Uruguay

Precio de soja por las nubes: zafra en Uruguay supera previsiones y estos millones dejará

El rendimiento promedio de 3.000 kilos por hectárea y los precios altos se combinan para apalancar el nivel de las exportaciones

Cosecha
13 de junio, 2022 | 05:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Montevideo — La zafra de la soja en Uruguay, que está a punto de terminar, superó las previsiones. Los altos precios que siguen al alza, y que la semana pasada volvieron a tocar otro récord de US$652 en Chicago, se combinaron con rendimientos excepcionales de 3.000 kilos por hectárea en promedio, y dieron lugar a una campaña de la oleaginosa que se preveía buena pero cerrará aún mejor.

Las exportaciones de soja desde Uruguay se ubicarán este 2022 en el entorno de US$1.750 millones, según proyecciones realizadas por el Centro de Estudios para el Desarrollo en un boletín sectorial donde el think thank analizó al sector. Es la segunda mayor cifra desde que exigen registros y la más alta desde la zafra del año 2013.

“Los fundamentos del mercado mundial de soja con problemas en la oferta y pujante demanda china son consistentes con niveles de precios en máximos históricos, incluso superiores a los vistos en el superciclo de los commodities. En la última semana de mayo, Uruguay exportó a US$640 por tonelada”, señaló el informe al tomar como referencia los valores en el Puerto de Nueva Palmira.

PUBLICIDAD

El CED señaló también que la cosecha de la zafra 2021/2022 tendrá como resultado la mayor producción de este cultivo de los últimos cinco años, con un estimado próximo a 3.000.000 de toneladas. Esto por un lado debido a un aumento del 8% en el área sembrada en relación a la campaña anterior, hasta un total de 980.690 hectáreas. Por otro, ante la mayor productividad promedio por hectárea (3.000 kilos).

En diálogo con Bloomberg Línea, el economista del CED Ignacio Umpiérrez remarcó que “las tres variables claves se alinearon” para tener una buena zafra, en relación al clima, los precios y el rendimiento por hectárea. Uruguay registró buenos niveles de lluvias en la segunda quincena de enero que permitieron el desarrollo de los cultivos de verano, a diferencia de los problemas que tuvieron competidores como Paraguay, Argentina y el sur de Brasil.

Al mismo tiempo, los precios se consolidaron después del estallido de la guerra. “La guerra de Rusia y Ucrania ha venido a afirmar el precio en niveles altos y eso no parece que en el corto plazo vaya a cambiar. Sigue habiendo un mercado bastante tirante, con una oferta escaza y una demanda pujante”, dijo. “En este 2022 la cantidad de días que la soja ha estado por encima de US$600 es totalmente récord en comparación incluso con los años del superciclo de commodities”, añadió.

PUBLICIDAD

Sobre el rendimiento, que generaba “intriga”, el economista dijo que finalmente será “muy bueno”, y por encima de la media histórica. “Eso, junto al aumento del área, va a generar una producción de 3.000.000 de toneladas, que es alta”, sintetizó.

Así, señaló el CED, tanto la soja como la carne bovina apuntalan para Uruguay un nuevo año récord de exportaciones. En los primeros cinco meses del año, las colocaciones uruguayas de bienes por US$5.516 millones, un 40% más que el mismo período del año anterior. El 2021 representó para Uruguay el año con el mayor nivel de exportaciones desde que existen registros con US$11.549 millones, pero la tendencia de 2022 permite visualizar que será superado.

La soja uruguaya sin industrializar es colocada en pocos mercados, con ventas a China que implican más de la mitad del valor total exportado, donde pagan un arancel del 3%. De todos modos, en los últimos años creció la incidencia de mercados como Egipto, Bangladesh y Turquía.

Por zonas y nivel de empleo

La zona de Uruguay con mayor concentración de cultivos de soja son los departamentos de Soriano con 235 mil hectáreas, Colonia con 160.000 hectáreas y Río Negro con 141.000 hectáreas, según datos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Según números elaborados por el CED con base en los microdatos de la Encuesta Continua de Hogares del Instituto Nacional de Estadística, el sector de las oleaginosas empleó durante 2021 a 3.993 personas en chacras y 4.338 en servicios de apoyo. Si bien hubo desde 2014 una tendencia decreciente en los últimos años, a raíz de la caíd del área sembrada, desde el centro de estudios advierten que eso puede revertirse en este 2022 por el aumento de la superficie cultivada, mejores precios y el clima favorable.

Los datos preliminares de algunos sectores dan la pauta. Solo la logística para trasladar la soja de la chacras a los puertos en esta zafra generó unos 2.000 trabajadores por fletes, con una masa salarial de US$3,6 millones y un valor bruto de producción de US$90 millones en el rubro de traslados, señaló el informe.

PUBLICIDAD

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cómo ANCAP triplicó subsidio al combustible y un llamado a “juntar los pesitos ahora”

London Stock Exchange con “mucho interés” en bono uruguayo: Embajadora del Reino Unido

PUBLICIDAD