Líderes de Wall Street dicen que discusión por techo de deuda ya está haciendo daño

Los esfuerzos por reforzar los balances y asesorar a los clientes sobre planes de contingencia están provocando una oleada de costosas coberturas

Joe Biden y Kevin McCarthy
Por Katherine Doherty
16 de mayo, 2023 | 10:45 AM
Últimas cotizaciones

Bloomberg — A lo largo de todo Wall Street, las empresas ya están formando equipos especiales para evaluar los riesgos se materializarían si los legisladores de EE.UU. no elevan el techo de la deuda. Su mensaje es directo: háganlo ahora.

VER +
Yellen advierte que “el tiempo se está acabando” para evitar un impago de EE.UU.

Los principales ejecutivos bancarios del país norteamericano están transmitiéndolo tras bambalinas y en público: el daño que esto infligiría a la economía y a los negocios comienza mucho antes del default técnico.

Las empresas financieras ya están sumando gastos mientras se apresuran para prepararse para este escenario, estudiando el impacto que tendría el impago, según personas con conocimiento de la situación. Los esfuerzos por reforzar los balances y asesorar a los clientes sobre planes de contingencia están provocando una oleada de costosas coberturas.

“Queremos asegurarnos de que los participantes en el mercado tengan una idea colectiva de cómo funcionará el sistema, las tuberías que hacen que las cosas funcionen, en caso de que se supere el techo de deuda”, dijo Rob Toomey, jefe de mercados de capitales de la Securities Industry & Financial Markets Association, un importante grupo comercial. “Nunca ha ocurrido, así que no sabemos hasta qué punto se verán afectados los mercados”.

PUBLICIDAD

El consejo de los ejecutivos bancarios a Washington -llegar a un acuerdo rápidamente- contrasta con el ritmo de las conversaciones allí, donde el plazo citado con más frecuencia es el llamado día X, cuando se espera que el Gobierno agote las opciones para financiarse. Se prevé que eso ocurra en unas pocas semanas.

Sin embargo, el lunes, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, dijo que las negociaciones están “lejos de llegar a una conclusión”. Él y otros líderes del Congreso se reunirán de nuevo el martes con el presidente Joe Biden en la Casa Blanca.

Uno de los retos que complican los argumentos de Wall Street a favor de una mayor urgencia procede también, irónicamente, de los mercados, donde las cotizaciones bursátiles y el comercio de bonos se mantienen relativamente estables. Muchos inversores consideran que un impago es tan obviamente catastrófico -parecido a la destrucción mutua asegurada en una guerra nuclear- que se han comportado como si demócratas y republicanos fueran a reunirse absolutamente para encontrar una solución, como han hecho en el pasado.

PUBLICIDAD

Aunque esa es también la opinión de muchos banqueros de a pie, los líderes del sector se han preocupado lo suficiente como para asignar importantes recursos a prepararse para lo peor, analizando de nuevo los riesgos potenciales, sus balances e incluso el lenguaje jurídico que sustenta las operaciones o los activos.

El CEO de JPMorgan (JPM), Jamie Dimon, llegó a describir la preparación de su equipo como una “sala de guerra”.

Jamie Dimondfd

“Mucho tiempo

La planificación ha llevado “mucho tiempo”, dijo Dimon, de 67 años, en una entrevista la semana pasada. “Afecta a los contratos, las garantías, las cámaras de compensación, los clientes: afecta a los clientes de forma diferente en todo el mundo”.

Algunos banqueros se apresuran a señalar que siempre están trabajando en la gestión de riesgos. Hace sólo dos meses trataban de anticiparse a los problemas que podrían plantearles los prestamistas regionales en dificultades.

Pero un impago sin precedentes de la deuda estadounidense es más difícil de modelizar y mucho más catastrófico, por lo que requiere mucho más tiempo y personal. Una de las cosas que facilita un poco el trabajo es que los bancos ya han asistido en el pasado a situaciones de estancamiento en relación con el techo de la deuda, lo que les ha dado amplias oportunidades para crear -y ahora desempolvar- planes sobre qué hacer si no se llega a un acuerdo a tiempo.

VER +
Morgan Stanley cree que debate sobre techo de deuda causará más volatilidad bursátil

Aunque los líderes del sector financiero mantienen conversaciones rutinarias con los principales reguladores, su enfoque conjunto sobre el techo de deuda se ha intensificado en las últimas semanas, dijeron las personas con conocimiento de la situación, que pidieron no ser identificadas al hablar de las conversaciones confidenciales.

A algunos altos ejecutivos bancarios se les ha pedido que hablen de los distintos escenarios con el Departamento del Tesoro y los asesores económicos de Biden, describiendo los efectos que un impago podría tener en sus negocios y clientes.

PUBLICIDAD

Entre los mensajes que los líderes de la industria siguen transmitiendo es que un estancamiento prolongado podría dañar la confianza en la solvencia de EE.UU., probablemente elevando los costos para los contribuyentes de la nación y teniendo un peaje en los inversores y empresas de todo el mundo, dijo la gente.

Jane Fraser, CEO de Citigroupdfd

“Lo último que el mundo y Estados Unidos necesitan es una crisis del techo de la deuda”, declaró la CEO de Citigroup (C), Jane Fraser, en Bloomberg Television a principios de este mes, calificando las consecuencias de “nefastas” para los consumidores, las empresas y los inversores.

Portavoces del Tesoro y de los tres mayores bancos declinaron hacer comentarios.

La semana pasada, 17 de los operadores más experimentados de Wall Street lanzaron una advertencia pública a la Secretaria del Tesoro, Janet Yellen.

PUBLICIDAD

“Los impactos a corto plazo de una negociación prolongada son costosos; las implicaciones a largo plazo de un impago son impensables”, escribió en una carta a Yellen el grupo de líderes actuales y anteriores del Comité Asesor de Empréstitos del Tesoro, que asesora al departamento sobre los empréstitos. “La magnitud de las consecuencias adversas de una negociación prolongada, o de un impago, es incuantificable”.

Entre los firmantes figuran el codirector de banca y mercados globales de Goldman Sachs Group Inc. (GS), Ashok Varadhan, y la codirectora del grupo de financiación, Beth Hammack, así como el ex director de operaciones de JPMorgan, Matt Zames.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo, los grupos del sector están preparando a los participantes en el mercado para un periodo que aún no se ha visto ni probado, con el fin de evitar que a nadie le pille a contrapié.

Sifma, cuyos miembros broker-dealer comandan más del 80% de la cuota de mercado estadounidense, ha estado publicando materiales para ayudar a las firmas de valores a planificar tres escenarios potenciales: un retraso en el pago del principal, del cupón o la ausencia de una extensión del vencimiento operativo, según un paquete interno actualizado.

En caso de que se produzca un acontecimiento sin precedentes de este tipo, el Tesoro y otros gobiernos comunicarán sus anuncios en cinco conferencias telefónicas programadas diariamente entre las 6.45 y las 14.00 horas.

PUBLICIDAD

--Con la colaboración de Christopher Condon, Max Reyes y Dan Reichl.

Lea más en Bloomberg.com