PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Banxico después del alza: más preocupación sobre la inflación y Junta de Gobierno dividida

Analistas coinciden en que el banco central ve la inflación como transitoria por la pandemia, que mantiene choques de oferta y demanda.

Banxico retrasó la convergencia a la meta de inflación de 3% del segundo trimestre de 2022 al segundo trimestre de 2023.
13 de agosto, 2021 | 12:10 pm
Tiempo de lectura: 5 minutos

Ciudad de México — El panorama de la inflación se ha complicado y Banco de México (Banxico) está preocupado.

El anuncio de política monetaria sobre un aumento de 25 puntos base a la tasa de interés para llegar a un nivel de 4,50% destapó a un banco central que espera mayores presiones inflacionarias y a una Junta de Gobierno dividida en medio de un entorno complicado por la tercera ola de COVID-19.

PUBLICIDAD

Cuatro analistas consultados por Bloomberg Línea no coinciden en el tono de la decisión de política monetaria. Para algunos, el comunicado entró en la categoría hawkish porque sigue mostrando un sesgo ante crecientes preocupaciones por la inflación y con posibilidad de subir la tasa de interés hacia adelante.

Pero para otros, el anuncio fue más dovish porque había una expectativa de que todos los miembros votaran en un mismo sentido, en el contexto de las revisiones al alza que hizo el propio banco central de la inflación. Sin embargo, la votación fue por mayoría y dividida en 3-2.

PUBLICIDAD

Entrevista: Paso a paso, Banxico evaluará factores que inciden en la inflación : Alejandro Díaz de León

El economista en jefe y director de Estudios Económicos de Citibanamex, Adrián de la Garza, dijo que hay presiones inflacionarias que siguen acumulándose y, en ese sentido, la Junta de Gobierno está “decididamente preocupada” por la inflación, aunque cautelosa.

En este escenario, Citibanamex pronostica que la tasa de interés se incrementaría dos veces más en 25 puntos base en las reuniones de política monetaria de septiembre y noviembre para alcanzar un nivel de 5%. En diciembre, el mes en el que concluye su mandato el gobernador Alejandro Díaz de León ya no se esperaría un alza al referencial.

“Hay un énfasis mayor en este comunicado de elementos halcones (hawkish) que apuntan hacia mayores presiones inflacionarias, aunque son de origen externo; hay mucho énfasis en que la inflación global se incrementó de forma considerable. Este adjetivo no estaba en el comunicado anterior”.

Adrián de la Garza, economista en jefe y director de Estudios Económicos de Citibanamex

Aun reconociendo mayores trayectorias inflacionarias, para los analistas resulta difícil interpretar los mensajes. Esto porque Banxico revisó al alza su pronóstico de inflación general para el cierre de 2021 a 5,7%, que es un número más alto que el pronóstico anterior de 4,8%. No obstante, el nuevo dato se queda corto frente al 6% que esperan los especialistas encuestados por Banxico en julio.

PUBLICIDAD

El economista jefe para Latinoamérica de UBS, Rafael de la Fuente, calificó como “bastante importantes” las revisiones que hizo el banco de las proyecciones de inflación, incluida la subyacente, que se actualizó de 3,9% a 5% para cierre de 2021.

El retraso de la convergencia a la meta de inflación de 3% del segundo trimestre de 2022 al primer trimestre de 2023 es otro factor que llamó la atención.

PUBLICIDAD

“Las proyecciones de inflación que ellos hacen son altas. Han hecho una corrección hacia arriba que genera ya mucha inflación, entonces, eso debe cuestionar si esta tasa que han implementado ya es consistente con esta senda de proyecciones que han hecho. Está sujeto a algo de interpretación, no queda claro en estos momentos”

Rafael de la Fuente, economista jefe para Latinoamérica de UBS

¿Inflación transitoria?

Los cuatro analistas coinciden en que Banxico definitivamente siguen viendo la inflación como transitoria, debido a la condición de la pandemia, la cual sigue imponiendo choques de oferta y demanda, es decir, persiste un desbalance entre la oferta y la demanda de bienes y servicios en el mundo, y en el caso de México, la tercera ola de COVID-19 genera incertidumbre sobre la afectación económica.

