Primer banco central de Sudamérica en bajar tasas tiene una advertencia para el resto

La autoridad monetaria de este país sudamericano volverá a recortar la tasa de referencia en 2023, pero buscará mantener en línea las expectativas de inflación

Primer banco central de Sudamérica en bajar tasas lanza advertencia para el resto
Por Ken Parks
09 de junio, 2023 | 11:37 AM

Bloomberg — El Banco Central de Uruguay (BCU), el primero del continente en bajar las tasas de interés este año, está prometiendo mantener una política monetaria restrictiva, con recortes adicionales modestos en 2023 para mantener en línea los aumentos de precios al consumidor y las expectativas de inflación.

La autoridad monetaria que preside Diego Labat redujo su tasa de referencia en un cuarto de punto al 11,25% en abril y la mantuvo en mayo. El pronóstico más reciente del banco central muestra que la tasa caerá gradualmente en 2023, con recortes que se acelerarán el próximo año hasta llegar hasta alrededor del 8%.

VER +
Cómo una grave sequía está castigando a Uruguay, el pionero regional del agua potable

Entendemos que están las condiciones para que se de esa baja de tasas en el entendido que la inflación y las expectativas están convergiendo hacia el rango meta”, dijo el presidente de la institución, Diego Labat, en una entrevista. La tasa de referencia seguirá siendo contractiva algún tiempo durante el ciclo de flexibilización, agregó.

La inflación podría entrar al rango meta de 3% a 6% desde el primer trimestre del próximo año, comentó Labat.

PUBLICIDAD

La mayoría de los bancos centrales de América Latina aún no han recortado las tasas después de casi dos años de política monetaria estricta ya que esperan una confirmación adicional de que el enfriamiento de la inflación alcanzará sus objetivos.

Uruguay ya era un caso atípico de inflación alta en la región (8,6% anual en promedio desde 2000) incluso antes de que la reapertura tras la pandemia y la guerra en Ucrania dispararan los precios al consumidor a máximos de varios años. Los precios al consumidor subieron un 7,1% en mayo, el ritmo más lento en dos años, liderados por una gran caída en los precios de las frutas y verduras.

VER +
Sergio Fogel asume un rol más amplio en el unicornio uruguayo dLocal
Ciclo de flexibilización de Uruguay es gradual. 

La política monetaria estricta y el crecimiento económico de alrededor del 2% deberían enfriar la inflación, aunque los sindicatos probablemente obtengan aumentos salariales reales en las negociaciones salariales de este año, dijo Labat.

PUBLICIDAD

Impacto del crecimiento

Después de crecer un 4,9% el año pasado, la economía de Uruguay se desacelerará drásticamente ya que una sequía récord hace que el Gobierno apunte a una caída del 11% en las exportaciones en 2023.

En una iniciativa que podría impulsar el comercio, el banco central está en negociaciones con su contraparte en Argentina para activar un sistema de pago bilateral que permita a los importadores y exportadores realizar pagos en monedas locales en lugar de en dólar estadounidense, indicó Labat.

El Sistema de Pagos en Moneda Local, o SML, está dirigido por los bancos centrales de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Los exportadores uruguayos quieren renovar el SML para que las empresas argentinas ávidas de dólares puedan comprar sus productos.

VER +
Golpeado por la sequía, Uruguay crecería 1% en 2023, según un importante banco

La crisis económica de Argentina también le roba algo de crecimiento a su vecino, ya que los uruguayos cruzan la frontera para comprar alimentos y combustible baratos o vacacionar con grandes descuentos en lugares turísticos como Buenos Aires. La escasez de dólares y una inflación de más del 100% en Argentina significan que los bienes de consumo básicos cuestan menos de la mitad del precio en Uruguay, donde las empresas locales luchan por competir.

Esa tendencia ayuda a enfriar la inflación en Uruguay. “Es un factor que claramente en el margen ayuda”, dijo Labat.

De cara al futuro, dijo que el banco central prevé desarrollos positivos en el frente de la inflación.

En la medida que nosotros vayamos viendo que las expectativas van convergiendo al rango, nos va a posibilitar esa baja de tasas. Como dije, será tan lenta como sea necesario y como lo datos se vayan adaptando”, dijo Labat.

Lea más en Bloomberg.com