Mercados

Wall Street enfrenta semana decisiva con un rally bursátil de US$4 billones en juego

El índice S&P 500 ha sumado unos 4 billones de dólares en valor de mercado desde finales de octubre, a medida que los operadores se apresuran a entrar en las zonas más deprimidas del mercado

Un gráfico de velas en una pantalla
Por Jessica Menton, Elena Popina y Carly Wanna
09 de diciembre, 2023 | 05:51 PM

Bloomberg — Los inversores se enfrentan a una semana decisiva, ya que se espera que una medida clave de la inflación que se conocerá el martes y la decisión sobre los tipos de interés de la Reserva Federal del miércoles marquen el tono del mercado bursátil y de la economía de cara a 2024.

Las crecientes especulaciones de que la Reserva Federal ha dejado de subir los tipos y empezará a recortarlos a mediados de año están alimentando una fuerte caída de los rendimientos de los bonos del Tesoro y reavivando el apetito por el riesgo de los inversores. El índice S&P 500 ha sumado unos 4 billones de dólares en valor de mercado desde finales de octubre, a medida que los operadores se apresuran a entrar en las zonas más deprimidas del mercado, como las pequeñas capitalizaciones, que suelen beneficiarse de la caída de los costes de endeudamiento.

VER +
Donantes de Wall Street mantienen sus carteras cerradas: se calienta la carrera para 2024

“Las acciones han subido por el optimismo de que la Reserva Federal haya terminado de subir los tipos”, dijo Chris Zaccarelli, director de inversiones de Independent Advisor Alliance. “El precio ha sido racional teniendo en cuenta lo mucho que han caído los rendimientos a 10 años desde mediados de octubre. Parece que las acciones seguirán subiendo a medida que nos adentremos en 2024″.

Dicho esto, una mirada más atenta revela preocupaciones sobre la semana que se avecina. Una medida de la volatilidad esperada en el S&P 500 para las próximas cinco sesiones bursátiles está subiendo con respecto a los cinco días siguientes. En un momento dado de esta semana, la brecha alcanzó la mayor desde marzo para dicho periodo, lo que indica un aumento de la demanda de cobertura frente a las turbulencias.

PUBLICIDAD

El martes comienza la semana con la publicación del índice de precios al consumo de noviembre. Las señales de una inflación a la baja podrían animar a las acciones de cara a finales de año, al consolidar las expectativas de que la Reserva Federal se decantará pronto por la relajación monetaria. Según una encuesta de Bloomberg, los precios al consumo subieron probablemente a un ritmo anual del 3,1%, el más bajo desde junio.

Repunte de la volatilidad en los próximos díasdfd

Al día siguiente, se prevé que el banco central mantenga estable su política monetaria por tercera reunión consecutiva. Dado que los operadores prevén alrededor de un punto porcentual de flexibilización total el próximo año, estarán especialmente atentos a las previsiones de tipos de los funcionarios, así como a la conferencia de prensa del presidente Jerome Powell.

El riesgo es que una economía robusta mantenga la inflación alta, empujando a los funcionarios a considerar otra subida o a mantener los costes de endeudamiento elevados durante más tiempo de lo esperado. Eso podría pesar sobre los valores tecnológicos sensibles a los tipos que han impulsado gran parte de las ganancias del mercado en 2023.

PUBLICIDAD

“Lo que diga el presidente Powell la semana que viene podría hacer cambiar de opinión a la gente, sobre todo si adopta un tono más agresivo de lo que se espera”, dijo Zaccarelli.

El S&P 500 ha subido casi un 20% este año y cerró el viernes en su nivel más alto desde marzo de 2022. Los operadores esperan que si los rendimientos de los bonos siguen bajando en general, las acciones se preparen para ganancias generalizadas de cara a fin de año. Desde el 19 de octubre, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años ha caído de casi el 5% a alrededor del 4,2%, mientras que el S&P 500 ha subido casi un 8%.

El motor del rendimiento

La historia demuestra que las grandes caídas de los rendimientos de los bonos son beneficiosas para el mercado bursátil.

Desde 1980, ha habido 33 casos en los que los rendimientos del Tesoro a 10 años cayeron 50 puntos básicos o más en un mes, según los datos recopilados por Christopher Cain en Bloomberg Intelligence. La rentabilidad media a tres meses vista del S&P 500 fue de casi el 8%, y la del Russell 2000, del 8,2%.

“La naturaleza de este repunte de los bonos se basa en las apuestas a una política más favorable de la Reserva Federal, lo que favorece a las acciones”, afirma Cain.

El gran repunte de los bonos podría impulsar las accionesdfd

Parece que los inversores minoristas se han contagiado del entusiasmo. Compraron acciones estadounidenses por valor de 6.800 millones de dólares hasta el miércoles, según los datos recopilados por Peng Cheng, de JPMorgan Chase & Co. (JPM). Se trata de la mayor entrada semanal desde marzo de 2022, cuando la Reserva Federal inició su ciclo de endurecimiento.

Mientras tanto, muchos gestores activos que se quedaron fuera del rally de este año están tratando de recuperar el terreno perdido antes de fin de año, creando aún más impulso bursátil. Los fondos activos de gran capitalización lucharon por mantener el ritmo del rally del mes pasado, con sólo un 41% batiendo a su índice de referencia, según muestran los datos recopilados por Bank of America Corp.

PUBLICIDAD

Mucha gente se equivocó completamente en 2023″, dijo Vincent Deluard, director de estrategia macroeconómica global de StoneX, señalando que muchos inversores esperaban una recesión de cara al año. “Ha sido un año muy duro para los gestores activos. Mucha gente se equivocó con el panorama macro”.

Lea más en Bloomberg.com