CADE 2022: Casa Andina invertirá en hoteles al exterior del Perú hacia el 2023

Juan Stoessel, director general de la cadena hotelera de Intercorp, precisa que la empresa peruana apuntará a países vecinos. También comenta sobre el impacto al sector turismo ante la crisis política

Casa Andina es una cadena hotelera peruana propiedad de Intercorp, y cuenta en operaciones en diversos puntos de Perú. Bloomberg Línea conversó desde CADE 2022 con su gerente general.
09 de noviembre, 2022 | 10:42 AM

Al igual que otras compañías del sector turismo en el Perú y el mundo, Hoteles Casa Andina continúa recuperándose de lo que fue el golpe de la pandemia durante el 2020 y parte del 2021. Al 2024 la compañía prevé recuperarse al 100% de lo que fue el impacto del Covid-19, aunque para Juan Stoessel, fundador y CEO de la compañía, el panorama en el país es aún complejo por la constante crisis política que se identifica.

Desde CADE Ejecutivos 2022, Stoessel comenta a Bloomberg Línea las perspectivas de crecimiento de la empresa hotelera de Intercorp, y critica la gestión actual del Ejecutivo que afecta las decisiones de inversión en el sector turístico.

¿Cómo avanza Casa Andina con las expansiones que tenía previstas para este año y las marcas asociadas?

Somos de las pocas empresas que están buscando crecer en el sector en este momento. Vemos que esta situación del país es un bache y lo vamos a pasar. Hemos creado en pandemia los hoteles asociados, que es lo que más crece ahora y que nos permite buscar los mejores hoteles en los destinos donde Casa Andina no está presente. El objetivo es que los hoteles no pierdan su esencia ni su operación, pero que tengan todo el respaldo comercial nuestro y que se capaciten para que cumpla los atributos necesarios con el objetivo de que lleven la marca Casa Andina. No pierden su nombre, pero llevan la marca.

VER +
CADE 2022: “Quisiéramos que el presidente Castillo nos diga qué compromisos asume”

¿Qué tanto ha avanzado la expansión de estos hoteles asociados este año?

Nos está yendo extraordinariamente bien, hay varios asociados que ya están funcionando y varios en el pipeline. Tenemos como nuevos destinos a Chanchamayo, Caral, Huancayo, Chimbote, Huaraz, Tarapoto, San Martín, y estamos abriendo pronto nuestro segundo hotel en Huancayo. También estamos abriendo Huancavelica, que es un destino muy interesante y abandonado, y un lodge en Iquitos; todo eso este 2022. Eso significa que cerraremos el año con 10 nuevos destinos de Casa Andina. La idea es a partir de enero del 2023 sumar un hotel al mes.

PUBLICIDAD

¿Para el 2023 cuáles son los destinos tienen mapeados?

Estamos aún cerrándolos, pero todos serán nuevos.

“Cerraremos el año con 10 nuevos destinos de Casa Andina. La idea es a partir de enero del 2023 sumar un hotel al mes”

¿Hay alguna posibilidad de expandirse al extranjero?

Seguramente el 2023 ya comenzamos a trabajar para poder conquistar algunos países de la región. Por ahora la idea es comenzar con países vecinos.

SECTOR TURISMO EN PERÚ: LOS PROBLEMAS CON EL GOBIERNO

Hubo muchas críticas al inicio del nombramiento del ministro Sanchez. A más de un año de su nombramiento, ¿cómo ve el sector? ¿Ha cambiado la percepción del rubro sobre el ministro Sánchez o se mantiene el descontento?

Tuve una buena comunicación con Roberto Sánchez desde el primer momento. Fue iniciativa de él, me gustó bastante y le comenté en ese espacio qué necesitaba el sector para recobrar y salir de la crisis absoluta de la pandemia. Hemos mantenido después un poco de comunicación. Pero la verdad es que este sector necesita infraestructura básica que aún no tenemos. En el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) sí hemos mantenido al ministro, pero es un ministro que está dedicado en un porcentaje gigantescamente alto en defender lo indefendible, mientras que en Transportes hemos tenido temas gravísimos.

