucho más en la propuesta de valor de cada aplicación y no porque un determinado restaurante sólo exista en una plataforma”, afirmó Tijana Jankovic, CEO de Rappi en Brasil, a Bloomberg Línea.

Para Rappi, esto significa que habrá más inversión en lo que la CEO llama los diferenciales de la empresa – según ella, la “multiverticalidad” del servicio, los planes de suscripción premium Rappi Prime y la velocidad de entrega Rappi Turbo, con una promesa de entrega en hasta diez minutos.

PUBLICIDAD

El acuerdo tendrá una vigencia de 54 meses. Después quedará prohibido aplicar cláusulas que impidan a los restaurantes hacer negocios con otras aplicaciones. Según el acuerdo firmado con Cade, los contratos de exclusividad ya en vigor deben rescindirse antes del 30 de septiembre de este año.

Jankovic elogió la decisión pero advirtió que es demasiado temprano para saber los efectos del acuerdo – que todavía no se ha publicado – en el mercado de las aplicaciones de entrega. “Lo entenderemos en los próximos meses, cuando se aplique el acuerdo, porque sabemos que la regulación es el 70% del proceso”, dijo.

iFood fue buscada en diferentes ocasiones por Bloomberg Línea en los últimos meses, pero no respondió a las solicitudes de entrevista.

PUBLICIDAD

En un comunicado en su sitio web, iFood afirma que “el acuerdo reconoce la dinámica del sector de la comida a domicilio, la legalidad de la práctica de la exclusividad y su importancia para permitir las inversiones de las plataformas en restaurantes”.

VER +
DoorDash no adquirirá Rappi y las empresas que usan ChatGTP; lo mejor de la semana tech

Financiación para inversiones

En una entrevista anterior a Bloomberg Línea a finales del año pasado, la CEO de Rappi en el país afirmó que la plataforma se encontraba “en una sólida posición financiera”, desmintiendo las noticias sobre una posible nueva ronda de financiación de la startup, que según ella eran especulaciones del mercado.

Rappi cuenta con importantes inversores mundiales, como T.Rowe Price, Third Point, el fondo soberano de Singapur (GIC), SoftBank, DST Global, Y Combinator, Andreessen Horowitz y Sequoia Capital.

En diciembre, Simón Borrero, CEO mundial de Rappi, se reunió con Sultan Almaadeed, socio de la gestora global ENVST, con el objetivo de establecer asociaciones estratégicas que incluyan adquisiciones minoritarias.

Antes de ENVST, Almaadeed formó parte del fondo soberano de inversión de Qatar, QIA, para inversiones y M&A (fusiones y adquisiciones) en todo el mundo. En su perfil en LinkedIn, Almadeed publicó que estaba “discutiendo la cooperación entre América Latina y el Golfo y las asociaciones con Simón Borrero”.

Simón Borrero, CEO de Rappi, con el posible inversor Sultan Almaadeed a finales de 2022 (LinkedIn/Sultan Almaadeed)dfd

Rappi dijo a Bloomberg Línea que está “constantemente hablando con inversores de todo el mundo, contándoles lo que estamos haciendo y buscando oportunidades de colaboración”.

“Estamos centrados en reforzar nuestro posicionamiento en América Latina, donde aún tenemos mucho margen de crecimiento. Seguimos viendo muchas oportunidades”, afirmó a través de un comunicado.

PUBLICIDAD

En su última ronda de inversión en 2021, Rappi fue valorada en US$5.250 millones, según la proveedora de datos PitchBook. En su mercado local, Colombia, la aplicación salió vencedora en la disputa con iFood, que a finales de 2022 dijo que dejaría de operar en el país.

Un nuevo parámetro para las valoraciones de las empresas tecnológicas que trabajan con entregas será la esperada salida a bolsa de la colombiana Merqueo, que pretende cotizar sus acciones en el mercado estadounidense, en Nasdaq. Merqueo se centra en entregas ultrarrápidas de supermercado.

Es un servicio que también ofrece Rappi, pero no sólo esto. La empresa quiere consolidarse como una superaplicación que ofrece de todo: desde productos de farmacia y supermercado hasta servicios financieros y comidas, en colaboración con restaurantes. Este último ha sido la dificultad de la empresa en Brasil.

VER +
Cambios en Rappi Argentina: nuevas ciudades, ascenso y reorganización en el país

Exclusividad contra competencia

En el mercado más grande de América Latina, la disputa entre el servicio de delivery brasileño, iFood, y el colombiano, Rappi, ha tomado una forma diferente con la implicación de la autoridad antimonopolio Cade a partir de 2020.

