Shock de la OPEP+ reaviva a alcistas del petróleo pese a alertas sobre la demanda

El mercado del petróleo se encuentra bajo la tutela de la OPEP+ en un momento en que algunos expertos han pronosticado que la demanda se encamina hacia un récord

El país cree que pronto el precio del petróleo dejará de ser decisivo en sus políticas económicas
Por Devika Krishna Kumar - Alex Longley
08 de abril, 2023 | 02:12 PM

El sorpresivo recorte de la producción de petróleo de la OPEP+ ha conmocionado a los mercados financieros y ha provocado la mayor subida de los precios del crudo en un año. Ahora que el polvo ha empezado a asentarse, una pregunta se cierne sobre ellos: ¿Se mantendrá la subida de precios o se desvanecerá?

Bancos como Goldman Sachs Group Inc. o RBC Capital Markets LLC elevaron sus previsiones sobre el precio del petróleo inmediatamente después del recorte de la OPEP+. Sin embargo, muchos operadores siguen creyendo que el empeoramiento de las perspectivas económicas impedirá que las medidas del grupo impulsen los precios al alza. Los indicadores de la demanda también empiezan a dar señales de alarma.

Podría acabar siendo la prueba definitiva de lo que importa más al mercado: la escasez de suministros o el deslucimiento de la demanda. Esto podría generar más incertidumbre sobre la dirección de los precios, algo complicado para la Reserva Federal y los bancos centrales de todo el mundo en su lucha contra la inflación.

“Ahora mismo es un mercado muy difícil de negociar”, afirma Livia Gallarati, analista de Energy Aspects. “Si eres un operador, te ves arrastrado entre lo que ocurre a nivel macroeconómico y lo que ocurre a nivel fundamental. Son dos direcciones distintas”.

PUBLICIDAD

Una cosa es segura: El control del mercado ha pasado a manos de Arabia Saudí y sus aliados, con enormes implicaciones para la geopolítica y la economía mundial.

Los inversores han seguido recompensando a los perforadores estadounidenses por su disciplina de producción, lo que hace improbable que las empresas de esquisto vuelvan a emprender el tipo de crecimiento disruptivo que ayudó a mantener controlada la inflación energética la década pasada. Esto deja el mercado del petróleo bajo la tutela de la OPEP+ en un momento en que algunos expertos han pronosticado que la demanda se encamina hacia un récord.

“Los recortes sorpresa de la OPEP ya han desatado temores de un resurgimiento de la inflación”, afirmó Ryan Fitzmaurice, operador principal de índices en la correduría de materias primas Marex Group Plc. “Esta renovada preocupación por la inflación no hará sino aumentar” en los próximos meses, añadió.

PUBLICIDAD

A continuación, un resumen de lo que los operadores vigilarán en el mercado del petróleo.

Demanda estival

El calendario de la decisión de la OPEP ha tocado una cuerda extraña para muchos expertos en petróleo.

Los recortes de producción no entran en vigor hasta mayo, y es probable que gran parte de las repercusiones se dejen sentir en la segunda mitad del año. Es el momento en que la demanda de petróleo suele alcanzar su pico estacional, en parte gracias a la ajetreada temporada de conducción veraniega en Estados Unidos. También es el momento en el que se espera que la reapertura económica de China empiece a funcionar a pleno rendimiento, apuntalando aún más la demanda.

Normalmente, la OPEP querría aprovechar ese estallido del consumo vendiendo en el mercado todo lo posible. En cambio, el recorte significa que el cártel se está conteniendo. Ello suscita el debate sobre si esta medida acabará impulsando los precios del petróleo hasta los US$100 el barril con el aumento de la demanda o si, por el contrario, el cártel y sus aliados se preparan para un verano de consumo tibio marcado por la recesión.

El diferencial de curvas indica que crece la incertidumbre sobre la demanda de combustibledfd

“Aunque los recortes de la OPEP+ se consideran en general alcistas, también suscitan inquietud por las perspectivas de la demanda”, afirmó Warren Patterson, responsable de estrategia de materias primas de ING. “Si la OPEP+ confiara en unas perspectivas de fuerte demanda este año, ¿sentiría realmente la necesidad de recortar la oferta?”.

Los movimientos en los mercados mundiales de combustibles subrayan el escepticismo de la demanda. Si bien los precios del petróleo subieron, los de los productos refinados fueron menos pronunciados, lo que redujo los márgenes de las refinerías de Europa y Estados Unidos. En Asia, los precios del gasóleo, un producto clave para las refinerías, señalan una mayor preocupación por la desaceleración, ya que los márgenes temporales se reducen a su nivel más bajo desde noviembre.

