Startups

Por qué a muchas startups colombianas ya no les atraen las valoraciones millonarias

Grandes rondas de inversión y rápido crecimiento deslumbraron a los emprendedores por años antes de que las startups recibieran un baño de realidad

Un oficinista en una cabina de un espacio de co-working de WeWork en el distrito de Waterloo en Londres, Reino Unido, el lunes 2 de agosto de 2021.
12 de septiembre, 2022 | 12:01 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bogotá — Crecer apalancadas en grandes rondas de inversión y endeudamiento para expandirse rápidamente por diferentes mercados, fue hasta hace poco la fórmula más extendida y aceptada para apalancar el crecimiento de las startups, pero esto empieza a cambiar.

Detrás de las millonarias rondas de inversión en el país se esconden hoy las dificultades de muchos emprendores para cumplir con las obligaciones adquiridas con sus inversionistas y crecer a un ritmo acelerado estando al borde de la insostenibilidad.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD

Si bien alcanzar el estatus de unicornio -empresas valoradas en más de US$1.000 millones, sigue siendo un hito relevante, la ola de despidos, las nuevas políticas de los fondos de inversión y la quema de capital han motivado a muchas startups a replantearse sus prioridades de cara a un mercado que demanda mucha más sostenibilidad y números más atados a la realidad.

Hemos empezado a ver que ahora los emprendimientos no se enfocan solo en la valoración de sus iniciativas pues, al final, solo se trata de estimaciones y proyecciones de en cuánto podrían llegar vender su compañía en algún momento”, dice en entrevista con Bloomberg Línea Geiner Toro, gestor del Portafolio Financiar de Ruta N.

Para el vocero de este centro de innovación y negocios de Medellín “ya lo importante se vuelve el resultado que van a tener con esa empresa, medido por ejemplo con indicadores como el EBITDA o flujos de caja, que dan una vista rápida de cómo va el núcleo del negocio y su rentabilidad”.

PUBLICIDAD

La directora ejecutiva de Endeavor Colombia, Camila Salamanca, explica a este medio que “en los últimos meses ha habido un ajuste en la tendencia del mercado y de las inversiones por parte de los Venture Capital como consecuencia del contexto económico global”.

En su opinión, esto ha llevado a que dichos fondos prioricen sus inversiones en compañías con fundamentales y métricas económicas sólidas que respondan a un modelo de negocio sostenible.

Esto en “búsqueda de la rentabilidad, y no solamente, en que tengan un crecimiento muy acelerado con valoraciones elevadas para ser reconocidas como unicornio”.

“El mundo del Venture Capital y las startups ha tenido una sacudida en este 2022. Cambiaron varios supuestos, la acelerada curva de crecimiento de la industria se frenó en varios sentidos, y muchas lógicas de la industria cambiaron. Sin embargo, como cada crisis, creo que está también pasará y obviamente dejará algunos cambios en la industria, pero pasará”, coincide Felipe Santamaría, director general de la aceleradora Rockstart en Colombia, en una publicación en sus redes sociales.

Geiner Toro, de Ruta N, complementa que si bien convertirse en un unicornio había sido el anhelo de muchas startups, esto ha ido cambiando en los últimos años.

“Muchas compañías cuestionan si llegar a esas cifras de valoración es un reflejo del éxito de una empresa. Más aún, cuando el ecosistema de inversión considera que ya no es tan importante usar las valoraciones como herramienta de toma de decisiones”, precisó.

PUBLICIDAD

Hasta ahora Colombia tiene únicamente dos empresas que han entrado al club de los unicornios, la plataforma de domicilios Rappi y la proptech Habi, que alcanzó ese estatus en mayo de este año.

Pero luego de los días dorados, el contexto macroeconómico global dio un baño de realidad con las altas tasas de interés y la consiguiente estrategia para contenerla con mayores tasas de interés en el mundo.

Este contexto hizo que los fondos de capital de riesgo reenfocaran su estrategia y “las startups se están replanteando su estrategia de crecimiento, ajustando las expectativas de inversión y enfocándose en su principal objetivo: la supervivencia”, señala Geiner Toro.

PUBLICIDAD
Personas trabajan en computadores portátiles.dfd

“Para lograr esa meta, muchas entonces han reducido lo que se conoce como burn rate, es decir, lo que se “quema” en sus gastos al recibir inversiones y, más bien, aumentar su runaway, que es el tiempo que se tiene para quedarse ilíquidos o sin capital para funcionar”, agrega.

En una entrevista con Bloomberg Línea, el emprendedor serial colombiano Mauricio Hoyos, uno de los inversionistas del programa Shark Thank, cuestionó en entrevista con Bloomberg Línea si seguirá siendo relevante o no en la actualidad el hecho de alcanzar el estatus de unicornio.

PUBLICIDAD

“Yo no sé si ya va a ser tan relevante ser o no unicornio, yo creo que ahora empieza a ser mucho más relevante es realmente qué tanta rentabilidad puedes generar y qué tan rápido le puedes devolver la plata a los inversionistas”, dijo el empresario en la entrevista.

A propósito de este punto, un reciente informe de la Asociación Latinoamericana de Capital de Riesgo y Capital Privado (Lavca, por sus siglas en inglés) indica que “en tiempos turbulentos, los VC (fondos de capital de riesgo) están optando por desplegar más capital en fundadores experimentados”.

De acuerdo a esa organización, solo en el primer semestre los fundadores que ya habían levantado capital en el pasado recaudaron el 43% de los dólares prevenientes de los fondos de capital de riesgo, un nuevo récord para Latinoamérica, según el informe.

PUBLICIDAD

El entorno es más que desafiante y una reciente encuesta de la empresa de datos financieros Preqin aplicada a más de 300 inversores de diferentes segmentos da muestras de ello.

El informe señala que un 50% los inversores prevé un peor rendimiento en los próximos 12 meses para el capital privado, mientras que un 55% tuvo la misma

“Las valoraciones del capital riesgo son las que más preocupan, ya que el 80% de los inversores consideran que esta clase de activos está sobrevalorada”, según concluye el reporte.

PUBLICIDAD