Es improbable que Brasil alcance el objetivo de déficit cero en 2024, según Lula

Hasta hace poco, el Ministro de Hacienda, Fernando Haddad, se comprometía a equilibrar el presupuesto de Brasil el año que viene

President Lula Holds Meeting With Rio Grande do Sul State Officials Following Deadly Storms
Por Simone Iglesias
28 de octubre, 2023 | 11:07 AM

Bloomberg — El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, puso en duda la capacidad de su Gobierno para alcanzar su propio objetivo de déficit cero el próximo año, afirmando que no recortará gastos en proyectos prioritarios para alcanzar una meta que considera innecesaria.

El Gobierno no “establecerá una meta fiscal que nos obligue a comenzar el año recortando miles de millones de proyectos que son prioritarios para este país”, dijo Lula a la prensa el viernes en Brasilia.

La meta “no necesita ser cero”, añadió. “El país no lo necesita”.

Los comentarios suponen un giro en la estrategia fiscal del Gobierno. Hasta hace poco, el Ministro de Hacienda, Fernando Haddad, se comprometía a equilibrar el presupuesto de Brasil el año que viene, un aspecto clave de sus esfuerzos por calmar los temores de los inversores sobre los planes del izquierdista Lula de impulsar el gasto público en medio del elevado endeudamiento del gobierno.

PUBLICIDAD
VER +
La inflación vuelve a subir en Brasil antes de la decisión de tasas de interés

Haddad dijo a Bloomberg News en una entrevista a principios de este mes que Brasil estaba en camino de alcanzar el objetivo si el Congreso hacía su parte para ayudar a recaudar los 168.000 millones de reales (34.000 millones de dólares) en ingresos que su propuesta de presupuesto para 2024 prevé que necesita para cerrar la brecha.

Lo que dice Bloomberg Economics

“La misión de Haddad de equilibrar el presupuesto en 2024 ya era difícil de cumplir, pero sin el respaldo explícito y firme de Lula, se hace varias veces más difícil”.

“Eso muestra que Haddad está solo en la promesa de un presupuesto equilibrado, sugiere que no tendrá apoyo para poner gastos en suspenso a principios de año para mejorar sus probabilidades de cumplir el objetivo; y plantea interrogantes sobre lo que puede suceder durante el proceso presupuestario para 2025 - cuando Haddad probablemente se verá presionado por la nueva regla fiscal para adoptar un parámetro más estricto para el crecimiento del gasto.”

PUBLICIDAD

- Adriana Dupita, economista de Brasil

El real brasileño perdió terreno a medida que los operadores evaluaban las declaraciones de Lula, mientras que un índice más amplio de divisas de países en desarrollo también recortó su avance en medio de un ambiente mundial agrio. Los tipos swap locales subieron, con los contratos con vencimiento en enero de 2027 subiendo 17 puntos básicos a las 14:50 hora local.

“Sé que es la voluntad de Haddad, pero si Brasil tiene un déficit del 0,5% o del 0,25% del PIB” la diferencia es “nada”, dijo Lula.

VER +
Fitch proyecta un 2024 espinoso para la deuda de LatAm y resalta fortaleza de Brasil

El Ministerio de Hacienda no respondió inmediatamente a una petición de comentarios. Pero antes, el secretario del Tesoro Nacional, Rogerio Ceron, dijo que, aunque las perspectivas fiscales de Brasil se habían vuelto más difíciles, seguía comprometido con el objetivo de equilibrio presupuestario para el próximo año.

“El escenario externo ha empeorado en las últimas semanas. Los indicadores apuntan a una desaceleración económica en Brasil, y estamos monitoreando los impactos, pero seguiremos buscando el mejor resultado fiscal posible en 2024″, dijo Ceron durante una conferencia de prensa.

Brazil's Real Weakens After Lula's Comments | President Lula questions fiscal goals for 2024

Haddad ya se enfrentaba a un creciente escepticismo sobre su capacidad para cumplir su promesa, especialmente a medida que ha empeorado la situación fiscal de Brasil. El déficit primario, que excluye el pago de intereses, fue del 0,7% del producto interior bruto en los últimos 12 meses hasta septiembre, según datos del Ministerio de Hacienda. Esta cifra contrasta con el superávit del 0,5% registrado a finales de 2022.

El Ministerio de Hacienda prevé actualmente un déficit de 141.400 millones de reales para finales de 2023, mientras que la deuda bruta de Brasil alcanzará casi el 75% del PIB.

PUBLICIDAD

La Cámara Baja del Congreso brasileño aprobó el miércoles una ley para gravar los fondos exclusivos y extraterritoriales, gravámenes a los brasileños más ricos a los que Haddad ha dado prioridad.

La propuesta aún necesita la aprobación del Senado, y los comentarios de Lula probablemente debilitarán la posición de Haddad en su intento de hacer avanzar esta y otras medidas de recaudación de ingresos en el Congreso, dijo Antonio Madeira, economista de MCM Consultores Associados Ltd en Sao Paulo.

La economía brasileña ha superado las expectativas este año. Pero el escepticismo de Lula sobre el objetivo de déficit iba acompañado de pesimismo sobre el futuro de la economía.

La ralentización del crecimiento de China y los altos tipos de interés de EE.UU., dijo Lula, harán de 2024 “un año difícil”.

PUBLICIDAD

“Le dije a Haddad que, cuando estamos en el Gobierno, debemos evitar que la enfermedad se extienda”, afirmó.

Lee más en Bloomberg.com