Viajes

Si vuela con frecuencia en vuelos internacionales, este es un truco que preservará su cordura

Las maletas de viaje son cruciales, explica la fotógrafa de moda Bridget Fleming, que aconseja qué guardar en ellas y ofrece otros trucos de viaje.

Si eres un pasajero ávido de asientos de ventanilla, vale la pena que compruebes en línea la configuración de los asientos de tu avión. (SeatGuru es un gran recurso).
Por Mark Ellwood
12 de diciembre, 2021 | 11:56 am
Tiempo de lectura: 7 minutos

Bloomberg — En Bloomberg Pursuits nos encanta viajar. Y cuando podemos hacerlo de nuevo, queremos asegurarnos de que lo hacemos bien. Por eso hablamos con trotamundos de todos nuestros campos de lujo (comida, vino, moda, coches, bienes raíces) para conocer sus trucos de alta gama, sus consejos para ahorrar tiempo y sus experiencias fuera de lo común. Estos son los distinguidos Travel Hackers.

La fotógrafa de moda australiana Bridget Fleming ha trabajado por todo el mundo, en lugares como Islandia, Fiji, Marruecos y Perú, filmando para marcas como Net-a-Porter y Abercrombie & Fitch, así como para varias ediciones internacionales de Vogue.

PUBLICIDAD

Fleming suele volar con Delta, si puede, y lleva varias tarjetas de crédito de American Express de marca compartida con la aerolínea para asegurarse de que aprovecha al máximo los beneficios. Cada una de ellos ofrece una bonificación anual vinculada a una determinada cantidad de gastos; ella utiliza una hasta que alcanza el umbral que la activa. “Entonces pongo a dormirla (la tarjeta) durante el año natural y la vuelvo a utilizar el segundo (año)”, se ríe. (No es que su agenda típica antes de la pandemia pusiera en riesgo su estatus de primera clase; acumuló alrededor de 228.000 millas en 2019).

Aunque Fleming ha continuado viajando en la era del Covid-19, siempre empaca mascarillas en cada maleta, no sea que se pierda alguna. “Siempre estás buscando a tientas en varias bolsas, y siempre hay un bolsillo con una mascarilla, por si acaso”, dice, “Desechable o no, lo que sea. Hay algo en cada bolsillo”.

PUBLICIDAD

Vive en Brooklyn, Nueva York, con su pareja, el fotógrafo Hans Neumann. Sin embargo, pasarán más tiempo en Italia, donde la pareja está preparando su primer proyecto de hostelería: Masseria Madre, que abrirá sus puertas a principios de 2022, está cerca de la ciudad de Ostuni, en Puglia, donde se asienta en algo más de siete acres de un perdurable huerto de olivos.

Estos son los consejos de viaje de Fleming.

Si visita con frecuencia ciertos lugares, esta única herramienta lo mantendrá cuerdo.

Hay un montón de artículos de viaje esenciales que están, literalmente, en bolsas “para llevar” organizadas por continente y/o país para los destinos donde fotografío con frecuencia. Estos contenedores, fáciles de encontrar en Amazon, están en mi oficina, listos para volar. En ellas deposito moneda local (tanto monedas como billetes), adaptadores, números directos de conductores locales, cualquier tarjeta de metro y alguna tarjeta de visita de un restaurante que me haya gustado en el último viaje. Estas bolsas se meten en mi equipaje de mano y están listas para abrirse al aterrizar, justo en la parte delantera de una maleta con ruedas.

Compruebe siempre que el asiento de la ventanilla tiene realmente una ventana.

Personalmente, me gusta mirar por la ventanilla, porque me gusta ver a dónde voy y cuándo voy a aterrizar. En más de una ocasión, he acabado en un asiento que no tenía ventanilla, y estaba un poco desanimada porque era un vuelo de más de un par de horas, como el de Nueva York a Los Ángeles. Este problema parece afectar (sobre todo) a los vuelos dentro de Estados Unidos en aviones de tamaño mediano. Así que siempre reviso un artículo de Points Guy, en el que habla sobre la configuración, el vuelo y tiene unos cuantos puntos en referencia a los asientos de ventanilla que en realidad no tienen ventanas. Si eres un pasajero ávido de asientos de ventanilla, vale la pena que compruebes en línea la configuración de los asientos de tu avión. (SeatGuru es un gran recurso). No todos los asientos de ventana son iguales.

PUBLICIDAD

El otoño pasado, durante un viaje de trabajo, descubrió uno de sus nuevos destinos favoritos.

Estuve en Alaska por trabajo (el año pasado), y nos topamos con Talkeetna, un pueblo pequeño muy bonito que es como el Woodstock de Alaska. Y es el punto de partida para cualquiera que suba a Denali. Utilizo Talkeetna Air Taxi, que tiene un historial de seguridad impecable. Su base está en Talkeetna, donde también se encuentra la Denali Brewing Co. Mi opción de alojamiento sin complicaciones es donde duermen los escaladores, Swiss Alaska, que no es demasiado “burguesa”. Hay un puñado de alojamientos de Airbnb disponibles con un poco más de pulido, como Belle’s Cabin.

