Uso mundial de carbón en centrales eléctricas alcanzará máximo en 2023, según Rystad

Es importante señalar que la utilización de carbón se ha mantenido casi estable en años recientes

Mina de carbón
Por Will Wade
05 de diciembre, 2023 | 03:04 AM

Bloomberg — Este año, la generación global de electricidad procedente del carbón tocará su nivel máximo conforme el despliegue de las energías renovables vaya desbancando al combustible fósil más contaminante, de acuerdo con un estudio de Rystad Energy.

El uso del carbón alcanzará los 10.373 teravatios-hora de electricidad en todo el planeta para el 2023, y se reducirá a 10.332 teravatios-hora en el 2024, señala un informe presentado este lunes por la firma de investigación con sede en la ciudad de Oslo.

Se trata de un cambio menor, pero importante.

VER +
BlackRock invertirá US$550 millones en Occidental Carbon Capture

La mayor fuente mundial de electricidad es el carbón, y es esencial limitar las emisiones de estas centrales para combatir el cambio climático. Representantes electos, ejecutivos y ecologistas se encuentran reunidos en la cumbre anual de las Naciones Unidas sobre el clima COP28 con el objetivo de lograr acuerdos que fomenten la energía limpia y pongan límite al consumo de los combustibles fósiles.

PUBLICIDAD
Gráfico de generación globalde energía a base de carbóndfd

“La caída en la generación total de carbón en 2024 puede ser pequeña en el papel, pero señala el comienzo de la era de la energía renovable en el mercado energético”, dijo en un comunicado Carlos Torres Díaz, vicepresidente senior de investigación energética y de energías renovables de Rystad. “El uso de carbón en el sector energético está alcanzando su punto máximo”.

También es notable que el uso de carbón se haya mantenido prácticamente estable en los últimos años, dijo en una entrevista Dennis Wamsted, analista de energía del Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero .

“¿Estamos en el punto en el que ya no subiremos más? Sí, está claro que estamos en ese punto”, dijo.

Lee más en Bloomberg.com