Negocios

Edenor perdió en el primer semestre 332% más que hace un año

Por los ajustes en las tarifas autorizados hoy por el Gobierno, los ingresos de la operadora eléctrica del norte del área metropolitana de Buenos Aires podrían repuntar levemente en la segunda mitad del año.

Las oficinas de la compañía en Chacarita, Ciudad de Buenos Aires.
10 de agosto, 2021 | 03:01 PM

Buenos Aires — Una día después de que Edenor reportara una pérdida neta de $11.636 millones correspondiente a la primera mitad de 2021, el Gobierno autorizó hoy un aumento de aproximadamente 3% en las tarifas eléctricas, que se aplicará retroactivamente desde el 1 de agosto.

A través del Boletín Oficial, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) oficializó subas del 2,98% en los precios que pagarán los usuarios en el norte del área metropolitana de Buenos Aires, donde opera Edenor, y 3,10% en el sur, donde se desempeña Edesur.

Del mismo modo, las autoridades nacionales permitieron incrementos mayores en las tarifas que aplican a los “grandes usuarios”, o empresas, que deberán abonar desde este mes entre 16 y 20% más.

PUBLICIDAD

Edenor, cuyo ADR se encuentra aproximadamente 7% por encima del nivel que registró el 31 de diciembre de 2020, también venía de reportar una fuerte caída interanual en la facturación, que cedió a $47.148 millones en el primer semestre desde los $59.513 millones del mismo periodo del año pasado.

Ver más: Edenor logró un acuerdo clave para evitar un pago de US$98 millones

En ese sentido, la empresa culpó el incremento del rojo neto en lo que va del año –perdió 332% más que hace un año– a “la falta de actualización de los ingresos en un contexto de altos índices de inflación, que generan el incremento de los costos operativos”.

PUBLICIDAD

No obstante esa caída, Edenor señaló que sus inversiones entre enero y junio sumaron $6.170 millones, o 4% más en términos reales en comparación al primer semestre de 2020. Esos desembolsos permitieron “reducir la duración y frecuencia de los cortes” en el suministro a usuarios, según informaron en la empresa.

El análisis

Para Mauro Mazza, de Bull Market Brokers, la suba del ADR desde que comenzó el año “tiene un motivo central y es político, porque no hay razones subyacentes al negocio”.

La expectativa del mercado es que la empresa tenga un ajuste tarifario significativo después de las elecciones legislativas, y “se paga esa expectativa”, afirmó. En ese contexto, los aumentos anunciados hoy son “totalmente irrelevantes”, agregó Mazza, porque “internamente la empresa está fundida”.

“Pero si a fin de año me aumentas un 20%, cambia el paradigma,” sostuvo el analista, al concluir que el mercado “se prepara para el impacto de [la resolución de las negociaciones con] el FMI en las tarifas, situación en la que Edenor sería una de las mas beneficiadas”.

Una recuperación considerable del valor de la acción de Edenor en la bolsa estadounidense se daría solamente con la expectativa de un cambio de gobierno, afirmó Mauro Cognetta, managing partner del fondo Big River.

“Es una suba marginal, que se condice con la situación de la empresa: tarifas congeladas, costos crecientes y un sector muy golpeado”, sostuvo Cognetta, concluyendo que la rentabilidad de la empresa difícilmente se logre durante la gestión del Gobierno actual.

PUBLICIDAD