Salud

Covid-19: Merck dice que píldora redujo riesgo de hospitalización y muerte en 50%

La empresa va a detener el estudio y buscará una autorización de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. lo antes posible.

El logo de Merck.
Por Emma Court
01 de octubre, 2021 | 06:49 AM

Bloomberg — La píldora antiviral contra el Covid-19 de Merck & Co Inc., molnupiravir, redujo el riesgo de hospitalización o muerte en un 50% en un análisis intermedio de un ensayo en fase avanzada, resultados que podrían dar a los médicos otra potente herramienta para combatir el virus.

La empresa va a detener el estudio y buscará una autorización de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. lo antes posible, dijo el CEO, Rob Davis, en una entrevista. Merck también tiene previsto presentar solicitudes a organismos reguladores de otros países.

“No podríamos estar más emocionados con los resultados”, dijo Davis. “No tienes que ir al hospital, no tienes que ir a un centro para que te lo administren. Es una píldora que se puede tomar en casa”.

PUBLICIDAD

Merck detalló el análisis del estudio en un comunicado el viernes.

Las acciones subieron más de un 4% en las operaciones antes de la apertura de los mercados en Nueva York.

Ver más: Monitor Covid: Así avanza la vacunación y los casos en América Latina

PUBLICIDAD

Se esperaba que el ensayo de fase 3 en curso concluyera en noviembre. La decisión de detener la investigación se tomó por recomendación de un comité independiente y en colaboración con la FDA, dijo Davis.

Molnupiravir está siendo desarrollada por Merck en colaboración con Ridgeback Biotherapeutics LP para su uso en pacientes no hospitalizados de Covid-19 que hayan tenido síntomas durante cinco o menos días y estén en riesgo de sufrir una infección grave.

Si se autoriza, el molnupiravir podría convertirse en una nueva e importante herramienta para el tratamiento del Covid-19. Aunque existen fármacos conocidos como anticuerpos monoclonales para evitar infecciones más graves, pueden ser difíciles de administrar, y su demanda ha aumentado durante el reciente pico de casos del virus impulsado por la variante delta.

Ver más: Datos preliminares muestran que tratamiento de Merck inhibe variantes de Covid-19

La adición de molnupiravir daría a los médicos una opción mucho más sencilla para tratar a los pacientes enfermos, lo que podría evitar que los hospitales se llenen. El aumento de la variante delta ha puesto a prueba los sistemas sanitarios de todo Estados Unidos, especialmente en las zonas donde las tasas de vacunación son inferiores a la media.

Análisis planificado

Los últimos hallazgos surgieron de un análisis previamente planificado de 775 pacientes que habían estado en el ensayo clínico desde al menos principios de agosto.

PUBLICIDAD

Alrededor del 7% de los pacientes que tomaron molnupiravir fueron hospitalizados o murieron, frente al 14% de los que tomaron placebo. Ninguno de los que tomaron molnupiravir murió, frente a las ocho muertes del grupo de placebo.

Merck había previsto inscribir a 1.550 pacientes en el ensayo, y alrededor del 90% ya se ha inscrito, según un comunicado. Los pacientes que estaban tomando un placebo tendrán la oportunidad de empezar a tomar molnupiravir, dijo Davis.

La empresa dijo en el comunicado que espera producir 10 millones de dosis de tratamiento para finales de año, y se espera producir más en 2022.

A principios de esta semana, Merck presentó otros datos de investigaciones en fase inicial que muestran que el molnupiravir parece inhibir varias variantes importantes del coronavirus, incluida la cepa delta, altamente contagiosa.

PUBLICIDAD