Operadores ya dan por segura una subida tasas de la Fed para julio

Los swaps apuestan por una subida de un cuarto de punto hasta finales de año

El edificio Marriner S. Eccles de la Reserva Federal en Washington, DC, EE.UU., el sábado 3 de junio de 2023.
Por Michael McKenzie
07 de junio, 2023 | 03:43 PM

Bloomberg — El mercado del Tesoro incorporó por completo a los precios un endurecimiento adicional de la Reserva Federal para julio, lo que supondría la última subida de las tasas de interés en 2023.

El más reciente cambio en las expectativas de la política de la Reserva Federal fue acompañado de una caída de los bonos, con los rendimientos de los bonos del Tesoro a dos y cinco años subiendo al menos 12 puntos básicos. Las ventas aumentaron después de que el Banco de Canadá citara las persistentes presiones inflacionistas para anunciar una subida de un cuarto de punto el miércoles.

VER +
Operadores de bonos se sienten más cómodos con una pausa de la Fed

La tasa de los contratos swap vinculados a la reunión de julio subió al 5,33% el miércoles, es decir, 25 puntos básicos por encima de la tasa efectivo de fondos federales actual, del 5,08%. El swap de junio mostró nueve puntos básicos de endurecimiento antes de la reunión de la Fed de la próxima semana, lo que sugiere que los operadores se inclinan a favor de que el banco central decida hacer una pausa.

 Al descontarse los recortes de tasas, la rentabilidad a cinco años vuelve a subir por encima del bono largo

El contrato de la reunión de diciembre subió nueve puntos básicos, hasta el 5,08%, igualando el nivel actual del tipo efectivo. A su vez, el swap de diciembre está unos 25 puntos básicos por debajo del contrato de julio, lo que implica una relajación de un cuarto de punto a finales de año.

PUBLICIDAD

La volatilidad renovada en torno a la fijación de precios de las expectativas de la política de la Reserva Federal se avecina antes del índice de precios al consumo de EE.UU. de la semana que viene, que se publicará el primer día de la reunión de la Reserva Federal. Según los economistas encuestados por Bloomberg, se espera que tanto el índice general como el subyacente disminuyan en el último año, pero sigan estando muy por encima del objetivo del 2% de la Reserva Federal.

“De cara a la próxima semana, todas las miradas estarán puestas en los datos del IPC”, dijo el miércoles a Bloomberg Television Marilyn Watson, jefa del equipo de estrategia global de renta fija fundamental de BlackRock Inc. “La inflación sigue estando muy por encima del objetivo de la Fed. Así que pueden optar por hacer una pausa, saltársela o como quieras expresarlo. Desde luego, no es seguro que no vaya a haber más subidas”.

VER +
5 claves de la decisión de tasas de la Reserva Federal

El bono a 30 años, con una subida de cinco puntos básicos, hasta el 3,90%, fue a remolque de la presión vendedora en la parte delantera de los bonos del Tesoro, lo que provocó una nueva inversión de la curva. En un momento dado, el rendimiento a cinco años volvió a cotizar casi tres puntos básicos por encima del bono largo, la inversión más profunda desde el 22 de marzo.

PUBLICIDAD

Ese segmento de la curva del Tesoro alcanzó su máximo a principios de mayo, cuando el mercado anticipaba recortes de tipos a finales de este año, y el posterior aplanamiento reflejaba unos datos de empleo más firmes y una presión inflacionista persistente, así como el precio de la relajación.

Lea más en Bloomberg.com