EE.UU.

EE.UU.: cada vez más consumidores dejan de comer carne por la inflación

Si bien el cambio lleva años y tiene que ver también con otras razones, buena cantidad de publicaciones en redes sociales indican que para algunos se debe a temas financieros

Filetes de carne en un mercado de EE.UU.
Por Paulina Cachero
24 de septiembre, 2022 | 08:12 AM

Bloomberg — El costo de la carne en EE.UU. se ha disparado en el último tiempo, lo que ha llevado a numerosos consumidores a adoptar dietas vegetarianas y veganas.

Si bien el cambio lleva años y también tiene que ver con otras razones, entre ellas de salud, ética y medio ambiente, buena cantidad de publicaciones en redes sociales indican que se debe a temas financieros.

El costo de la carne, el pescado y el pollo se disparó un 8,8% anual en EE.UU. en agosto, de acuerdo a cifras del departamento de Trabajo. El costo promedio del filete de carne era de casi US$10 por libra a finales de agosto, un 25% más que el mismo mes hace tres años, de acuerdo al departamento de Agricultura.

PUBLICIDAD

Tamara Sylvestre, que vive en Chicago, dice que los costos la han llevado a convertirse en vegetariana. Durante los últimos meses dejó de comer pollo, pescado y mariscos dado el aumento de precios. Llegó a un punto de inflexión en julio: dejó la carne por completo con excepción de alguna oferta o una visita a la casa de sus padres.

“Puedo sobrevivir sin carne cuando los precios son tan altos”, dijo, añadiendo que todavía compra nuggets de pollo para su hija de 11 años.

Mientras algunos consumidores se declaran “vegetarianos a tiempo parcial” a la espera de que los precios se enfríen, los que ya eran veganos por curiosidad encuentran más razones para hacer cambios permanentes en su dieta.

PUBLICIDAD

Mary Parrish, una animadora de 28 años residente en Atlanta, empezó a cambiar la leche por cremas vegetales y cambió los nuggets de pollo por los veganos hace unos seis meses. Cuando vio que el paquete de pechugas de pollo que solía comprar pasaba de US$13 a 20, decidió renunciar a la carne cuando cocinaba en casa.

Como muchos sustitutos de la carne son más caros que la propia carne, Parrish hace pizza sin pepperoni o come cuencos de burritos llenos de verduras.

“Es mejor para el medio ambiente y además es más barato”, dijo.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD