Mercados

Libra se hunde y apuestas de inflación tocan récord con crisis energética británica

La divisa del Reino Unido cayó a su nivel más bajo desde marzo de 2020 en un día en que Citigroup estimó que la inflación podría llegar al 18,6%

Libra esterlina
Por Libby Cherry y Naomi Tajitsu
22 de agosto, 2022 | 12:41 PM

Bloomberg — La crisis energética que impacta al Reino Unido está catalizando una nueva ola de apuestas por una mayor inflación y una libra más débil.

La divisa británica cayó a 1,1757 unidades por dólar, su nivel más bajo desde marzo de 2020. Los swaps de inflación a un año vinculados al índice de precios al por menor -una medida de la velocidad a la que los comerciantes ven aumentar los costes de consumo- se dispararon y subieron más de un punto porcentual, hasta el 12,7%, batiendo un récord anterior establecido la semana anterior.

Los movimientos tienen lugar mientras los precios del gas natural se disparan en el Reino Unido y Europa. Los operadores están cada vez más preocupados sobre la posibilidad de que hayan cortes extendidos a los suministros, lo que agravaría una inflación que ya se encuentra en máximos de décadas.

PUBLICIDAD

El Reino Unido también se está enfrentando a una situación de incertidumbre sobre las políticas gubernamentales, dado que el próximo primer ministro no será electo hasta el mes que viene.

En paralelo, los economistas de Citigroup Inc. (C) prevén que el índice de precios al consumo del Reino Unido se dispare hasta el 18,6% en enero. Los hogares británicos verán cómo la factura energética media se dispara hasta las 3.554 libras (US$4.200) al año en octubre, cuando el Reino Unido vuelva a poner un tope a los precios, según la consultora Cornwall Insight Ltd.

A nivel mundial, los mercados de bonos caen este lunes ante la expectativa de que la Reserva Federal adopte una postura más agresiva. La rentabilidad de los bonos británicos a 10 años subió hasta 11 puntos básicos, hasta el 2,52%.

PUBLICIDAD

En Europa, el rendimiento de los bonos alemanes a 10 años subió hasta 8 puntos básicos, hasta el 1,31%. Los swaps de inflación comparables subieron hasta el 8,63%.

Parte de lo que está perjudicando a la libra es que los operadores creen que el Banco de Inglaterra se verá obstaculizado en sus esfuerzos por subir los tipos debido a la debilidad de la economía. La lectura de la inflación en el Reino Unido, que se encuentra en su punto más alto desde hace décadas, y el desplome de la confianza de los consumidores la semana pasada han contribuido a la especulación de que el país se dirige hacia una estanflación.

Muchos estrategas ven más pérdidas para la libra esterlina frente al dólar. HSBC Bank Plc (HSBC) espera que la moneda británica cotice en torno a 1,16 dólares en el primer trimestre de 2023.

--Con la ayuda de Greg Ritchie.

PUBLICIDAD