Existencias elevadas

Aunque los inventarios estadounidenses han disminuido, los mundiales siguen siendo elevados.

PUBLICIDAD

En el primer trimestre, las reservas comerciales de petróleo de los países de la OCDE se situaban un 8% por encima de los niveles del año pasado, según las estimaciones de la Administración de Información Energética de Estados Unidos. Se trata de un colchón bastante considerable y una señal de la debilidad del consumo que ha asolado el mercado en los últimos meses.

“Antes de que podamos ver una subida, es necesario que se elimine ese exceso”, afirmó Gallarati, de Energy Aspects.

Flujos rusos

Los alcistas del petróleo han esperado en vano la reducción de la producción rusa prometida para marzo. El Kremlin dijo que recortaría la producción en 500.000 barriles diarios en marzo en represalia por las prohibiciones de importación y los topes de precios impuestos por “países hostiles”. Pero el descenso de la producción rusa no se ha reflejado en la única medida importante para los mercados mundiales de crudo: el número de barriles que salen del país.

Los envíos de crudo desde los puertos rusos alcanzaron un nuevo máximo en la última semana de marzo, superando los 4 millones de barriles diarios. Esta cifra es un 45% superior a la media registrada en las ocho semanas anteriores a la invasión de Ucrania por las tropas de Moscú y se ha visto impulsada por el desvío desde enero de unos 500.000 barriles diarios transportados por oleoducto directamente a Polonia y Alemania.

PUBLICIDAD
Media de cuatro semanas de envíos de crudo desde Rusia por destinodfd

Disciplina en la producción de shale

No hace mucho, había dos grandes actores a los que los comerciantes de petróleo recurrían en busca de orientación sobre los suministros: la Organización de Países Exportadores de Petróleo y la industria estadounidense de shale.

En aquella época, la OPEP y el sector del shale estaban enfrentados en una batalla por la cuota de mercado. Una pugna que contribuyó a mantener a raya los precios mundiales del petróleo -y la inflación impulsada por la energía- durante la mayor parte de la década.

PUBLICIDAD
Fuente: Bloombergdfd

Entonces llegó la pandemia, y con ella una caída de los precios del petróleo que asfixió a la industria del shale. Durante los últimos tres años, incluso cuando el mercado se recuperó y el flujo de caja aumentó, las empresas han dado prioridad a los dividendos y a la recompra de acciones frente a las nuevas perforaciones. Ha sido una estrategia ganadora. Desde marzo de 2020, el índice del sector energético del S&P 500 se ha revalorizado casi un 200%, superando las ganancias de casi un 60% del S&P 500.

Ahora, a medida que se intensifican los llamamientos a una producción máxima de shale, la OPEP tiene un factor menos a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre el suministro.

Este es un punto delicado para el presidente Joe Biden, que se apresuró a restar importancia al impacto de la decisión del cártel y sus aliados de recortar la producción en más de 1 millón de barriles diarios. Tras un primer recorte de la producción el año pasado, Biden prometió que habría “consecuencias” para Arabia Saudí, pero la Administración aún no las ha cumplido.

PUBLICIDAD

Curva de futuros

Desde finales del año pasado se viene hablando de un petróleo a US$100, pero parece que la situación sigue empeorando. Primero, algunos analistas predijeron que los precios alcanzarían ese umbral en el segundo trimestre de 2023. La previsión se aplazó hasta la segunda mitad del año, y ahora incluso algunos de los mayores alcistas no esperan que la cifra mágica entre en juego hasta 2024.

El crudo para 2024 y 2025 aumenta tras el recorte de producción de la OPEPdfd

La curva de futuros del petróleo refleja estas expectativas. Los precios de los contratos vinculados a entregas tan lejanas como diciembre de 2024 y 2025 han subido, incluso cuando los futuros de referencia del mes anterior están empezando a ceder.

“El recorte de la producción de la OPEP+ aumenta la posibilidad de alcanzar los 100 dólares por barril este año, aunque no es en absoluto una certeza”, dijo Harry Altham, analista de StoneX. “La debilidad del lado de la demanda derivada de consideraciones de crecimiento está tomando claramente un papel más prominente.”

-Con la colaboración de Julian Lee, Grant Smith, Chunzi Xu, Kevin Crowley y Mitchell Ferman.