Mercados

Operadores de bonos creen que esta podría ser la última subida de tasas de la Fed

En Wall Street muchos opinan que el escenario base sigue siendo alzas de tipos de un cuarto de punto porcentual en cada una de las próximas dos reuniones

El edificio Marriner S. Eccles de la Reserva Federal en Washington, D.C., EE.UU., el miércoles 6 de julio de 2022.
Por Edward Bolingbroke y Michael McKenzie
25 de enero, 2023 | 08:05 PM

Bloomberg — Cuando falta site días para la reunión de tipos de interés de la Fed prevista para el 1 de febrero, en el mercado de opciones los agentes consideran la posibilidad de que el alza de tipos que se prevé termine siendo el último del ciclo de endurecimiento de la política monetaria.

De cara a la próxima reunión, la negociación de opciones sobre el SOFR (por sus siglas en inglés, Tasa de Financiación Garantizada durante la noche) se ha dirigido sobre todo a la cobertura ante resultados poco favorables, además de a las opciones directas que puedan ser ventajosas si los inversionistas rebajan las perspectivas de un nuevo ajuste de la Reserva Federal en los meses venideros. Para el segundo semestre del 2023 ya se han fijado los precios de aproximadamente medio punto porcentual de recortes de tipos.

A lo largo de la pasada semana, los swaps han ido fijando el precio en torno a 48 puntos básicos con respecto a un aumento de los tipos en las 2 siguientes reuniones de política monetaria. Esta cifra supone una remota probabilidad, de alrededor del 8%, de que si la Fed sube su tipo de interés de referencia en 25 puntos básicos la semana que viene, esta podría suponer la última medida del banco central en el marco de un ciclo de endurecimiento que ha supuesto la actuación más enérgica frente a la inflación de los últimos decenios.

PUBLICIDAD
Swapsdfd

En las opciones SOFR, por ejemplo, se ha registrado una posición de US$40 millones que se podría beneficiar de una prima de subida de tipos de alrededor de un cuarto de punto porcentual descontado de los futuros de septiembre de este año. Otros planteamientos conservadores comprenden la cobertura frente a la eventualidad de que el tipo de interés aplicado a los recursos federales se sitúe en niveles muy inferiores al 5% señalado por algunos responsables de la Reserva Federal. En estos momentos, el tipo se sitúa en el 4,3%.

En el mercado del Tesoro, los rendimientos a corto plazo están comenzando a retroceder con el bono de dos años en camino a su mayor caída en un mes desde marzo de 2020.

Sin duda, las subidas de tipos de un cuarto de punto en cada una de las próximas dos reuniones siguen siendo el escenario base para muchos en Wall Street, aunque la brecha de siete semanas entre ellas añade un grado de incertidumbre al panorama.

PUBLICIDAD

“Dado el momento de la ventana entre las reuniones del FOMC (por sus siglas en inglés, Comité de Operaciones de Mercado Abierto) de febrero y marzo, la Fed tendrá una comprensión mucho mayor del desempeño de la economía de EE.UU. cuando se reúna a fines del primer trimestre”, Ian Lyngen, jefe de estrategia de tasas de EE.UU. en BMO Capital Marekts en Nueva York, escribió en una nota el lunes.

“No anticipamos que la información obtenida durante el próximo período entre reuniones sea suficiente para evitar un movimiento de un cuarto de punto en marzo, pero podría eliminar un alza de mayo”.

Con la asistencia de Garfield Reynolds.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD