Mercados

Peso mexicano podría beneficiarse del traslado de producción de China a México: BofA

México ha aumentando su presencia como exportador a EE.UU.; mientras que China ha perdido participación en las importaciones estadounidenses

México ha estado aumentando su participación en las importaciones estadounidenses en un grupo clave de productos como el cuero, el plástico, la madera, el papel, los textiles, el hierro, el acero y el vidrio
Por Maria Elena Vizcaíno
30 de agosto, 2022 | 12:24 PM

Bloomberg — El peso mexicano se beneficiará si los problemas de las cadenas de suministro llevan a más empresas a trasladar su producción desde Asia, según Bank of America Corp.

México ha estado aumentando su presencia como exportador clave a Estados Unidos, marcando lo que podría ser un cambio importante a medida que la guerra comercial entre EE.UU. y China, la pandemia y las sanciones en Rusia alteran las cadenas de suministro.

Para los estrategas de Bank of America Carlos Capistrán, David Hauner y Claudio Irigoyen, ya hay indicios de que ha comenzado el llamado “boom de la deslocalización” para el vecino del sur de EE.UU.

PUBLICIDAD

México ha estado aumentando su participación en las importaciones estadounidenses en un grupo clave de productos como el cuero, el plástico, la madera, el papel, los textiles, el hierro, el acero y el vidrio, algunos de los cuales vieron cómo la producción se trasladaba a China a principios de la década de 2000 cuando la nación asiática se unió la Organización Mundial del Comercio (OMC), según los estrategas.

“Este puede ser el comienzo de la reversión del ‘shock de China’ para México, lo que beneficiaría la producción potencial y el peso”, escribieron los estrategas en una nota publicada el martes. “China ha estado perdiendo participación en las importaciones estadounidenses, lo que abre una oportunidad para México”.

Según Bank of America, las importaciones estadounidenses de bienes manufactureros mexicanos han alcanzado un máximo histórico, con un incremento de más del 70% sobre los niveles anteriores a la pandemia en términos de dólares, lo que constituye una prueba indirecta del ‘nearshoring’ que se está produciendo.

PUBLICIDAD

Los estrategas también señalaron la estabilidad de la inversión extranjera directa en los últimos años, a pesar de la pandemia y la incertidumbre política.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD