Biden se dispone a pedir aplicación de dosis de refuerzo a partir del próximo mes

Se espera que el plan recomiende el refuerzo ocho meses después de completar la inoculación con la vacuna de Pfizer o Moderna. No está claro aún qué sucederá con aquellos que recibieron la de Johnson & Johnson.

Una persona recibe una dosis de la vacuna contra el Covid-19 en Florida
Por Josh Wingrove
17 de agosto, 2021 | 07:56 AM

Bloomberg — El gobierno de Estados Unidos se dispone a ofrecer vacunas de refuerzo contra el Covid-19 tan pronto como el próximo mes, al tiempo que el país se enfrenta a una nueva ola de infecciones alimentada por la variante delta.

Los funcionarios de la administración Biden están ultimando un plan que, se espera, recomiende las vacunas de refuerzo ocho meses después de que la gente haya recibido su segunda dosis, según dos personas familiarizadas con las deliberaciones que pidieron no ser identificadas. El plan aún no está finalizado, pero podría anunciarse esta misma semana, dijeron.

Vea más: Nutresa creó nueva empresa para manejar una de sus marcas

Si se aprueba, ello podría significar que las vacunas de refuerzo comenzarían a administrarse en septiembre. La propuesta estaría sujeta a la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), dijeron las personas.

PUBLICIDAD

También reduciría el ritmo de las donaciones de vacunas estadounidenses al extranjero, que hasta este mes han sido realizadas con los excedentes de dosis y ahora podrían retenerse para servir como refuerzos. Casi 170 millones de estadounidenses han sido vacunados y, por tanto, podrían recibir refuerzos en los próximos meses

Las vacunas de refuerzo obligarían a Biden a reactivar una campaña de vacunación que flaquea y que empezó a quedarse sin brazos dispuestos hace meses. El número de casos se redujo a nivel nacional a finales de la primavera, para volver a aumentar con la llegada de la variante delta, que se ha propagado principalmente entre los no vacunados.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Bidendfd

El repunte de los casos ha impulsado un aumento relativamente pequeño de las vacunaciones, con una media de unas 770.000 inyecciones diarias, frente a una media de unas 500.000 el mes pasado.

PUBLICIDAD

El resurgimiento de Covid-19 es uno de los desafíos de este verano para Biden, que regresó el lunes de Camp David para hablar sobre el colapso de Kabul y las presiones en Afganistán. Los dos desafíos amenazan con consumir la agenda del presidente, mientras presiona para reabrir el país y lograr la aprobación de un par de importantes proyectos de ley de gastos a través del Congreso.

Vea más: “No lamento mi decisión”: Biden ratifica el retiro de las tropas de EE.UU. de Afganistán

Los funcionarios de la administración Biden llevan tiempo diciendo que se están preparando para la posibilidad de administrar vacunas de refuerzo, pero hasta ahora sólo se han autorizado para las personas inmunodeprimidas. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), dijo la semana pasada que los estadounidenses no deberían solicitar un refuerzo hasta que sean elegibles.

La administración ofrecería una tercera dosis de la vacuna de Pfizer Inc. o Moderna Inc., dependiendo de la que el paciente haya recibido previamente, dijeron las personas. El plan fue informado anteriormente por el New York Times. La gran mayoría de las personas en Estados Unidos recibieron las vacunas de Pfizer o Moderna.

Las vacunas de refuerzo comenzarán con los grupos de alto riesgo, como los trabajadores de primera línea y los ancianos, que fueron los primeros en recibir las vacunas y, por lo tanto, llegarán antes a los 8 meses, dijo una persona.

Biden pidió que todos los adultos tuvieran derecho a la vacunación antes del 19 de abril, aunque algunos estados lo hicieron antes. Para aquellos que empezaron a vacunarse cuando la elegibilidad se abrió por completo, un refuerzo no sería necesario hasta enero.

No estaba claro qué se ofrecería a los que recibieron la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson; esa inyección no se autorizó hasta febrero, lo que significa que si el plazo de ocho meses se mantiene, los primeros receptores no serían elegibles para los refuerzos hasta finales de octubre como. La administración está esperando los datos para decidir cómo proceder con J&J, dijeron las personas.

PUBLICIDAD

Le puede interesar: