PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mercados

Cuando Cathie Wood pierde, él gana, y todo empezó con un tuit

Las participaciones de ARKK fueron algunas de las mayores beneficiarias del estímulo monetario y fiscal repartido durante la pandemia

Catherine Wood de ARKK
Por Alex Wittenberg y Emily Graffeo
26 de enero, 2022 | 08:47 pm
Tiempo de lectura: 5 minutos
Últimascotizaciones

Bloomberg — El tweet perdido se destacó: ¿Por qué no iniciar un fondo para apostar contra Cathie Wood, la inversora estrella que ha estado tropezando tan fuerte?

“Santo cielo, es una gran idea”, pensó Matthew Tuttle cuando el tuit cruzó su feed el año pasado. Su fondo que apuesta contra compañías que previamente se fusionaron con SPAC, otra moda de inversión del momento, había tenido un buen desempeño en medio de señales de que la economía pandémica estaba perdiendo fuerza. Así que Tuttle, de 53 años, pensó que había llegado el momento de apostar contra Wood.

PUBLICIDAD

Aproximadamente una semana después, solicitó lo que se convertiría en SARK, el ETF anti-ARKK, un fondo que gana cuando pierde el popular fondo cotizado en bolsa Ark Innovation de Wood.

El ETF Tuttle Capital Short Innovation (SARK), un peso gallo junto al gigante de US$12.000 millones de Wood, ha estado ganando mucho últimamente, con el otrora estelar ARKK cayendo mientras los operadores se preparan para aumentos en las tasas de interés. Las expectativas de una Reserva Federal más agresiva han afectado a las acciones de alto crecimiento como Zoom Video Communications Inc., Roku Inc. y Spotify Technology SA que dominan los fondos de Wood.

El fondo de Tuttle rastrea el desempeño inverso de ARKK utilizando contratos de swaps, intentando lograr el rendimiento opuesto del fondo de Wood en un solo día, una estrategia descrita en una presentación regulatoria el año pasado.

PUBLICIDAD

SARK retornó un 57% desde su debut el 9 de noviembre hasta el martes, mientras que ARKK se desplomó un 41%. Durante ese lapso, los inversionistas destinaron aproximadamente US$298 millones a SARK y obtuvieron US$92 millones netos del ETF de Wood, según datos compilados por Bloomberg. Tuttle dijo que los inversionistas continuaron invirtiendo dinero en su fondo esta semana, elevando el total a casi US$350 millones.

Mientras tanto, el interés corto como porcentaje de las acciones en circulación en ARKK ha subido a un récord, acercándose al 10%, según datos de IHS Markit Ltd. Las apuestas contra los otros fondos de Wood también están cerca de los máximos históricos.

Una portavoz de Wood se negó a comentar.

El éxito de SARK subraya la rapidez con la que incluso los inversores más exitosos pueden presenciar un cambio de fortuna, especialmente en un entorno macroeconómico que cambia rápidamente. La firme creencia de Wood en el próximo gran avance de la tecnología chocó con las expectativas de tasas de interés más altas y una política monetaria menos acomodaticia este año.

También revela cuánto se puede ganar colocando toda la atención cerca del centro de la estrategia de un fondo, tanto que un nuevo fondo está en camino con una estrategia para generar el doble de los rendimientos de ARKK.

Si Wood hubiera estado administrando un fondo discreto de US$100 millones, Tuttle probablemente no se habría molestado en apostar contra la tecnología no rentable, dijo. Pero la misma energía ferviente que llevó a Wood a la fama puede recuperarse una vez que cambien los mercados. Y debido a que iniciar un nuevo fondo es relativamente fácil, incluso uno que usa swaps para acortar una estrategia administrada activamente, Tuttle ha logrado ganarse a algunos antiguos discípulos de Wood que encuentran más conveniente comprar exposición inversa a ARKK que acortar el financiarse a sí mismo.

PUBLICIDAD

A pesar de las dificultades recientes de ARKK, Wood sigue siendo una inversionista femenina influyente y muy visible, lo que lleva a algunos a cuestionar el enfoque singular de Tuttle en su fondo. Afirma que el enfoque es simplemente el resultado de que no hay otro fondo de tecnología no rentable, pero dijo que la celebridad de Wood hizo que ignorar su éxito fuera casi imposible.

Gestora do ETF ARK Innovationdfd

“No soy negativo con Cathie Wood”, dijo Tuttle. “Esto es solo una mejor cobertura. Si es negativo en el mercado, ¿en qué preferiría estar corto: Zoom (ZM) , Teladoc (TDOC) y DocuSign (DOCU), o Apple (AAPL), Microsoft (MSFT) y Google (GOOGL)?

Para Tuttle, el giro de las acciones de crecimiento hacia las de valor que ha impulsado su fondo es una consecuencia natural de un banco central más agresivo. Desde 2009 hasta el año pasado, los mercados operaron bajo el supuesto de que la Fed intervendría si las cosas empeoraban lo suficiente, dijo, lo que permitió que las acciones no rentables y con múltiples múltiplos altos se desempeñaran excepcionalmente bien.

PUBLICIDAD

Ahora, una política más estricta significa que “la gente se está enfocando en compañías que son rentables hoy”, dijo Tuttle.

Las participaciones de ARKK fueron algunas de las mayores beneficiarias del estímulo monetario y fiscal repartido durante la pandemia. El aumento de las acciones tecnológicas ricamente valoradas en 2020 impulsó el avance de ARKK a casi un 150 % ese año, lo que llevó a Wood a la cima del mercado de ETF, valorado entonces en unos US$5,5 billones. Los operadores minoristas siempre en línea y los fanáticos de las acciones meme y las criptomonedas vieron el repunte aparentemente interminable personificado en Wood, quien llegó a representar una creencia inquebrantable en el progreso y la promesa de la interrupción.

PUBLICIDAD
Contraste de fondos ETFdfd

En 2021, cuando se implementaron las vacunas y se reabrieron las economías, ARKK comenzó a tener problemas. Los inversores abandonaron las acciones tecnológicas especulativas y comenzaron a comprar nombres que se beneficiarían de una recuperación más amplia. El fondo cayó un 24% en el año.

La pandemia también fue un momento de cambio para Tuttle.

Devastó la red de asesores en la que había confiado su empresa con sede en Greenwich, Connecticut, por lo que cambió su enfoque a herramientas para inversores minoristas. El mayor fondo de Tuttle Capital Management detrás de SARK es SPCX, que realiza un seguimiento de las empresas de adquisición de propósito especial antes de la fusión. También administra un fondo de “miedo a quedarse fuera”, FOMO (por sus siglas en inglés), que responde a los rumores mientras intenta moderar los riesgos. Tuttle planea solicitar 20 nuevos fondos en las próximas semanas, algunos con estrategias que “nunca se han hecho antes”, dijo.

PUBLICIDAD

Ahora, Tuttle ve una reducción en el primer trimestre a la vista que eventualmente recompensará las acciones de valor. Su fondo FOMO se encuentra actualmente en acciones de servicios públicos y de defensa del consumidor, apostando a dónde irá el mercado en lugar de solo exagerar.

“Volveremos a la ‘importancia de las ganancias’”, dijo.

Le puede interesar:

Acciones meme, De-SPAC y biotecnología se desploman en un duro comienzo de 2022

PUBLICIDAD

Incluso tras grandes recortes de precios, estas acciones tecnológicas no son una ganga

Cathie Wood alista nuevo ETF mientras se agrava año difícil para ARK

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD