Inflación en Argentina se disparó a 25,5% en diciembre y a 211,4% en 2023

Se trata del dato más elevado desde principios de la década de 1990. Cuánto subieron los alimentos. A pesar de la aceleración de la inflación, el BCRA decidió mantener sin cambios la tasa

Foto: Sarah Pabst/Bloomberg
11 de enero, 2024 | 02:02 PM

Buenos Aires — La inflación en Argentina se disparó en 2023 y llegó a 211,4%, tras un registro mensual de 25,5% durante diciembre, de acuerdo con datos difundidos por el Indec.

Se trata de la variación anual más elevada desde 1990, año en el que se había registrado un aumento de los precios superior al 2.300%. El registro mensual, en tanto, marcó un nuevo máximo desde marzo de ese mismo año.

Las cifras estuvieron en línea con lo estimado por las consultoras privadas, que habían advertido sobre una fuerte aceleración en el último mes del año, lo cual provocaría un nivel histórico en la medición anual.

Ante ese panorama, fuentes del equipo económico dijeron a Bloomberg Línea que el Directorio del Banco Central (BCRA) decidió mantener sin cambios la tasa de política monetaria, fijada en 100% de TNA desde mediados de diciembre. La tasa mínima que los bancos deben pagar por los plazos fijos, por su parte, también se mantiene inalterada en 110%.

PUBLICIDAD

--- Seguínos en las redes sociales de Bloomberg Línea Argentina: Twitter, Facebook e Instagram ---

En noviembre, un mes atravesado por la incertidumbre de las elecciones presidenciales, el indicador oficial había saltado a 12,8%.

IPC 2023 Argentina

En diciembre, la división de mayor aumento fue Bienes y servicios varios (32,7%), producto de las subas en artículos de Cuidado Personal. Luego se posicionaron Salud (32,6%), impulsada por las variaciones en medicamentos y medicina prepaga; y Transporte (31,7%) por los incrementos en combustibles.

PUBLICIDAD
Variación de inflación mensual por rubros.

A su vez, la división con mayor incidencia en todas las regiones fue Alimentos y bebidas no alcohólicas (29,7%). Al interior de la división se destaca el aumento de precios en Carnes y derivados, junto a Pan y cereales.

Un análisis de Balanz aseguró que la disparada de diciembre “profundiza la tendencia observada en noviembre, cuando ya se había acelerado en 4,5 puntos porcentuales desde octubre”.

  • Inflación 2023, mes a mes: enero, 6,0%; febrero, 6,6%; marzo, 7,7%; abril, 8,4%, mayo, 7,8%, junio 6%; julio, 6,3%; agosto,12,4%; septiembre, 12,7%, octubre, 8,3%, noviembre, 12,8%; y diciembre, 25,5%.

“En términos interanuales, la inflación mostró un incremento hacia 211,4% desde el 160,9% del mes previo. Geográficamente, la suba de precios fue más alta en la región Noreste, en donde alcanzó el 28,4% mensual, seguido por la región Cuyo (25,8%)”, apuntaron desde el área de research de Balanz. A su vez, remarcaron que el Gran Buenos Aires mostró una variación de 25,1%, levemente por debajo del promedio nacional.

Los rubros que más subieron en 2023

  • Alimentos y bebidas no alcohólicas: 251,3%
  • Equipamiento y mantenimiento del hogar: 231,7%
  • Salud: 227,7%
  • Restaurantes y hoteles: 219,1%
  • Recreación y cultura: 218,2%

La inflación de enero

Según la consultora LCG, en la segunda semana de enero, la inflación de alimentos desaceleró 0,9 puntos respecto de la anterior, mientras que la suba promedia 32,2% en las últimas cuatro semanas y 29,5% punta a punta en el mismo período.

De ese modo, la firma analizó en su último informe que en lo que va del mes acumula un 8,4% de inflación.

La consultora Equilibra, en tanto, consideró que “tras el shock post devaluación, los alimentos y bebidas no alcohólicas no estacionales se desaceleraron por segunda semana consecutiva, destacándose la estabilidad del precio de las carnes y sus derivados”.

“Producto de la elevada inercia existente en el proceso inflacionario, la recomposición de múltiples precios relativos atrasados, la elevada incertidumbre reinante y la falta de coordinación nominal/plan de estabilización, el dólar oficial subiendo 2% mensual, no logrará bajar la inflación a un dígito a fin del primer trimestre, pero producirá un nocivo atraso cambiario que forzaría otro salto cambiario para bajar la brecha e incentivar liquidación de cosecha gruesa”, pronosticó Equilibra.