PUBLICIDAD

El acuerdo firmado por iFood con Cade relativo a las investigaciones sobre supuestas prácticas anticompetitivas con sus acuerdos de exclusividad con restaurantes se originó precisamente con una denuncia de Rappi. Pero a esto se añadieron otras partes interesadas que también se declararon perjudicadas, como la plataforma de comida online Pede Pronto, del grupo Alelo.

Jankovic, que venía del mercado financiero (pues trabajó para BNP Paribas) y migró al sector tecnológico cuando trabajó para Uber en Brasil en 2017, se incorporó a Rappi como directora regional de São Paulo y ahora es CEO de Brasil hace dos años y medio. Su reto fue preparar la estructura de la empresa para el crecimiento que se esperaba hacía años y que llegó de repente durante la pandemia.

PUBLICIDAD

Una cosa es una empresa exclusivamente tecnológica [como Google] y otra cosa es una empresa de tecnología que vive en la calle, donde realmente necesitas tener el desarrollo tecnológico por un lado, pero también el desarrollo que ocurre en las calles. Brasil es un mercado diferente, incluso por la cuestión competitiva de los restaurantes”, declaró Jankovic a Bloomberg Línea.

Rappi opera en nueve países de América Latina, pero tres de ellos son los principales mercados: Colombia, México y Brasil.

VER +
Repartidores de Uber, Didi y Rappi demandan pago digno, medidas contra acoso y discriminación

Para la ejecutiva, el problema no es tener un contrato de exclusividad con los restaurantes – porque Rappi también lo tiene – sino un entorno que permita que “varias empresas puedan competir”.

PUBLICIDAD

Es decir, Rappi argumentó que iFood realiza una práctica de “blindaje de variedad”: impedir que otras empresas tengan acceso a asociaciones básicas con restaurantes. Es como si una cadena de supermercados tuviera el monopolio del arroz y la maíz, según Jankovic.

“El blindaje es impedir que otras empresas tengan una variedad básica. No es la exclusividad en sí lo que consideramos el problema central. El problema central es utilizar la exclusividad para no dejar que otras empresas compitan en el mercado y tengan una práctica de exclusividad excesiva en un momento de consolidación muy fuerte”, dijo la CEO.

Bueno, estamos hablando de empresas de tecnología, así que deberíamos competir en tecnología y servicio. En propuesta de valor para los usuarios. No deberíamos no ser capaces de ofrecer la variedad mínima que haga que el usuario considere diferentes plataformas”.

Antes del acuerdo, Cade había dictado una medida cautelar que prohibía a iFood hacer nuevos contratos de exclusividad con restaurantes. “En el mercado de supermercados y farmacias, fuimos los primeros a entregar y aun así no blindamos el mercado”.

PUBLICIDAD

“Con el tiempo, otras empresas entraron en ese segmento. En el mercado de restaurantes se ve a una única empresa”, dijo Jankovic, citando que esta habría sido la razón que llevó a Uber Eats a abandonar el negocio de entrega para restaurantes en Brasil. 99 Food, la rama de entrega de 99, propiedad de Didi Chuxing, también ha dejado de operar en Brasil.

Sin embargo, Rappi no planea abandonar el mercado brasileño, según la CEO.

“Brasil es un mercado clave y uno de los más importantes para nosotros. Hoy no se trata de la solidez financiera de Rappi en su conjunto ni sólo en Brasil. En ese sentido, seguiremos fuertes en Brasil. No saldremos ni dejaremos ninguna vertical en Brasil”, afirmó Jankovic.

VER +
Rappi otorgará a repartidores en México clases de inglés y áreas de descanso

Cuestiones laborales

Además de la cuestión de la competencia, el negocio de entregas en Brasil tiene otras particularidades. Entre los países latinoamericanos, Brasil es el mercado más caro desde el punto de vista del pago al repartidor debido al tipo de cambio. Pero también es lo que tiene el promedio de venta más alto.

Hay presión de las autoridades para mejorar las condiciones de trabajo. A finales del año pasado, los concejales de São Paulo cerraron una investigación sobre las aplicaciones de entrega y transporte compartido y propusieron una nueva norma para el servicio que traiga más beneficios a la ciudad y ofrezca más seguridad a usuarios y repartidores.

Las recomendaciones deben enviarse al Congreso, al Ayuntamiento de São Paulo, al Ministerio Público de São Paulo y al Tribunal Laboral, así como a las empresas de aplicaciones de transporte y entrega.

“Tenemos una actitud de colaboración. Creo que es un reto de la revolución de la economía que va ocurriendo y, obviamente, de la falta de una regulación adecuada que describa la operación dentro de los estándares”, dijo la ejecutiva.

“No estamos en contra de la regulación [...] pero entendemos que todavía es un debate muy inicial y que hay que estudiar y elaborar muchas cosas juntos”, dijo la CEO.

Te puede interesar

¿Qué pasa con las startups? Valuaciones caen por falta de inversión, dicen fondos