PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

Venezuela: ¿Por qué es importante Freddy Guevara, el opositor que fue liberado?

¿Cuál es su puesto en el orden de mando interno del partido Voluntad Popular? ¿Hubiera podido desempeñar él el rol que asumió Juan Guaidó en 2019? Le contamos.

Venezuela: ¿Por qué es importante Freddy Guevara, el opositor que fue liberado?
16 de agosto, 2021 | 12:18 pm
Tiempo de lectura: 8 minutos

En la noche de este domingo 15 de agosto fue excarcelado el diputado venezolano Freddy Guevara, tras haber pasado más de un mes detenido en una de las sedes de la policía política en Caracas, conocida como El Helicoide.

Bloomberg había anunciado, horas antes, su probable liberación, para que Guevara pudiera actuar como negociador en las conversaciones políticas que se iniciarán el próximo mes en Ciudad de México, luego de que las partes firmaran allí un memorando de entendimiento el pasado viernes.

PUBLICIDAD

Según Bloomberg, Guevara podría sustituir a Carlos Vecchio, el representante del líder opositor Juan Guaidó en los Estados Unidos, cuya presencia habían objetado los negociadores del Gobierno el viernes, exigiendo que renunciara a su cargo de embajador si continuaba como negociador, una condición que la oposición finalmente rechazó.

Ver más: Se dice que Venezuela liberará a líder opositor para que asista a conversaciones en México

PUBLICIDAD

El pasado 12 de julio, en el marco de un nuevo episodio de represión a la oposición venezolana y casi en simultáneo con una arremetida contra Guaidó en su residencia en Caracas, Guevara fue rodeado por funcionarios de cuerpos de seguridad cuando circulaba por la autopista Francisco Fajardo, de la capital venezolana. El momento de su detención quedó documentado en una transmisión en vivo que hizo por Instagram.

En horas de la tarde de ese día, el Ministerio Público emitió un comunicado en el que informaba que había solicitado orden de aprehensión contra él por su supuesta “vinculación con grupos extremistas y paramilitares asociados al gobierno colombiano”, y que se le imputarían los delitos de terrorismo, atentado contra el orden constitucional, concierto para delinquir y traición a la patria.

A su salida de El Helicoide, este domingo, Guevara dijo que él y sus abogados estaban averiguando las condiciones de su liberación. “No tengo claro cuáles son las limitaciones”, confesó a los representantes de los medios allí presentes.

Ver más: Gobierno de Venezuela y oposición firmaron memorando de entendimiento en México

PUBLICIDAD

Además, el dirigente opositor manifestó no tener mayor información política: “Todos los que han sido presos políticos van a entender lo que les digo de que uno está realmente aislado, hace 3 o 4 días fue que me logré enterar, en el mismo día, que había salido Roberto Enríquez (presidente del partido opositor Copei) de la embajada (de Chile en Caracas), que había iniciado un proceso en México, que iba a haber una reconversión (monetaria), es decir, no tengo información”.

Indulto previo

No es la primera vez que Guevara es beneficiado con alguna concesión del gobierno venezolano.

PUBLICIDAD

Para 2017, el dirigente oposutor no solo era el coordinador nacional encargado de su partido, Voluntad Popular, sino que, tras haber sido electo diputado en diciembre de 2015, se desempeñaba como primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN). Y durante la oleada de protestas antigubernamentales que comenzó en abril de ese año, asumió un rol adicional: la vocería de la oposición. Fue este último papel el que lo puso aún más en la mira del gobierno de Nicolás Maduro.

Ver más: Conversaciones de gobierno y oposición de Venezuela se estancan por conflicto sobre enviado de Guaidó

PUBLICIDAD

La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en su sentencia del 3 de noviembre de 2017, concluyó que el joven parlamentario de entonces 33 años había incurrido, de manera permanente, en los delitos de asociación, instigación pública continuada y uso de adolescentes para delinquir.

Freddy Guevara habla en un escenario durante una protesta en Caracas, Venezuela, el sábado 24 de enero de 2015. Partidarios de la oposición política venezolana marcharon ese día para protestar por la escasez de productos y exigir un cambio de gobierno.dfd

Esto lo llevó a resguardarse indefinidamente en la residencia del embajador de Chile, en Caracas, desde donde desempeñó una actividad política más intelectual, mientras se dedicaba a la oración, meditación, lectura, hacer deporte e incluso a la música.

PUBLICIDAD

Restricciones diplomáticas le impedían hacer política, por lo que, a medida que pasaba el tiempo, eran menos los que mantenían vivo su recuerdo. “Una embajada es como una nevera en la que te mueres lentamente”, le habría advertido un importante dirigente opositor, desde el exilio. Él, sin embargo, prefirió esta opción para mantenerse en el país y crear una alternativa distinta a la cárcel, la clandestinidad o el exilio para los diputados opositores que serían perseguidos después.

Ver más: Venezuela: Cronología del camino hacia una negociación casi frustrada

PUBLICIDAD

El 31 de agosto de 2020, sin embargo, su nombre fue incluido en el indulto que concedió el gobierno venezolano a 110 presos y perseguidos políticos. El miércoles 9 de septiembre abandonó la residencia del embajador chileno. “Vuelvo a la calle sabiendo que no soy libre, pero nos toca luchar, cada quien desde sus espacios, cada quien hasta donde pueda, al máximo que pueda”, dijo Guevara entonces.