PUBLICIDAD

También dependemos de Cultura, y es la primera vez en la historia que tenemos un desorden absoluto en la venta de boletos a MachuPicchu por un aspecto populista. Todo lo avanzado ha desaparecido y no por pandemia, sino porque tenemos un ejecutivo que claramente no sabe ejecutar. No tiene la más remota idea de cómo se manejan las cosas. Algo que es imperdonable es la cero promoción del país en el extranjero por órdenes de alguien de arriba en los meses anteriores. Es difícil de entender. La imagen del país está por los suelos, no han sido capaces de solucionar ni siquiera el problema de migraciones en el Jorge Chávez.

VER +
Carmen McEvoy: “Las fuerzas políticas de Perú siguen en la dinámica de la guerra”

El servicio del aeropuerto Jorge Chávez en general ha decaído y se percibe desde las múltiples quejas de usuarios tanto nacionales como internacionales. ¿Cómo ve esa situación y el retraso en la ampliación del aeropuerto?

Lo que es Migraciones es entera responsabilidad del Ministerio de Interior. Sobre el aeropuerto e infraestructura, el Jorge Chávez está totalmente colapsado y durante la prepandemia el principal motivo por el cual el Perú no podía seguir creciendo turísticamente era por el embudo que significaba el aeropuerto internacional. Se logró con mucha presión de los gremios hacer un gran terminal, solo uno, y las dos pistas de aterrizaje. LAP tiene problemas, se cuelga el sistema, los televisores, y claramente está trabajando sobre un terminal obsoleto, antiguo, que trae esas dificultades. Esto es complejo y hay responsabilidad tanto de LAP como del Ministerio de Transportes. Por otro lado se le debe exigir a Transportes y Comunicaciones que construya las nuevas vías de acceso al aeropuerto. Si no se hace eso, vamos a tener un nuevo terminal, dos pistas, y ningún acceso eficiente. Me preocupa sobremanera porque el MTC es claramente un sector que no está funcionando. Se ha dedicado a ver cómo robar, porque es lo que hemos visto de forma terrible, y se nota el nivel de ejecutivos de Transporte, que nunca ha sido muy bueno, es cada vez peor.

“Algo que es imperdonable es la cero promoción del país en el extranjero por órdenes de alguien de arriba en los meses anteriores. Es difícil de entender. La imagen del país está por los suelos”

¿No han visto ninguna mejora respecto a la gestión del MTC?

Bueno, el segundo aeropuerto más importante del país es el aeropuerto de Cusco y es una vergüenza para los peruanos. No cuenta con un solo servicio, no son siquiera capaces de abrir la playa de estacionamiento para recoger a los turistas. Son incapaces de solucionar las cosas básicas: baños cochinos, puertas que no funcionan... Es una vergüenza, y eso es gestión de Corpac, otra empresa manejada por el Estado.

¿Se ha tenido alguna conversación con el gobierno sobre la situación en Cusco?

Muchas veces, pero cambian de funcionarios constantemente. El aeropuerto de Cusco ha estado sin gerente durante más de dos años. Ahora hay una gerenta que no tiene autonomía, todo viene de Lima, y ese es el problema de poner a gente política y no profesional. Ahora es ver para creer: se han lanzado fechas sobre la remodelación, pero nada de lo que dicen sucede. Es dramático.

Machu Pichu

Además de la infraestructura que es clave para el turismo, ¿qué otros aspectos cree que se han descuidado? ¿Qué hace falta?

Gracias a que la crisis del Covid-19 terminó es que se está viendo una mejora increíble en todo el número de llegada de turistas. Eso está caminando, muy por debajo del mundo por lo que estamos conversando pero igual hay un crecimiento interesante. Pero nos vamos a demorar mucho más que el mundo para regresar a términos prepandemia. La pena es que nos tome tanto recuperarnos. Ya nos prometieron que va a comenzar la promoción del país en el extranjero y la promoción interna.

¿Por qué no empezó antes?

