Bloomberg Green

Comienza a verse el impacto de la escasez de agua en el principal río de Europa

La falta de agua del río Rin está provocando dificultades en el suministro de productos petrolíferos en Suiza y otros problemas en Alemania

El petrolero y quimiquero Manouk II navega junto a las orillas secas del río Rin cerca de Assmanshausen, Alemania, el jueves 14 de julio de 2022.
Por Jack Wittels y Todd Gillespie
16 de julio, 2022 | 11:21 AM

Bloomberg — El flujo de productos básicos hacia el interior de Europa está empezando a tambalearse a medida que los niveles de agua del río Rin siguen disminuyendo.

Dificultades en el suministro de productos petrolíferos en Suiza y la imposibilidad de que al menos dos centrales eléctricas en Alemania obtengan todo el carbón que necesitan están entre los efectos de la baja del curso de agua.

Además, se prevé que las altas temperaturas del verano, que tiene lugar actualmente en el Hemisferio Norte, aumenten aún más en la próxima semana.

PUBLICIDAD

El nivel de las aguas del Rin está en su punto más bajo para esta época del año desde al menos 2007, según datos del gobierno, lo que limita la cantidad de cargas que las barcazas pueden transportar.

El nivel del Rin en Kaub es el más bajo de la temporada desde al menos 2007dfd

Esto, sumado a los problemas de capacidad de los ferrocarriles alemanes, ha provocado que Suiza tenga dificultades para abastecerse de productos petrolíferos, principalmente diésel/aceite de calefacción, según la organización de importadores de combustible del país.

Por su parte, las centrales eléctricas de Mannheim y Karlsruhe, Alemania, operadas por Grosskraftwerk Mannheim AG y EnBW AG (EBK), han tenido problemas para abastecerse de carbón debido a la escasa profundidad de las aguas, justo cuando el país teme que Rusia no reanude el flujo de un gasoducto clave. Las empresas dijeron que sus operaciones de generación no se ven afectadas actualmente.

PUBLICIDAD

Según Sabrina Kernbichler, analista de S&P Global Commodity Insights, debido a la escasez de carbón en el mercado y a los bajos niveles del Rin, que dificultan el suministro del combustible, sólo estará disponible el 65% de la capacidad de carbón de Alemania en los próximos meses.

Alemania también importa productos petrolíferos a través del Rin, incluidos el combustible y el diésel de calefacción. Actualmente no hay escasez de gasolina o diésel en el país, según Herbert Rabl, portavoz de Tankstellen-Interessenverband e.V., que representa a los arrendatarios y propietarios de estaciones de servicio en Alemania.

Shell, propietaria de las refinerías de Wesseling y Godorf a lo largo del Rin, está supervisando la situación, según un portavoz.

Con la asistencia de Laura Hurst.

PUBLICIDAD