Amenaza anterior

En 2013, tras la muerte del expresidente Hugo Chávez y la llegada de Nicolás Maduro al poder en Venezuela, los dirigentes de Voluntad Popular discutieron sobre su estrategia para enfrentar al gobierno. Elaboraron, así, un orden de mando interno, que respetarían en el inminente escenario de persecución.

Lo encabezaba Leopoldo López y le seguían los también dirigentes Carlos Vecchio, Freddy Guevara, David Smolansky y el ahora líder de la oposición Juan Guaidó, quien es reconocido como presidente encargado de Venezuela por decenas de países del mundo.

Freddy Guevara, vicepresidente de la Asamblea Nacional, habla mientras levanta la mano derecha durante una sesión especial de la Asamblea Nacional de Caracas, Venezuela, el sábado 19 de agosto de 2017. dfd

Ver más: Venezuela: Lo que reveló el opositor Henrique Capriles sobre la negociación en México

Un año más tarde, las autoridades venezolanas fueron por la cabeza. López se entregó el 18 de febrero de 2014 y se convirtió en el más célebre preso político del chavismo. Para entonces, Guevara, el tercero del partido y quien había tenido un importante protagonismo en el movimiento estudiantil de 2007, cursaba un programa de liderazgo latinoamericano en la Universidad de Georgetown, en Estados Unidos (EEUU). Pero una llamada lo hizo volver. “Escúchame rápido: Vecchio va preso. ¡Vente!”, le habría dicho López, usando el celular de su abogado, desde el despacho judicial rodante en el que se encontraba.

Vecchio pasó a la clandestinidad y luego al exilio. A Guevara había quienes le decían que no volviera. Él lo pensó y volvió. Fue la primera vez que se enfrentó a la posibilidad real de ir a prisión. La segunda, y más contundente, fue la de 2017.

Después de las elecciones de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el 30 de julio de ese año, le advirtieron que irían tras él. En agosto, luego de que el nuevo órgano oficialista destituyera a la entonces fiscal Luisa Ortega Díaz y de que el TSJ emitiera orden de captura contra Smolansky –ahora exilado en Estados Unidos–, Guevara buscó “enfriarse” haciendo una gira para denunciar internacionalmente a la ANC.

Ver más: Perú a favor de acuerdo que asegure “elecciones libres y democráticas” en Venezuela: Béjar

No logró, sin embargo, que se olvidaran de él. Una semana después de su retorno a Venezuela, salió la primera sentencia en su contra.

La presidencia que no pudo ser

Por aquel orden de mando del partido Voluntad Popular, era a Guevara a quien le correspondía asumir la presidencia de la AN, el 5 de enero de 2019. El Gobierno lo sabía. Y, el día de la juramentación, montó un operativo en las inmediaciones de la residencia del embajador de Chile, en el Country Club caraqueño, para atajar un posible traslado de Guevara al Parlamento venezolano.

Quienes lo acompañaron en esa etapa confirman que, efectivamente, esa fue una opción; pero aseguran que Guevara sabía que había que hacer muchas cosas que él, desde la sede diplomática, no iba a poder hacer. Además, por ser más radical, él no era tan “potable” para los otros partidos de oposición, como sí lo era Guaidó.

Ver más: Lo que contó Iván Duque sobre Venezuela en su entrevista con Bloomberg Línea

Rol en negociaciones previas

Guevara no se convirtió en presidente de la Asamblea Nacional, ni en presidente interino de Venezuela. Pero en tres años hizo otras cosas.

En 2018, todavía en el período presidencial de Michelle Bachelet, en la residencia de la embajada de Chile en Caracas hubo mucha actividad, y Guevara jugó un rol fundamental. Entre otras cosas, fue allí donde se realizaron las reuniones de la delegación opositora para el proceso de negociación que se llevó a cabo en República Dominicana, precursor del nuevo de México; y donde se articuló el denominado Frente Amplio, una plataforma lanzada a principios de marzo de ese año por miembros de sectores de la sociedad civil, partidos de oposición, chavistas disidentes y otros.

Con el triunfo del ahora presidente Sebastián Piñera en Chile, y el retiro del hasta entonces embajador chileno en Venezuela, Pedro Felipe Ramírez, la actividad política de Guevara cambió, pero la social mejoró. Entre otras cosas, en diciembre de ese año se comprometió con su novia. Juan Guaidó estuvo entre quienes lo visitaron en la residencia del embajador de Chile.

Ver más: Venezuela: Claves para entender qué pasó en las elecciones primarias del PSUV

Tras no concretarse el alzamiento del 30 de abril, antes de refugiarse en la embajada de España -que posteriormente abandonó en octubre de 2020-, Leopoldo López se presentó en la de Chile junto a los militares que apoyaron a la oposición en aquel evento. Los cuerpos de seguridad del Estado tomaron las inmediaciones de la sede diplomática chilena como lo hicieron los primeros meses tras la llegada de Guevara.

Freddy Guevara, vicepresidente de la Asamblea Nacional, llega a una sesión especial de la Asamblea Nacional de Caracas, Venezuela, el sábado 19 de agosto de 2017. dfd

Desde entonces, y hasta este mes de julio, hasta ellos parecían haberse olvidado de Guevara.

Su nueva liberación, ahora y según ha remarcado Bloomberg, se considera una concesión por parte de Maduro, en el momento en que se inician las nuevas conversaciones en México.

Le puede interesar:

¿Cuál es la importancia del más reciente informe de la CPI sobre Venezuela?

Venezuela elimina exención arancelaria a productos importados: ¿Qué esperar?

¿Qué se sabe de las vacunas que recibirá Venezuela a través del mecanismo Covax?


PUBLICIDAD