¿Por qué Lula lleva con ‘discreción’ su relación con Venezuela, diferente a Petro?

Brasil sí tuvo un giro en su política exterior a Venezuela desde que Lula llegó al poder. Sin embargo, ha sido menos visible de lo que esperaría la izquierda en América Latina

Gustavo Petro, Nicolás Maduro y Lula da Silva
26 de abril, 2023 | 06:00 AM

Bloomberg Línea — Desde que Gustavo Petro y Lula da Silva llegaron a la presidencia de sus países (agosto de 2022 y enero de 2023, respectivamente), han trabajado por marcar una agenda en donde la integración debería ser una prioridad para América Latina, así como lo expresaron en diversas ocasiones durante las campañas políticas.

Sin embargo, ambos mandatarios se han diferenciado en su trato con Venezuela y la inclusión de los asuntos de este país en su política exterior.

VER +
Integración regional de Brasil con LatAm: ¿es posible con la llegada de Lula?

Petro realizó el martes 25 de abril la ‘Conferencia Internacional sobre el proceso político en Venezuela’, con presencia de delegados de 20 países, de tres continentes, y el objetivo de buscar consensos para que el país vecino plantee a futuro un cronograma de apertura política y democrática. Esto, sumado a que se ha encontrado ya con el presidente Nicolás Maduro en cuatro ocasiones, desde su llegada al poder en agosto del año anterior.

Entre tanto, Lula ha sido más cauteloso con estas relaciones y sus acercamientos a Venezuela se han gestionado a través de Celso Luiz Nunes Amorim, excanciller y actual jefe de la asesoría especial de la Presidencia de Brasil, quien ya tuvo un encuentro con Maduro. Sin embargo, los mandatarios aún no se han encontrado en persona.

PUBLICIDAD

¿Por qué Lula es discreto con Venezuela?

Para Colette Capriles, politóloga y escritora venezolana, las relaciones de Lula da Silva con Nicolás Maduro “se están llevando de manera más silenciosa que de costumbre, considerando los riesgos que tiene para Lula la ‘toxicidad’ que tiene el gobierno de Maduro en atención a su propia situación doméstica”, dijo en conversación con Bloomberg Línea.

La politóloga señala que los contactos frecuentes de Celso Amorim, que fue enviado a Caracas en su momento, puede tomarse como un “canal importante”, pero por ahora parece que “la línea es la discreción, dentro de la recomposición del servicio exterior brasileño”, precisó.

A esto hay que sumar que, justamente, Brasil participó de la Cumbre sobre Venezuela en Bogotá con la representación de Celso Amorim, como Jefe de la Asesoría Especial de la Presidencia de la República Federativa de Brasil.

PUBLICIDAD

Amorim es la figura clave para la política exterior de Lula da Silva

“Celso Amorim es un excanciller de Lula, pero es probablemente la figura más relevante en términos de influencia sobre la política externa del presidente, mucho más que el canciller, que es un hijo político de Amorim”, explicó a Bloomberg Línea Matías Franchini, profesor de la Facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario.

El experto en relaciones internacionales, señaló que el excanciller de Lula tiene tiene una posición muy cercana a la de Venezuela, probablemente mucho más cercana que la que puede expresar Lula en su política exterior. Sin embargo, estas posiciones no acarrearían problemas desde la perspectiva de China o Rusia, pero sí desde Estados Unidos y la Unión Europea.

VER +
Lula da Silva, ¿cómo cambiarán las relaciones entre Brasil y Colombia en su Presidencia?

“Está claro que la política de Brasil cambió fuertemente con la llegada de Lula. Para Jair Bolsonaro, Maduro era un enemigo, para Lula no, al contrario. El discurso de Lula es hablar con Venezuela y no dejar que quede fuera del diálogo”, añadió Franchini.

Entre las razones de este cambio, en el que Lula “sí ha sido cauteloso”, el profesor de la Universidad del Rosario de Colombia explicó que se debe a que durante la campaña presidencial, Bolsonaro acusaba a Lula de pertenecer a una izquierda autoritaria en América Latina, cuyo referente es Maduro, de manera que el actual presidente de Brasil se ha cuidado de acercarse demasiado al régimen venezolano, para no hacer eco de los mensajes de la derecha en su país.

Petro, la otra cara del trabajo por Venezuela en LatAm

Para los expertos consultados por Bloomberg Línea, el presidente Gustavo Petro está utilizando correctamente su identidad de gobierno de izquierda para impulsar avances institucionales en Venezuela, de la mano de Nicolás Maduro. Así mismo, está claro que Venezuela es una prioridad por asuntos económicos, migratorios y cercanías históricas.

Sin embargo, definen estos acercamientos continuos y de alta repercusión internacional como una estrategia arriesgada. “¿En qué sentido? Si esta estrategia de acercamiento termina con la apertura de un proceso democrático en Venezuela, esto sería un gran éxito de política exterior para Petro. Ahora, cabe el riesgo de que este acercamiento termine solamente en una perpetuidad de Maduro en el gobierno, es decir, puede tener efectos negativos para Petro y generar roces con Estados Unidos”, anotó Franchini, que también dijo que tiende a ser escéptico de una apertura democrática en Venezuela.

Los mandatarios se han encontrado en cuatro ocasiones desde que Petro llegó al poder en agosto de 2022.

Entre tanto, Capriles resalta que las iniciativas de Petro dejan ver que está trabajando con los actores más importantes, como Estados Unidos, el gobierno venezolano, la oposición y otros países.

Es así como concluye que el mandatario colombiano está trabajando en esta relación bilateral para avanzar en su propia agenda de ‘Paz Total’, que necesita acciones binacionales. “Petro y Maduro tienen visiones de la política muy distintas y creo que el esfuerzo de Petro va dirigido a tratar de proteger un proyecto “progresista” muy alejado de la visión autoritaria del madurismo”, puntualizó.