Precios al productor en EE.UU. aumentan: una señal de que la inflación sigue elevada

El llamado IPP subyacente, que excluye las volátiles categorías de alimentos y energía, avanzó un 0,3% respecto al mes anterior y un 2% respecto a hace un año

Inside A Woodland Group Fulfillment And Distribution Center Ahead Of Wholesale Inventories
Por Vince Golle
14 de marzo, 2024 | 09:47 AM

Bloomberg — Los precios pagados a los productores estadounidenses subieron en febrero la mayor cantidad en seis meses, impulsados por el aumento de los costes de los combustibles y los alimentos, que se suman a la evidencia de que la inflación sigue siendo elevada.

VER +
La batalla contra TikTok y el IPP en EE.UU.: los hechos que mueven los mercados

El índice de precios a la producción para la demanda final aumentó un 0,6% respecto a enero, según mostraron el jueves los datos del Departamento de Trabajo. El indicador subió un 1,6% respecto al año anterior, el mayor avance anual desde septiembre.

Prices Paid to US Producers Rise More Than Forecast | Even excluding higher food and fuel costs, core PPI exceeded estimatesdfd

El llamado IPP subyacente, que excluye las volátiles categorías de alimentos y energía, avanzó un 0,3% respecto al mes anterior y un 2% respecto a hace un año.

El repunte de las presiones sobre los costes a nivel mayorista ilustra un camino desigual para los responsables políticos de la Reserva Federal, que buscan mayores avances en su lucha contra la inflación. Los datos de precios al consumo de principios de semana mostraron que la inflación subyacente superó las previsiones por segundo mes consecutivo, lo que reafirma las expectativas de que la Reserva Federal no tendrá prisa por reducir los tipos de interés.

PUBLICIDAD

Los responsables de la Reserva Federal se reunirán la próxima semana y se espera que mantengan sin cambios su tasa de interés de referencia.

Otros datos mostraron el jueves que las ventas minoristas aumentaron el mes pasado menos de lo previsto, tras una fuerte caída a principios de año, lo que subraya la preocupación por la durabilidad del gasto de los consumidores. Por otra parte, las solicitudes de subsidio de desempleo descendieron a su nivel más bajo en tres semanas.

VER +
Las ventas minoristas de EE.UU. crecieron menos de lo previsto en febrero

Una de las razones por las que los economistas analizan el informe del IPP es porque se utilizan varias categorías para informar sobre la medida de inflación preferida de la Reserva Federal: el indicador de precios de los gastos de consumo personal. La lectura de febrero del PCE se publicará a finales de este mes.

PUBLICIDAD

Los costes de los servicios aumentaron un 0,3% tras una subida del 0,5%. Los precios pagados por la gestión de carteras, elemento clave del índice de precios PCE, subieron un 0,2%, lo que supone una considerable suavización respecto al mes anterior. El coste de la atención ambulatoria hospitalaria aumentó un 0,5%.

Los precios pagados a los productores por los bienes subieron un 1,2%, el primer aumento en cinco meses. Casi el 70% del aumento se debió al coste de la energía.

Si se excluyen los alimentos, la energía y los servicios comerciales, que es una medida del IPP aún menos volátil, los precios aumentaron un 0,4% tras una subida del 0,6%.

Los costes de los bienes transformados para la demanda intermedia, que reflejan los precios en una fase anterior de la cadena de producción, subieron por primera vez en cinco meses debido al aumento de la energía. Excluidos los alimentos y la energía, los bienes transformados para la demanda intermedia subieron un 0,5%, la mayor subida desde mayo de 2022.

Lea más en Bloomberg.com