Si el presupuesto no es un problema y quiere subir a Denali, pruebe con el Sheldon Chalet, que se encuentra en las profundidades del parque nacional, al que sólo se puede acceder en helicóptero. El paisaje de Alaska es realmente fenomenal. Vaya en temporada baja, como en junio, cuando no tendrá que enfrentarse a las mismas multitudes que en julio o agosto para conseguir reservas. Y todo el mundo está más relajado en temporada alta, el ambiente es mucho más amable y acogedor.

PUBLICIDAD

Dos formas astutas de sortear las restricciones de las aerolíneas de bajo costo cuando se trata del equipaje de mano.

En Europa, hay que tener en cuenta el peso y el tamaño, y dejar la maleta de mano en un contenedor de tamaño determinado; pueden ser muy estrictos. Así que suelo llevar una gabardina muy espaciosa cuando viajo, con muchos bolsillos en los que puedes esconder cosas, no cuando pasas por el control de seguridad, sino cuando estás en el registro o en la puerta de embarque. Tengo una gabardina muy bonita de Isabel Marant, que es ligera, con bolsillos internos y externos, algo así como de una de buen tamaño. Tiene un poco de espacio extra en el bolsillo, ¿tal vez para una lente en cada lado? También me aseguro de que mis bolsos sean como muñecas rusas (mamushkas) por la misma razón, donde hay una bolsa dentro de otra que se convierte en una bolsa de hombro más pequeña. Puede que se vea obligado a documentar una maleta con ruedas en la puerta de embarque, pero acaba casi vacía, porque puede llevar sus cámaras con usted. Es una bolsa extra para sus cosas valiosas.

¿No encuentra el zapato que debe comprar en Nueva York? Pruebe en la boutique frente a la playa.

Si quiere ese bonito bolso de Jil Sander que está agotado en todas partes (y que no está disponible), pruebe en una boutique multimarca en algún lugar como las islas griegas o la costa de Amalfi. Son esos destinos vacacionales semiburgueses y de gran afluencia que quizá no tengan una boutique propia de una marca, pero sí algunas marcas. Estuve en Santorini y eso ocurrió. También puede tener suerte y encontrar en Love Me Santorini un zapato o un bolso de mano que, de otro modo, estaría agotado en las boutiques de las grandes ciudades. Es una sorpresa muy agradable para consentirse.

PUBLICIDAD

Este bolso es el compañero de viaje más discreto y de las manos libres.

Yo no viajo con una Rimowa: La marca es bonita y está hecha con elegancia, pero también creo que te convierte en un faro, o en un objetivo (para el robo). Hace unos años, cambié mi equipaje de mano por un Travelpro 21, una marca preferida por el personal de las aerolíneas. No es el equipaje más sexy, pero la maleta de mano de cuatro ruedas seguirá rodando en línea recta a tu lado con cierto impulso (sin manos) mientras envías esos últimos mensajes urgentes que se acercan a la puerta de embarque. También indica al personal de la puerta de embarque que esta bolsa cabe en cualquier compartimento superior, por lo que no hay peligro de que su equipo fotográfico sea revisado en la puerta.

Nunca escatime en un boleto de avión económico.

Merece la pena gastar 20 libras (US$27) más en un boleto para embarcar antes que los demás cuando vuela con una compañía de bajo costo como easyJet o Ryanair. Recuerda que está en una aerolínea de bajo costo, por lo que hay un poco espacio para moverse, ya que todos intentan abordar el avión lo más rápido posible. Así que si tiene la opción de llegar antes que todos, relájese y no se preocupe por lo que pueda llevar. Creo que es valioso. Creo que es una pequeña cantidad de dinero para el tipo de compensación. Sólo tendrá para un cóctel menos cuando salga esa noche.

PUBLICIDAD

Aunque no tenga derecho a una compensación por cualquier problema relacionado con el vuelo, siempre vale la pena preguntar.

Hace sólo unos ocho días tuvimos un retraso de seis horas. Así que yo (y las tres personas que viajaban conmigo) recibimos cada uno las 15.000 millas de cortesía de Delta. Sólo hay que llamar y pedirlo. Una vez que aterrizamos, me puse en contacto: Sea educado, llame y explique la situación. Las aerolíneas son bastante receptivas a la hora de mantener contentos a los viajeros (y de utilizarlos con frecuencia). Hágalo en el Uber entre el aeropuerto y el hotel. ¿Por qué no intentar añadir más millas a ese viaje?

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Consejos de un All-Star de la NBA sobre etiqueta en viajes de lujo

En viajes de negocios, ¿se necesita realmente una habitación de hotel?

Para las mejores vacaciones, planifica como abuelo y actúa como adolescente

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD