NEF Panamá

Migración a través de Panamá cae 94% desde máximo, dice ministra del exterior

En el marco del New Economy Gateway Latin America, Érika Mouynes también aseveró que el país centroamericano crecerá 8% en 2022

Érika Mouynes, la ministra de Relaciones Exteriores de Panamá en una entrevista con Bloomberg TV en el marco del New Economy Gateway en la capital del país.
Por Maria Eloisa Capurro y David Papadopoulos
18 de mayo, 2022 | 06:02 PM

Bloomberg — La crisis migratoria que abrumó el año pasado a las autoridades panameñas se ha frenado casi por completo, dijo la ministra de Relaciones Exteriores del país, Érika Mouynes.

El año pasado, en el punto álgido de la crisis, unos 2.800 migrantes provenientes de Haití y otros países empobrecidos cruzaban por el Tapón del Darién, la vasta selva que cubre el sur de Panamá, en dirección a Estados Unidos.

Mouynes señaló que ese número se ha reducido a un promedio diario de 180 personas. La ministra atribuyó la brusca caída a varios factores, como los mayores esfuerzos conjuntos entre Panamá y otros países para acabar con bandas criminales que operan redes de tráfico de migrantes en la región.

PUBLICIDAD

Las autoridades disolvieron dos de esas bandas, una en Costa Rica y la otra en Colombia y Panamá, indicó Mouynes en una entrevista en el marco de la conferencia New Economy Gateway Latin America, de Bloomberg, en Ciudad de Panamá.

Mouynes advirtió que la disminución “no significa que haya terminado”. Dado que la pandemia provocó un aumento de la pobreza en la región, las causas subyacentes que contribuyeron a impulsar el aumento todavía existen, dijo.

Crecimiento al 8%

Mouynes, en una entrevista con Bloomberg TV, afirmó que la nación centroamericana podría alcanzar un crecimiento económico de 8% en 2022, con lo que seguiría siendo el país con el mejor desempeño en la región, luego de avanzar 15% en 2021.

PUBLICIDAD

Esto es así incluso cuando la guerra en Ucrania provoca un aumento de los precios de los alimentos y los fertilizantes, dos cuestiones clave para los países de América Central, que son importadores netos de ambos

“Tenemos que hablar más de las consecuencias locales de lo que está ocurriendo en el conflicto”, dijo Mouynes. Panamá convocó recientemente una cumbre regional para debatir el tema. “Estamos preocupados por la forma de abordar esto a nivel regional”.

Mouynes también señaló que, aunque se sigue señalando a Panamá como un paraíso fiscal, se trata de una opinión “equivocada”, ya que en un informe reciente varios países del G-7 ocupaban los primeros puestos de la clasificación, mientras que Panamá se encontraba entre los 15 primeros del mundo.

PUBLICIDAD