Negocios

Cambios en outsourcing generarían más carga de pasivos a empresas por NIF

Las nuevas reglas impulsaron dos modificaciones a las Normas de Información Financiera (NIF).

El 24 de septiembre, el Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera (Cinif), el organismo encargado de las normas contables en el país, emitió sus recomendaciones para 2022.
18 de octubre, 2021 | 05:05 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de México — Los cambios a las reglas de subcontratación o outsourcing en México, aprobadas en abril, impulsaron a las empresas mexicanas a cambiar en meses su manera de operar, pero también la forma en la que llevan su contabilidad, una medida que se verá reflejada en los reportes financieros al tercer trimestre.

Luego de una prórroga, las compañías, incluidas las que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, tuvieron hasta los primeros días de septiembre para ponerse en orden y realizar ajustes para no estar fuera de la ley. El gobierno impulsó este cambios ante lo que percibía como abusos de la figura del outsourcing, favoreciendo el menor pago de impuestos y de beneficios a los empleados.

Contrataron a los empleados, que anteriormente realizaban sus funciones a través de terceras empresas y fusionaron subsidiarias, entre otras acciones, para evitar la penalización de las autoridades.

PUBLICIDAD

Ahora deberán aplicar un cambio más: deberán modificar la manera en que llevan su contabilidad.

“Esto va a impactar en la composición de los estados financieros”, dijo Blanca Esthela Landeros, miembro de la Comisión Técnica de Normatividad Contable del Colegio de Contadores Públicos de México.

El 24 de septiembre, el Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera (Cinif), el organismo encargado de las normas contables en el país, emitió sus recomendaciones para 2022. Dos de las cuales responden a la nueva normatividad en materia de outsourcing podrían generar una mayor carga de pasivos a las empresas.

PUBLICIDAD

La nueva normatividad tendrá vigencia a partir del 1º de enero de 2022, permitiendo su aplicación anticipada para 2021.

Ver más: Reforma de outsourcing: cientos de empresas dejarán de operar y facturar sin nueva prórroga

Una de las recomendaciones se relaciona con el reparto de utilidades, conocida como NIF-D3 beneficio a los empleados. Las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo establecen límites para la determinación del reparto de utilidades o PTU.

De acuerdo con Cinif tras el cambio en la determinación del reparto de utilidades establecido en la ley, las empresas pueden encontrarse ante la necesidad de realizar juicios para determinar la PTU diferida, por lo que Cinif realizó ajustes para que las empresas puedan hacer la mejor estimación posible.

“Las emisoras tienen que hacer reservas por concepto de PTU. Antes no las incluían, ahora va a ver impactado dentro del pasivo como una reserva más una provisión”

Blanca Esthela Landeros, miembro de la Comisión Técnica de Normatividad Contable del Colegio de Contadores Públicos de México.

Cinif también realizó modificaciones para incorporar financieramente dentro de las matrices a las empresas que realizaban labores de outsourcing. Entre abril y septiembre varias emisoras fusionaron subsidiarias que estaban encargadas de actividades de contratación.

Algunas de ellas operaban bajo un esquema de empresas de control común, que no estaban consideradas dentro de las Normas de Información Financiera en materia de adquisición de negocios o NIF-B7.

PUBLICIDAD

“Debe reconocerse por la entidad adquiriente los activos y pasivos de la entidad adquirida, se los tienen que incorporar a la empresa principal porque dejan de ser un outsourcing”, señaló Landeros.

Le puede interesar: Empleo en México está a un paso de regresar al nivel prepandemia


PUBLICIDAD