Cumbre del Mercosur concluye sin acuerdo con la UE, eclipsada por tensión en Venezuela

El bloque que conforman Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y ahora Bolivia sigue la disputa por el Esequibo con “creciente preocupación”

Presidentes del Mercosur
Por Martha Beck y Simone Iglesias
07 de diciembre, 2023 | 06:19 PM

Bloomberg — Una cumbre del Mercosur planeada para concluir un acuerdo comercial histórico con la Unión Europea concluyó el jueves en Río de Janeiro sin un acuerdo a la vista y sus líderes se centraron en cambio en prevenir una creciente disputa territorial entre Venezuela y Guyana.

VER +
Maduro tiene en la mira a los asesores de Machado en la disputa por el Esequibo

La unión aduanera conformada por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay logró agregar formalmente a Bolivia a sus filas y firmó un pacto comercial más pequeño con Singapur, lejos de ser suficiente para consolidarlo como una fuerza para la integración económica sudamericana.

Las elevadas ambiciones del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien ha buscado reunificar al bloque detrás de un impulso para el esquivo acuerdo con la UE, fueron eclipsadas en gran medida por las crecientes tensiones sobre los reclamos de Venezuela sobre el Esequibo, un territorio rico en petróleo controlado por Guyana.

“Estamos siguiendo el tema del Esequibo con creciente preocupación. El Mercosur no puede mantenerse al margen de este tema”, dijo Lula, quien concluyó la presidencia rotatoria de Brasil en el bloque, en un discurso. “Si hay algo que no queremos en Sudamérica es la guerra. Queremos construir la paz”.

PUBLICIDAD

Al cierre de la cumbre, las naciones del Mercosur emitieron un llamado conjunto a la desescalada, diciendo en un comunicado que “instan a ambas partes a dialogar y buscar una solución pacífica a la disputa, a fin de evitar acciones e iniciativas unilaterales que puedan empeorarla”.

Pero mientras que otros países sudamericanos, incluidos Chile, Colombia, Ecuador y Perú, firmaron la declaración, Bolivia, cuyo presidente izquierdista Luis Arce es un aliado político de Nicolás Maduro de Venezuela, no lo hizo.

El esquivo acuerdo de la UE

Incluso antes de que esas preocupaciones se apoderaran de la cumbre, las esperanzas de que condujera a un avance en más de dos décadas de negociaciones con la UE habían comenzado a desvanecerse. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, renovó la semana pasada sus preocupaciones ambientales sobre el acuerdo, erosionando el optimismo que había estado creciendo en ambas partes de que finalmente se alcanzaría una resolución.

PUBLICIDAD
VER +
Lula adopta papel de mediador en la crisis entre Venezuela y Guyana por el Esequibo

El presidente argentino, Alberto Fernández, un antiguo aliado de Lula que dejará el cargo este domingo, también planteó preocupaciones de último minuto sobre el acuerdo, diciendo que su gobierno no sería responsable de hacer concesiones a empresas europeas que podrían perjudicar a las industrias nacionales, según tres personas con conocimiento del asunto que solicitaron el anonimato porque las discusiones no son públicas.

Lula, quien el mes pasado dijo que quería cerrar el acuerdo antes de que terminara la presidencia de Brasil en el Mercosur esta semana, expresó su frustración por la falta de progreso.

“Hablé con casi todos los presidentes de la Unión Europea para mostrar la necesidad del acuerdo. Le pedí a Macron que dejara de ser tan proteccionista. Pero no funcionó”, dijo durante su discurso de apertura en Río. “Me voy con la idea de que la próxima vez podremos hacerlo”.

Sin embargo, el futuro del Mercosur sigue siendo incierto y depende en gran medida de cómo el presidente entrante de Argentina, Javier Milei, se acerque al bloque que criticó durante su campaña.

La fallida negociación con la UE ha creado espacio para cuestionar el propósito del bloque, dijo una de las personas con conocimiento de la situación, y agregó que el Mercosur ha tenido dificultades para avanzar, profundizar la integración regional o fortalecer los lazos con el mundo.

Brasil, sin embargo, sigue siendo optimista, y el ministro de Relaciones Exteriores, Mauro Vieira, dijo a los periodistas que el acuerdo UE-Mercosur aún podría cerrarse a mediados de febrero.

Lea más en Bloomberg.com