Show de Rihanna embarazada: si el Super Bowl no les paga, ¿qué ganan los artistas?

La artista estuvo encargada del show de medio tiempo en el Super Bowl 2023. La exposición mediática es uno de los objetivos con esta actuación ‘gratuita’

Rihanna en el show de medio tiempo del Super Bowl 2023
13 de febrero, 2023 | 11:31 AM

Bloomberg Línea — Tal como sucedió en otras ediciones, el Super Bowl de 2023 tuvo millones de dólares volando en anuncios de televisión y en el montaje del show de medio tiempo, que estuvo a cargo de la cantante barbadense Rihanna.

VER +
El Super Bowl 2023 y el impacto económico que se espera para este año

Sin embargo, la artista no obtuvo ninguna remuneración para realizar este show, pues es una de las características principales del espacio, uno de los shows de medio tiempo más vistos en la televisión de Estados Unidos y en gran parte del mundo donde se sintoniza el evento deportivo.

Este espacio, que duró 15 minutos, es el programa de televisión que tiene la calificación más alta de los espectadores, según datos de la investigadora de mercados Nielsen. Para 2022, cuando se presentaron Snoop Dogg, Dr. Dre, 50 Cent, y otros artistas, Kantr y NBC señalaron que los ingresos por publicidad para este espacio rondaron los US$ 32 millones.

Un estudio reciente de Kantar a través de Profiles Audience Network descubrió que, de las personas que ven regularmente el Super Bowl, el 26% lo hace específicamente para ver el espectáculo de medio tiempo

PUBLICIDAD

¿Cómo se paga el espectáculo de medio tiempo?

La NFL es la encargada de proporcionar las exigencias para el show, aunque para este año y los próximos cuatro, ya hay un acuerdo con Apple Music, compañía que se encargará de pagar los costos de producción para el show, tal como se hizo con Rihanna y las diferentes plataformas flotantes que adornaron la presentación blanco y rojo.

Y es justamente la alta audiencia y los medios proporcionados lo que lleva a que los artistas que aparecen en el medio tiempo del Super Bowl a no cobrar un solo centavo por su aparición, pese a los millones de dólares que hay en anuncios publicitarios. En 2022, el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl LVI tuvo más de 120 millones de espectadores, según Kantar.

Según los datos de Sports MONITOR, dos tercios de todos los estadounidenses planean sintonizar el juego de este año y el 25 % de los espectadores del Super Bowl dicen que esperan prestar más atención a los anuncios que al juego en sí.

PUBLICIDAD
VER +
Cerdos criollos son un aperitivo para el Super Bowl y la resaca

¿Qué ganó Rihanna entonces?

La cantante, que llevaba algunos años fuera de las escena musical, reapareció en el show de medio tiempo del Super Bowl LVII con una noticia indirecta: su segundo embarazo.

Pero además, diferentes estudios han demostrado que la exposición y promoción del artista y su música durante este show es algo que sencillamente no puede comprarse.

Por ejemplo, los sondeos de shows anteriores revelaron que Lady Gaga tuvo un aumento del 1.000% en las reproducciones de su música y las ventas de álbumes inmediatamente después de su show de 2017; mientras que las ventas de álbumes de Mary J. Blige aumentaron un 999%; Dr. Dre tuvo un 183%; y Snoop Dogg un 361% con respecto al año anterior, según cifras de Billboard.

Esto sin contar el crecimiento exponencial que tiene el artista en redes sociales, tanto en seguidores como en menciones. Por ejemplo, la palabra ‘Rihanna’ es tendencia en Twitter desde la noche del domingo con más de 3,35 millones de menciones.

Y a esto hay que sumar algunas licencias que los artistas toman dentro del show. En medio de su presentación, Rihanna aprovechó para ‘retocar’ su maquillaje, una publicidad gratuita que logró para su propia marca: Fenty Beauty.

Esta marca, que fue lanzada hace seis años junto al gigante LVHM, de Bernard Arnault, tiene un valor estimado de US$ 2.800 millones, y es una de las marcas más exitosas de la industria junto con la marca de lencería Savage X Fenty.