Jefa de inversiones de Goldman Sachs recomienda no invertir en China

La falta de transparencia en las políticas chinas sumada a la irregularidad de los datos económicos aumenta las dudas sobre invertir en el país

Imagen de Pekín
Por Jacob Gu
04 de marzo, 2024 | 05:32 PM

Bloomberg — Las fuertes caídas de la bolsa china no bastan para justificar la inversión en dicho país, en opinión de la responsable de inversiones de la división de gestión de patrimonios de Goldman Sachs Group Inc. (GS).

Apartamentos en la propiedad residencial Cloud Atlas, desarrollada por Shimao Group Holdings Ltd., en Shanghái, China, el sábado 8 de enero de 2022. Shimao, un referente del contagio financiero en el asediado sector inmobiliario chino, sufrió el jueves la mayor caída de bonos de su historia después de que un acreedor dijera que una de las unidades promotoras había incumplido un préstamo local. Fotógrafo: Qilai Shen/Bloombergdfd

“Nuestros clientes nos preguntan lo mismo: teniendo en cuenta lo barata que parece China, lo inevitable es que la gente diga, bueno, ¿habrán descontado ya lo peor?”, comentó Sharmin Mossavar-Rahmani durante una entrevista en Bloomberg Television. “En nuestra opinión, no conviene invertir en China”.

VER +
Guía para operadores sobre qué observar durante la próxima reunión política de China

Mossavar-Rahmani esgrimió una variedad de razones para respaldar su posición, incluidas las previsiones de una ralentización económica constante a lo largo de la próxima década. A su juicio, China se enfrenta a un deterioro de los hasta ahora tres pilares de su crecimiento: el mercado inmobiliario, infraestructuras y exportaciones. Asimismo, Mossavar-Rahmani añadió que la ausencia de claridad en la elaboración de políticas en China, combinada con la irregularidad de la información económica, hacen aún más preocupante la inversión en el país.

En el último año, los dirigentes comunistas chinos han insistido en la importancia de la seguridad de la información y han establecido restricciones a la información que puede salir del país. Asimismo, la oficina de estadística suspendió por un tiempo ciertas cifras de desempleo. Este lunes, Pekín anunciaba que el primer ministro del país, el segundo en importancia por detrás del presidente Xi Jinping, suspenderá una tradición de décadas de reuniones informativas anuales con periodistas durante un encuentro clave.

PUBLICIDAD

“No está claro cuál será la dirección general de la política a largo plazo”, dijo Mossavar-Rahmani. “Las incertidumbres políticas generalmente ponen un límite al mercado de valores”.

El índice de referencia CSI 300 se hundió el mes pasado a un mínimo de cinco años en medio de preocupaciones sobre el estado de la demanda interna en un momento de crecientes tensiones geopolíticas. Desde entonces se ha recuperado después de que los reguladores tomaran medidas para frenar las ventas e impulsar las compras institucionales.

VER +
China promete mantener el gasto en 2024 para sostener la economía del país

Es posible que se produzcan algunas medidas de estímulo a corto plazo, pero el sector inmobiliario de China aún no ha tocado fondo, según Mossavar-Rahmani. “Los datos no están claros; realmente no tenemos una buena idea de cuál fue el crecimiento el año pasado o cuál será este año”, dijo también, haciéndose eco de las preocupaciones de varios economistas que dudan de las cifras oficiales de expansión económica de China.

PUBLICIDAD

Si bien China publicó formalmente una tasa de crecimiento superior al 5% para 2023, “la mayoría de la gente piensa que esa no es la cifra de crecimiento real; en realidad fue mucho más débil”, dijo.

“No recomendamos que los clientes se muden a China en este momento”, concluyó.

Lea más en Bloomberg.com