La subdirectora de análisis de Grupo Financiero Monex, Jannet Quiroz, dijo que el banco central mantiene su postura de una inflación transitoria, sin embargo, en el comunicado también admite que este repunte inflacionario se ha extendió más de lo esperado y no ha sido tan temporal como era esperado, sobre todo por la inflación subyacente.

PUBLICIDAD

“Lo que se esperaba es que si solo habláramos de un ‘efecto rebote’ de la inflación, o de un efecto de alza de la inflación por la baja base de comparación, entonces realmente esto hubiera durado dos meses. Llevamos todo 2021 con presiones inflacionarias que han provocado revisiones constantes a las expectativas de inflación y se han hecho revisiones también para el próximo año”.

Jannet Quiroz, subdirectora de análisis de Grupo Financiero Monex

El analista económico independiente y execonomista en el Banco Nacional de México durante 33 años, Sergio Luna, dijo que la duda sobre si la inflación es transitoria no se va a despejar hasta que pase la pandemia, ya que prevalece un escenario de incertidumbre y de más choques de oferta que una circunstancia de exceso de demanda.

“El escenario de transitoria me parece el escenario más probable. Lo que sí, es que la inflación ha sido más alta y persistente de lo que habíamos estimado, en ese sentido, la posibilidad de que se empiecen a desanclar las expectativas es mayor y yo creo que eso es lo que lleva a subir por mayoría la tasa. El mensaje es que Banxico, independientemente de la incertidumbre en la que actúa, no va a permitir inflaciones que se salgan del rango”.

PUBLICIDAD

Junta de Gobierno dividida

Junto con el alza de la tasa de interés y el ajuste a los pronósticos de la inflación para los siguientes ocho trimestres, la votación de la Junta de Gobierno fue el elemento que llamó la atención de los analistas.

A favor de subir la tasa a 4,50% votaron el gobernador, Alejandro Díaz de León, y los subgobernadores Irene Espinosa y Jonathan Heath. En contra de subir el referencial y mantenerlo en 4,25% votaron los subgobernadores Galia Borja y Gerardo Esquivel.

PUBLICIDAD

Rafael de la Fuente, de UBS, refirió que el hecho de que haya una Junta de Gobierno dividida hace pensar que hacia adelante hay que estar muy atentos a los miembros que han votado a favor de subir la tasa y qué tipo de innovaciones en los datos podrían hacerles cambiar de opinión para no volver a subir el referencial.

Análisis: AMLO está inclinando a Banxico hacia una postura más ‘dovish’

Para Quiroz, de Monex, el mercado sí reaccionó a la votación 3-2 de la Junta para elevar la tasa de interés. “Me parece que se le dio mayor peso a la votación por la reacción que vimos en el mercado cambiario, ya que la decisión fue tomada por mayoría y no de manera unánime”.

De la Garza, de Citibanamex, anotó que son ya dos votaciones continuas que se toman por mayoría, lo que denota una división de la Junta y que, si un voto se mueve al grupo que está por mantener la tasa de interés sin cambios, lo que se esperaría es que el ciclo de alzas hubiera concluido.

El próximo año llegará Arturo Herrera, es un movimiento que sin duda causará ruido en la Junta de Gobierno, le daremos el voto de confianza.

Sergio Luna, analista económico independiente, cuestionó que, a pesar de la revisión al alza de la inflación por parte del propio Banxico, hubo dos miembros de la Junta que no cambiaron posiciones.

“Parece que hay miembros que tienen mayor tolerancia a la inflación que otros. Si la inflación sigue presionando vamos a seguir viendo votaciones 3-2. Quizá alguien como Jonathan Heath dijo ‘puede ser inflación temporal, pero esto ya no me gustó’, entonces creo que vamos a seguir viendo una Junta dividida”.

Convierta a Bloomberg Línea México en su fuente de noticias

PUBLICIDAD