Uruguay

Precio combustible en Uruguay: por qué no baja el gasoil cuando ya lo hizo la nafta

El gobierno señala que el precio de paridad internacional para el gasoil todavía sigue por encima

La refinería de La Teja, de la empresa uruguaya ANCAP.
16 de septiembre, 2022 | 05:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Montevideo — El último ajuste de tarifas para el mes de setiembre incluyó en Uruguay una rebaja del precio de la nafta, pero el gobierno resolvió mantener el gasoil, un combustible fundamental en los costos del agro como motor de la economía uruguaya. Los productores mantienen expectativa de que octubre pueda ocurrir un descenso del precio del gasoil, aunque en el gobierno todavía son cautos al respecto. ¿Pero por qué no bajó en setiembre cuando ya hubo un descenso en la nafta?

El Poder Ejecutivo mantuvo el precio del gasoil en $64,99 por litro (US$1,59). En el gobierno señalaron que el precio de paridad internacional del gasoil se ubica todavía más de $1 por encima de lo que está en la venta al público, por lo que eso impide operativizar una rebaja.

De cara a octubre, el ministro de Industria Omar Paganini dijo esta semana en una conferencia de prensa que esperarán la evolución de los precios internacionales para resolver sobre fin de mes. “En el caso del gasoil el precio de referencia estaba todavía por encima del precio al público, mientras que en la gasolina estaba por debajo, entonces pudimos bajar la gasolina”, afirmó. “Todos los meses revisamos esos números. Si el precio de referencia baja, sin dudas se va a poder trasladar al gasoil”, añadió el secretario de Estado.

PUBLICIDAD

La mejora de la competitividad, y dentro de ella el precio del gasoil, fue uno de los asuntos conversados el miércoles en una reunión que el presidente Luis Lacalle Pou mantuvo con la Asociación Rural del Uruguay. Consultado por Bloomberg Línea tras el encuentro, el ministro de Ganadería Fernando Mattos dijo que “hay buena expectativa” sobre una eventual rebaja del gasoil lo que además, desde su punto de vista, sería “una buena señal” hacia el sector productivo.

El presidente de ANCAP, Alejandro Stipanicic, afirmó por su parte que el gasoil se mantuvo por cuarto mes al mismo precio y el supergás hace seis meses, pese a en ambos casos tener “precios locales por debajo de la paridad de importación”.

“Las proyecciones internacionales, con gran margen de error, lo que marcan que es que el crudo va a estar entre US$95 y US$98 (a fin de año). Es lo mismo que está ahora. Lo que pasa que para los combustibles locales no solamente se toma en cuenta el precio del petróleo. Es más importante el precio de la gasolina o del gasoil en el golfo de México, y eso también es muy influenciado por estacionalidades”, dijo Stipanicic.

PUBLICIDAD

La fijación de tarifas

El gobierno comenzó a implementar desde setiembre de 2021 un sistema de fijación de tarifas de los combustibles que define ajustes mensuales al seguir como referencia el PPI, entendido como un valor teórico que tendrían los combustibles en el mercado local en caso de que Uruguay los importara. De todos modos, en los hechos, con la suba del precio internacional del crudo tras la guerra en Ucrania, el gobierno atenuó los saltos en las tarifas como caja del Estado, asumidas por la estatal ANCAP.

Los precios en el golfo de México son la base que toma la Unidad Reguladora de los Servicios de Energía y Agua para realizar su informe mensual que fija el PPI.

La ventana en que se toma el precio de referencia internacional para octubre irá entre el 26 de agosto y el 25 de setiembre. Según datos procesados por El Observador con base en los precios en el golfo de México, entre el 26 de agosto y el 12 de setiembre hubo un aumento de $2 en el precio de paridad del gasoil.

Combustible subsidiado

La empresa ANCAP resignó ingresos por US$ 130 millones durante el primer semestre por ventas a precios por debajo del PPI, de acuerdo a los resultados presentados por la compañía que es monopólica en la importación y refinación de combustibles.

En el primer semestre de 2022, la brecha generada por el gasoil fue de US$51 millones, mientras que el subsidio al supergás insumió US$46 millones. Las nafta, por su parte, generaron una resignación de ingresos por US$23 millones.

PUBLICIDAD