Medio Oriente

EE. UU. muestra pruebas que afirma demuestran el ataque de Irán a un petrolero

Irán ha negado estar detrás del ataque del 29 de julio contra el petrolero Mercer Street frente a la costa de Omán.

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, dijo esta semana que Israel está preparado para atacar a Irán si es necesario, mientras su país presionaba para responder al ataque con drones.
Por David Wainer
06 de agosto, 2021 | 02:30 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Estados Unidos citó el viernes por primera vez pruebas que respaldan su afirmación de que Irán está detrás del mortal ataque con un dron contra un buque petrolero gestionado por Israel la semana pasada.

Se recuperaron múltiples partes del dron que mató a dos miembros de la tripulación y “eran casi idénticas a los ejemplos recogidos anteriormente de los drones estilo UAV (o vehículos aéreos no tripulados en español) de ataque iraní”, dijo el capitán Bill Urban, portavoz del Comando Central de Estados Unidos, en un comunicado. “Los expertos estadounidenses concluyeron, basándose en las pruebas, que este UAV fue producido en Irán”.

Otros dos drones que apuntaban al barco no tuvieron éxito, dijo.

PUBLICIDAD

Expertos en explosivos del Reino Unido e Israel tuvieron acceso a las pruebas y coinciden con las conclusiones de Estados Unidos, dijo Urban. Irán ha negado estar detrás del ataque del 29 de julio contra el petrolero Mercer Street frente a la costa de Omán.

La declaración de Estados Unidos se produjo mientras el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunía a puerta cerrada el viernes para discutir el ataque.

“Sabemos que Irán fue responsable de este ataque”, dijo la embajadora del Reino Unido, Barbara Woodward, a los periodistas en la ONU en Nueva York tras la reunión del Consejo. “No hay justificación para lo que ocurrió: un ataque sancionado por el Estado contra un buque civil que pasaba pacíficamente por aguas internacionales”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la enviada adjunta de Irán ante la ONU, Zahra Ershadi, dijo que su país rechaza “categóricamente” la acusación, y advirtió a Israel contra cualquier acción militar que pueda llevar a una escalada en la región.

“Irán advierte contra ese aventurerismo y esos errores de cálculo”, dijo. “Irán no dudará en defenderse y asegurar sus intereses nacionales”.

También el viernes, los ministros de Asuntos Exteriores del G7 emitieron una declaración en la que coincidían en que “todas las pruebas disponibles apuntan claramente a Irán.” Los representantes de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia y Japón y la Alta Representante de la Unión Europea dijeron que “no hay justificación para este ataque” y “seguiremos haciendo todo lo posible para proteger toda la navegación, de la que depende la economía mundial”.

Las tensiones se han intensificado en las vías navegables del Golfo Pérsico y sus alrededores, vitales para los mercados mundiales del petróleo, en la última semana. Estados Unidos prometió una “respuesta colectiva” con sus aliados, pero no ha sugerido qué forma adoptará esa respuesta.

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, dijo esta semana que Israel está preparado para atacar a Irán si es necesario, mientras su país presionaba para responder al ataque con drones.

PUBLICIDAD