EE.UU.

Lo que está en juego en juicio a Trump por fraude empresarial de US$250 millones

Este juicio arrojaría luz sobre la tensa relación de Donald Trump con sus banqueros, ya que exempleados y empleados del Deutsche Bank están en el listado de testigos del estado

Donald Trump saliendo de su edificio en Nueva York
Por Patricia Hurtado y Erik Larson
03 de octubre, 2023 | 08:15 AM

Bloomberg — El expresidente Donald Trump se enfrenta a partir de este lunes a Letitia James, fiscal general de Nueva York, en un controvertido juicio civil que hace peligrar el control que mantiene sobre su imperio inmobiliario que posee en el estado.

Se le acusa de adulterar su relación con bancos y compañías de seguros a lo largo de más de diez años, proporcionándoles informes financieros que exageraban el valor de sus bienes en miles de millones de dólares al año, desde la Trump Tower en Manhattan hasta su propiedad de Mar-a-Lago de Florida. Como penas, James reclama US$250 millones y que se le prohíba tanto a Trump como a sus hijos mayores ser directivos de cualquier empresa neoyorquina.

VER +
Trump planea asistir a la apertura de su juicio por fraude en Nueva York

El juez Arthur Engoron del Tribunal Supremo del Estado, responsable de velar por el juicio y de dictar sentencia, ya falló la semana anterior en el caso más significativo, al considerar a Trump como responsable del fraude. Ahora, el proceso sin jurado se concentrará en los otros seis cargos contra Trump y su empresa, entre ellos la emisión de estados financieros falseados y la confabulación para falsear registros comerciales. Ello definirá las penas.

Engoron tiene programado oír las pruebas a lo largo de aproximadamente 3 meses. El expresidente, que hace malabarismos con otros 5 juicios civiles y penales mientras hace campaña para regresar a la Casa Blanca, estará presente en la apertura del proceso este lunes. Además, se prevé que testifique en persona más adelante en el proceso. También testificarán sus 2 hijos, Donald Trump Jr. y Eric Trump, igualmente acusados en este caso.

PUBLICIDAD
VER +
Imperio empresarial de Trump, en peligro de disolución tras sentencia de Nueva York

El juicio también puede arrojar luz sobre la tensa relación de Trump con sus banqueros. Seis empleados actuales y anteriores de Deutsche Bank AG, uno de los mayores prestamistas de Trump antes de que cortara sus lazos tras la insurrección de enero de 2021 en el Capitolio de Estados Unidos, están en la lista de testigos del estado.

La demanda no alega que los bancos perdieron dinero al trabajar con Trump, pero el estado sí argumenta que las instituciones corrieron riesgo porque tomaron decisiones crediticias basadas en información falsificada.

El favorito republicano a la presidencia, de 77 años, niega haber actuado mal en todos los casos en su contra y califica la demanda de James como parte de un ataque político de los demócratas para obstaculizar su campaña.

PUBLICIDAD
El expresidente estadounidense Donald Trump, en el centro, entra en la sala del Tribunal Supremo del Estado de Nueva York, en Nueva York, Estados Unidos, el lunes 2 de octubre de 2023.dfd

Esto es lo que necesita saber:

Las acusaciones

James demandó a Trump en 2022, alegando que participó en un fraude “asombroso” al exagerar el valor de sus propiedades en hasta US$3.600 millones al año en sus declaraciones de situación financiera y mentir sobre su patrimonio neto. Comenzó a investigar las valoraciones en 2019 después de que el ex abogado y reparador de Trump, Michael Cohen, testificara ante el Congreso que su jefe de toda la vida manipuló las valoraciones de los activos para exagerar su riqueza.

Trump rechazó las acusaciones y dijo que la fiscal general demócrata lo “puso en la mira”. En su plataforma Truth Social, declaró que tenía “un gran caso basado en cifras fenomenales que muestran un patrimonio neto de miles de millones de dólares más de lo que ella afirmó de manera viciosa y falsa, muy poca deuda, mucho dinero en efectivo, una poderosa cláusula de exención de responsabilidad, préstamos cancelados, no impagos, bancos ‘felices’, grandes activos”.

Turmp infló sus númerosdfd

Lo que está en juego

El juicio no conlleva la amenaza de prisión como sí lo hacen los cuatro casos penales en su contra. Pero la doble amenaza de la enorme multa y la prohibición de Nueva York representan un golpe potencial para sus negocios.

Con el fallo previo al juicio por fraude, Engoron ya ordenó la disolución de cualquier certificado emitido a las compañías de responsabilidad limitada de Trump bajo la ley de Nueva York, poniendo en riesgo el control de sus mayores activos.

El impacto total del fallo, que no formará parte del juicio, aún no está claro. En una audiencia el miércoles, Engoron dio a Trump y James 30 días para recomendar los nombres de posibles síndicos independientes para supervisar la disolución de las empresas. La Organización Trump está formada por unas 500 entidades.

VER +
Juez de Trump rechaza petición de apartarse del caso de obstrucción electoral

Los activos

Las propiedades en el centro del caso se encuentran entre las más valiosas e icónicas de Trump.

PUBLICIDAD

Según James, Trump valoró falsamente Mar-a-Lago entre US$347 y US$739 millones durante una década, basándose en su potencial para el desarrollo residencial. Debido a que su uso está restringido únicamente como club privado, James alega que debería haber sido valorado más cerca de los US$75 millones. Trump informó que el tamaño de su apartamento triplex en la Quinta Avenida de Manhattan era de unos 30.000 pies cuadrados en lugar de los 11.000 pies cuadrados reales, lo que aumentó su valor de US$80 millones a US$327 millones, según James.

Engoron dijo sobre el triplex de Trump que “una discrepancia de este orden de magnitud, por parte de un promotor inmobiliario que evalúa su propio espacio habitable durante décadas, sólo puede considerarse fraude”.

Exageraciones en el valor de las propiedades de Trumpdfd

La defensa de Trump

Trump argumenta que James no puede demandar bajo la ley de Nueva York porque las valoraciones de activos supuestamente fraudulentas no dañaron al público y porque las “supuestas víctimas” son todas “titanes corporativos plenamente capaces de hacer valer sus considerables derechos legales”. Ha dicho que sus declaraciones anuales de situación financiera (los documentos centrales del caso) contenían “fuertes descargos de responsabilidad” que advertían a las instituciones financieras contra el uso de las cifras declaradas sin verificarlas dos veces.

Engoron y los jueces de apelación ya han rechazado estas defensas. Por ejemplo, el tribunal dictaminó el año pasado que “permitir renuncias generales de responsabilidad para aislar a los mentirosos de la responsabilidad socavaría completamente” la función que cumplen las declaraciones de situación financiera “en el mundo real”.

PUBLICIDAD

El testimonio de Trump

La evidencia contra Trump incluye extractos de una declaración de siete horas durante la cual fue interrogado bajo juramento por la oficina de James en abril. En la sesión, Trump explicó su filosofía sobre el cálculo del valor de los activos y la riqueza.

Afirmó que su nombre por sí solo valía al menos US$3.000 millones como “la marca más popular del mundo” y defendió las valoraciones que puso a sus mayores activos llamándolos “la Mona Lisa de la propiedad”.

PUBLICIDAD

También testificó que la autoridad final para tomar decisiones en la empresa recaía en su hijo Eric. Pero cuando fue interrogado en el caso en marzo, Eric Trump testificó que no tenía ningún papel en la valoración de las propiedades.

- Con asistencia dePhil Kuntz.

Lee más en Bloomberg.com