Economía

Lagarde: alza de tasas en 2022 es improbable, pero BCE actuará si es necesario

Sus declaraciones se producen unos días después de que los precios al consumo de la zona del euro se dispararan un 4,9% en noviembre y al cambio de postura de Powell en EE.UU.

Christine Lagarde
Por Alexander Weber y Carolynn Look
03 de diciembre, 2021 | 06:41 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, calificó de improbable la perspectiva de una subida de tasas de interés el próximo año, pero dijo que actuaría rápidamente para combatir la elevada inflación en caso de que fuera necesario.

“Cuando se cumplan las condiciones de nuestra orientación futura, no dudaremos en actuar”, dijo Lagarde a Reuters en una entrevista transmitida por Internet el viernes.

Sus declaraciones se producen apenas unos días después de que los precios al consumo de la zona del euro se dispararan un 4,9% en noviembre -la tasa más rápida desde la creación de la moneda común- y aumentaran aún más rápido, hasta el 6%, en Alemania.

PUBLICIDAD

Los comentarios también siguen a un abrupto cambio de postura del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, quien sugirió esta semana que la palabra “transitoria” ya no debería utilizarse para describir lo que está sucediendo con la inflación.

Se espera que el aumento inflacionario se modere.dfd

Lagarde describió el viernes el actual repunte de los precios como temporal y dijo que no era apropiado comparar a Europa con Estados Unidos. La inflación probablemente se desacelerará el próximo año, cuando el impacto de un recorte del impuesto sobre las ventas en Alemania en 2020 se desvanezca y la presión al alza de los costes de la energía disminuya, dijo.

“Una joroba acaba disminuyendo, y esto es lo que proyectamos para 2022″, dijo Lagarde. “Creemos que ahora estamos en el nivel alto de la joroba y que empezará a declinar”.

PUBLICIDAD

Aun así, mientras ella hablaba los mercados monetarios adelantaron las apuestas sobre una subida de tipos de 10 puntos básicos por parte del BCE a diciembre de 2022, desde febrero de 2023.

Por su parte, Klaas Knot, miembro del Consejo de Gobierno, declaró al periódico holandés De Financieele Dagblad que no descarta una subida de los tipos de interés en 2023.

Con una subida aún lejana, la atención a corto plazo se centra en la reunión del BCE del 16 de diciembre, en la que se determinará el futuro de sus medidas de estímulo y se presentarán las proyecciones actualizadas de crecimiento económico e inflación.

Las compras netas en el marco del emblemático programa de compra de bonos de 1,85 billones de euros (US$2,1 billones), conocido como PEPP, expirarán a finales de marzo, un calendario que, según Lagarde, sigue vigente en las condiciones actuales.

La cuestión es qué ocurrirá con un programa de compra de activos separado cuando el PEPP termine, sobre todo teniendo en cuenta que aún se desconocen las implicaciones sanitarias y económicas de la variante ómicron del coronavirus.

Dada la incertidumbre, Lagarde dijo que prefería no asumir compromisos a largo plazo.

PUBLICIDAD

“Tenemos que dar claridad porque, de lo contrario, sólo añadimos incertidumbre a la incertidumbre”, dijo. “Hay formas de dar claridad sin asumir un compromiso a largo plazo”.

Le puede interesar:

Bancos centrales no deben alarmarse por aumento de inflación: OCDE

PUBLICIDAD

Más funcionarios de la Fed apoyan adelantar retiro de estímulos

El riesgo de ómicron puede ser incierto, pero la inflación no lo es

PUBLICIDAD