Por la indicación de que se prohíba la publicidad hacia afuera principalmente. Hay un fondo para eso, no era un tema de gastos. (Pero) se olvidaron, no tenían intención y cómo cambiaron a casi todos los funcionarios de Promperú, no sabían cómo hacerlo. Nadie tomaba decisiones. Como país necesitamos regresar a atraer turistas al nivel que estábamos antes, tenemos que participar en road shows del mundo, necesitamos buenas noticias y trabajar de la mano para sacar esto adelante. Siempre hemos trabajado de la mano con PromPerú y Mincetur, y tenemos que regresar a eso. Han creado un mercado de pulgas para la venta de entradas de Machu Picchu en aguas calientes, y eso es un caos.

¿Se ha alertado el caso de Machu Picchu por la venta de entradas?

Hay un tema populista que está haciendo que entreguen entradas en su gran mayoría a informales, y eso ha creado un caos. El gran perjudicado es el turista extranjero, que claramente no entiende el manejo y la reventa. Acaban de decir que los turistas no pueden pagar con tarjeta de crédito, solo con efectivo, cuando el mundo ya está mucho más bancarizado. La ministra de Cultura... qué te puedo contar. Es gravísimo lo que pasa también en Kuélap, estamos por perder un atractivo muy importante para el país.

PUBLICIDAD

¿Considera que el sector Cultura está muy descuidado?

Absolutamente descuidado.

¿No han tenido alguna conversación con la ministra Betssy Chávez sobre este tema?

Lo que pasa es que los ministros están dedicados exclusivamente a defender lo indefendible, a lo político. Todo el tiempo están viajando con el presidente, protegiéndolo, y nos preguntamos en qué tiempo se dedican al sector. Creo que ya ni siquiera tienen tiempo para eso. Han despedido a gran parte de las personas que estaban en el ministerio y que trabajaban enfocados en tratar los problemas de los sectores.

“Los ministros están dedicados exclusivamente a defender lo indefendible, a lo político. Todo el tiempo están viajando con el presidente, protegiéndolo, y nos preguntamos en qué tiempo se dedican al sector”.

¿Han visto que desde el Ejecutivo no hay mucho interés en el diálogo con el sector privado?

Nosotros toda la vida hemos sido de sentarnos a conversar. Hoy el único que nos ayuda es el Ministerio de Economía y Finanzas. El resto tienen temas populistas en la cabeza, y con populismo no avanzamos nada; por el contrario, retrocedemos. Después de ir a dos o tres reuniones, no avanzamos nada porque en los ministerios cambian constantemente a los funcionarios y para la siguiente reunión son otros los encargados. Nosotros tenemos también nuestras agendas llenas y venimos de una crisis. Dedicarle tiempo a algo que sabemos que no está funcionando es frustrante.

INVERSIONES A LA BAJA EN EL SECTOR TURISMO

¿Ve que haya inversiones nuevas en el sector turístico pese a esta situación?

Nuevas inversiones hay muy pocas. Puede haber pequeñas ampliaciones y obras del día a día, pero no son necesariamente nuevas. Al no tener una claridad sobre el futuro y las reglas de juego, escuchamos que la gente piensa invertir fuera del país, los que pueden hacerlo; que los profesionales de turismo se van a Europa, al Medio Oriente, entre otros países de la región, y eso es una pena. El hueco que vamos a tener de talento ya se siente. En gastronomía es lo mismo, hay una huida gigantesca al extranjero. Quien puede, se está yendo a distintos países porque hay una necesidad. El turismo nuevamente ha comenzado en todo el mundo, y acá nos recuperamos pero no a la misma velocidad. Encima, tenemos un círculo político permanente.

¿Lo político pesa más ahora en las decisiones de inversión en el rubro?

Si, y lo importante es mencionar que si hablamos del turismo corporativo -los extranjeros que vienen a hacer negocios- es el más golpeado a la fecha. Hasta hace poco Perú era la estrella de Sudamérica para hacer negocios. Esa caída (en turismo corporativo) está afectando fuertemente. Todos esos turistas que venían a ver qué negocios hacer acá ya no llegan al ritmo que llegaban antes. Eso afecta a toda la infraestructura.

TE PUEDE INTERESAR