Inversores extranjeros han impulsado el mercado de bonos estadounidense este año

Los inversores extranjeros volcaron US$187.000 millones en pagarés de empresas estadounidenses

U.S. ten dollar bills shuffle through a counting machine at the Alfa Divisas SA de CV currency exchange in Mexico City, Mexico, on Wednesday, June 6, 2012. The biggest drop in the Mexican peso in eight months is prompting Jefferies Group Inc. and Deutsche Bank AG to predict the central bank will step up intervention in the currency market to prevent inflation from quickening. Photographer: Susana Gonzalez/Bloomberg
Por Josyana Joshua
14 de junio, 2024 | 03:19 PM

Bloomberg — Los inversores de crédito han pasado gran parte del año preguntándose cuándo disminuiría la demanda extranjera de bonos corporativos estadounidenses de alta calificación, pero hasta ahora está mostrando signos de fortalecimiento a medida que mejoran las perspectivas macroeconómicas de la economía estadounidense.

Lea también: Los bonos están superando al bitcoin mientras crecen las dudas sobre el rebote de las criptodivisas

Durante el primer trimestre de 2024, los inversores extranjeros volcaron US$187.000 millones en pagarés de empresas estadounidenses, según Torsten Slok, economista jefe de Apollo Global Management. Esto supone un salto del 61% respecto al mismo periodo del año pasado.

Es posible que los inversores extranjeros sigan animándose por la mejora de las perspectivas macroeconómicas de EE.UU. El gasto ha demostrado su resistencia y un informe de esta semana mostró que las presiones inflacionistas se están moderando. Las probabilidades de que la economía estadounidense se contraiga han caído hasta el 13% en la última encuesta de Bloomberg entre economistas, desde el 38% de marzo. Al mismo tiempo, en Francia han surgido turbulencias en los mercados tras la decisión del presidente Emmanuel Macron de convocar unas elecciones anticipadas, lo que ha afectado a los bonos bancarios de la nación, entre otros.

PUBLICIDAD

La demanda de los inversores asiáticos y, en menor medida, de los europeos ha sido un apoyo clave para los bonos corporativos en dólares, las acciones y los fondos del mercado monetario este año. En el caso de la deuda empresarial, el voraz apetito ha contribuido a absorber la oferta casi récord de este año, que ha aumentado alrededor de un 20% respecto al año pasado por estas fechas.

Le recomendamos: Buenas noticias para operadores de bonos atrapados en juego de espera de la Fed

Con rendimientos superiores al 5% en el mercado de deuda de primer orden, se ha producido incluso un repunte de la actividad de compra de bonos por parte de regiones tradicionalmente menos activas, como Oriente Medio y Sudamérica, afirmó Nicholas Elfner, codirector de investigación de Breckinridge Capital Advisors.

PUBLICIDAD

"La demanda extranjera es importante ahora para el mercado de bonos con grado de inversión", afirmó. "Está impulsando la demanda".

Los costes de cobertura han bajado para los inversores con sede en Japón, y se están estabilizando tras un tramo al alza para los inversores de la eurozona.

La demanda exterior alcanza niveles récord.

Sin duda, los rendimientos del Tesoro estadounidense a 10 años han estado cayendo rápidamente desde finales de abril, lo que pone de relieve un riesgo potencial en este caso: que la demanda extranjera podría disminuir a medida que los inversores encuentren rendimientos más altos en su país. Y cualquier movimiento sorpresa de la Reserva Federal podría traducirse en mayores costes de cobertura, según el estratega de crédito de JPMorgan Chase & Co (JPM), Nathaniel Rosenbaum, lo que sería negativo para la demanda.

"Hay mucho en juego en las próximas reuniones de la Fed en lo que se refiere a la demanda continuada de crédito estadounidense por parte de los inversores extranjeros", dijo Rosenbaum en una entrevista.

Por ahora, la Fed se ha aferrado a su postura de mantener elevados los costes de endeudamiento durante más tiempo al prever un único recorte de tasas este año, lo que debería mantener el interés de los inversores ávidos de rendimientos por el mercado de deuda corporativa estadounidense.

Y la demanda del exterior persistirá mientras las empresas estadounidenses emitan deuda a plazos más largos, afirmó David Del Vecchio, codirector de investigación de grado de inversión de PGIM Fixed Income. La deuda estadounidense representa actualmente el 75% del mercado de bonos corporativos a largo plazo, afirmó.

"Si le interesan los bonos corporativos con grado de inversión en el extremo largo del mercado, en cierto modo tiene que comprar EE.UU. porque somos una parte muy importante del mercado mundial", dijo en una entrevista. "Así que seguimos beneficiándonos de ese hecho y seguimos viendo cómo la demanda entra en nuestro mercado".

Lea más en Bloomberg.com