BlackRock advierte contra la compra de gangas ante nueva era de alta volatilidad

La invasión rusa y los cuellos de botella desde el lado de la oferta por la escasez de mano de obra mantendrán elevado el ritmo de crecimiento de los precios

Imagen de la Bolsa de Valores de Nueva York
Por Anchalee Worrachate
11 de julio, 2022 | 09:27 AM

Bloomberg — Una recuperación rápida a la vista para las acciones y los bonos, que están teniendo su peor año en al menos tres décadas, no está a la vista, según los estrategas de BlackRock Inc (BLK).

La cruenta guerra de Rusia en Ucrania y los cuellos de botella desde el lado de la oferta por la escasez de mano de obra mantendrán elevado el ritmo de crecimiento de los precios. Los bancos centrales endurecerán su política hasta que el dolor económico les obligue a cambiar de rumbo y convivir con la inflación. Limitados por la “hiperpolitización de todo”, los responsables de formular políticas tendrán dificultades para hacer frente a las consecuencias.

VER +
¿Llegará una recesión? Los inversores buscan respuestas en los resultados empresariales

“Nos enfrentamos a un nuevo mundo de mayor volatilidad macroeconómica y mayores primas de riesgo tanto para la renta fija como para la renta variable”, escribieron estrategas como Wei Li, Vivek Paul y Scott Thiel en un informe de mediados de año del Instituto de Inversión de BlackRock, la rama de investigación de la gestora de activos. “Es probable que la Fed ahogue el reinicio de la actividad económica y sólo cambie de rumbo cuando surjan daños”.

Las acciones y los bonos están mostrando los peores retornos para la primera mitad del año en la historia

La persistencia de las presiones sobre los precios ha tomado desprevenidos a muchos inversores en 2022. La incertidumbre sobre el suministro de energía desde la invasión rusa a Ucrania a finales de febrero obligó a los bancos centrales a abandonar las previsiones de que la inflación leve o transitoria.

PUBLICIDAD

El mayor gestor de activos del mundo mantiene su visión alcista a largo plazo sobre la renta variable, pero ha pasado a infraponderar las acciones de los mercados desarrollados en el corto plazo, al aumentar el riesgo de estancamiento en lo que respecta al crecimiento económico. Los inversores deberían apostar en cambio por el crédito, porque las valoraciones han mejorado y el riesgo de defaults está contenido, dijeron los estrategas.

A pesar del aumento de los rendimientos, BlackRock sigue siendo bajista en cuanto a los bonos estatales, tanto desde el punto de vista estratégico como táctico, y está infraponderado en deuda pública a largo plazo, incluidos los bonos del Tesoro de EE.UU.

VER +
Los tres mejores pronosticadores económicos dicen si México caerá en recesión

La elevada inflación y los altos niveles de deuda -que el Fondo Monetario Internacional estima en un 256% del producto interior bruto mundial- significan que los inversores exigirán una mayor compensación para mantener este tipo de activos, dijo la gestora de activos.

PUBLICIDAD

Bolsillos de valor

Al mismo tiempo, BlackRock ve algunos bolisllos de valor en la deuda pública. Favorece los bonos ligados a la inflación, especialmente los emitidos por naciones europeas, y sobreponderó la deuda soberana del Reino Unido el 11 de julio. Ambos están mal valorados por el mercado, según BlackRock.

El retroceso de las tasas de equilibrio de la zona euro desde mayo sugiere que los mercados están infravalorando las presiones inflacionistas derivadas del shock energético”, escribieron los estrategas en sus predicciones para los próximos seis a doce meses. “Los gilts británicos son nuestros bonos nominales preferidos. Creemos que la valoración del mercado de la subida de tasas del Banco de Inglaterra es poco realista a la luz del deterioro del crecimiento”.

La economía del Reino Unido parece más débil que la de sus pares debido a los efectos del Brexit, la pandemia, las interrupciones de suministro, la espiral de los costes de la energía, así como las crisis de los precios de los alimentos, según Paul, de BlackRock. Por lo tanto, el Banco de Inglaterra evitará ser demasiado agresivo en su búsqueda de aplacar la inflación. La decisión de mejorar la ponderación de los gilts se tomó antes de la decisión de Boris Johnson de dejar de ser primer ministro la semana pasada.

VER +
Empieza la carrera por suceder a Johnson: ya se postuló su ex ministro de Hacienda

Por lo demás, los inversores deben prepararse para ser ágiles. La llamada Gran Moderación, un periodo de crecimiento e inflación constantes, ha terminado, según BlackRock. ¿El resultado? La persistencia de la inflación, así como las oscilaciones bruscas y breves de la actividad económica.

“Podríamos volver a la volatilidad vista en la década de 1970″, dice el informe. “Este régimen no es necesariamente uno para ‘comprar la caída’. Las políticas no intervendrán rápidamente para frenar las fuertes caídas de los precios de los activos”.