Actualidad

¿Va a existir realmente el metaverso? Nvidia apuesta a que sí

“Puede que no pienses que estarás en el metaverso, pero te prometo que en los próximos cinco años todos lo estaremos de una forma u otra”, dijo Richard Kerris, un ejecutivo del fabricante de chips.

Meta
Por Ian King
01 de noviembre, 2021 | 01:44 PM
Tiempo de lectura: 7 minutos

Bloomberg — Cuando Facebook Inc. se renombró a sí misma la semana pasada, en el marco de una adopción completa del metaverso, recibió críticas alegando que el concepto era poco realista o francamente distópico.

La compañía, ahora llamada Meta Platforms Inc., asegura que millones de usuarios están listos para adoptar la tecnología de realidad virtual (usando, por ejemplo, su visor) y vivir sus vidas en entornos inmersivos en línea. Eso podría significar asistir a una reunión de trabajo en una sala de juntas virtual, recorrer una fábrica digital o pasar el rato con amigos lejanos en un salón simulado. “El metaverso es la próxima frontera”, declaró el CEO, Mark Zuckerberg.

Por ahora, pocas personas tienen dispositivos de realidad virtual y el concepto de metaverso tendría que superar preocupaciones sobre privacidad y, para algunos, un cierto sentimiento de que es algo un poco perturbador. Pero tiene un gran creyente en una esquina clave: el mayor fabricante de chips de videojuegos, que dice que el metaverso está más cerca de lo que pensamos y es potencialmente la próxima mina de oro para la tecnología.

PUBLICIDAD

El auge de los videojuegos puso a Nvidia Corp. en el camino de convertirse en la compañía de chips más valiosa del mundo, superando a empresas como Intel Corp. y ahora está lista para rehacer Internet como un lugar tridimensional. En lugar de usar la web para mirar páginas electrónicas, habrá un conjunto de mundos virtuales conectados, según Richard Kerris, un ejecutivo del fabricante de chips cuya carrera ha incluido períodos en Apple Inc. y Lucasfilm.

“Puede que no pienses que estarás en el metaverso, pero te prometo que en los próximos cinco años todos lo estaremos de una forma u otra”, dijo.

Ver más: Facebook se vuelve completamente meta: ¿Es lo que quieren los consumidores?

PUBLICIDAD

Por supuesto, Nvidia tiene un gran interés en que funcione el concepto de metaverso. Ha estado buscando oportunidades de crecimiento que vayan más allá de sus raíces, en tarjetas gráficas para videojuegos. Una de las más importantes es la inteligencia artificial, que depende de sus chips para manejar tareas cada vez más exigentes, incluida la ayuda a representar los mundos necesarios para el metaverso. Nvidia también tiene una plataforma de software, Omniverse, para crear espacios virtuales.

Al mismo tiempo, Nvidia está intentando adquirir Arm Ltd., de SoftBank Group Corp., en lo que sería el acuerdo más grande en la historia de la industria de chips. Eso traería los muy apreciados diseños de semiconductores que se utilizan en la mayoría de los teléfonos inteligentes y otros dispositivos. Eso incluye sensores y cámaras, que serán una parte crucial de la infraestructura de los nuevos mundos.

Durante años, el cofundador y CEO de la empresa, Jensen Huang, ha sido un impulsor de la inteligencia artificial y los espacios virtuales que podría ayudar a crear. Hay miles de millones de dólares en juego y, al escuchar a Nvidia describirlo, podría reconfigurar las empresas de tecnología más grandes del mundo.

Ceo de Nvidiadfd

El cambio a una Internet más intensiva en gráficos está en línea con las fortalezas de Nvidia. Brindar una experiencia fotorrealista, una en la que los usuarios luchan por distinguir entre lo virtual y lo real, requerirá cantidades masivas de datos y computadoras que puedan manipularlos muy rápidamente. Eso significa más computadoras con procesadores de gráficos e inteligencia artificial, mercados en los que Nvidia ya está liderando.

En su estado actual, el metaverso es un territorio que Nvidia conoce bien: los videojuegos. Todos los días, millones de jugadores se sumergen en mundos virtuales realistas compartiendo experiencias con personas que nunca han conocido. La informática detrás de eso depende en gran medida de los productos de Nvidia, ya sea en computadoras personales o granjas de servidores. Ese es un mercado multimillonario no solo para Nvidia, sino también para los fabricantes de PC, los fabricantes de consolas de juegos y los editores de juegos.

El metaverso gamer es el más familiar para el público, impulsado por películas como Ready Player One (Ready Player One: Comienza el juego en español) que muestran mundos distópicos donde la humanidad pasa la mayor parte de su tiempo conectada a una máquina.

PUBLICIDAD

Esa visión oscura es algo que Zuckerberg y Nvidia tienen que superar al presentar el metaverso como una idea amigable y corriente. El concepto también debe alcanzar una masa crítica antes de que las personas menos conectadas quieran probarlo. Los visores Meta VR tardarán al menos tres años en obtener una base instalada de entre 15 y 20 millones de usuarios, según el analista de Bloomberg Intelligence Mandeep Singh. Los productos cuestan cientos de dólares, por lo que no son algo que los consumidores compren por capricho.

“La falta de contenido y los precios más altos podrían limitar su adopción a corto plazo”, dijo Singh.

“Las principales empresas de los próximos años se basarán en mundos conectados”.

PUBLICIDAD

Existen otras barreras clave, incluida la falta de estándares, algo que también afectó a los primeros años de Internet. La web solía ser una mezcolanza de navegadores y formatos de archivo incompatibles. El uso generalizado del lenguaje de marcado de hipertexto, o HTML, cambió todo eso, proporcionando la experiencia web relativamente libre de problemas que todos damos por sentado.

El metaverso necesitará estándares que describan la física del mundo virtual. Si dejas caer algo en un mundo, ¿se rompe, mientras que en otro rebota en el suelo? Los estándares también ayudarán a aliviar el tráfico de red causado por el envío de archivos 3D masivos.

PUBLICIDAD

Ver más: ¿Qué es el metaverso anunciado por Mark Zuckerberg y cómo funcionará?

Y los propios visores de realidad virtual deberán mejorar. Experimentar verdaderamente un mundo virtual requerirá dispositivos hápticos para agregar sensaciones más realistas.

El objetivo es expandir el metaverso más allá del entretenimiento y los juegos, incorporándolo a la vida cotidiana. Según Kerris, de Nvidia, transformará muchos aspectos de cómo se hace el trabajo. Un ejemplo existente es una nueva fábrica de BMW que tiene una versión gemela en 3D renderizada digitalmente. Al trabajar en el mundo virtual, el fabricante de automóviles puede reorganizar la producción de un nuevo modelo de manera más rápida y económica que en la vida real.

PUBLICIDAD

Los mundos virtuales también son parte del impulso para entrenar autos para que se conduzcan solos. Las flotas de vehículos de prueba que circulan por las principales ciudades como San Francisco solo pueden aprender de las situaciones que encuentran. Entrenarlos en escenarios virtuales, versiones totalmente realistas de ciudades reales, es mucho más rápido y seguro, dice Nvidia.

El diseño es otra oportunidad. Ver cómo se ve un mueble en una versión virtual de su sala de estar ayudará a los compradores a decidir si quieren comprarlo. Kerris sostiene que la mayor parte del diseño y las compras eventualmente se dirigirán al mundo virtual. La atención médica también se transformará, y la telemedicina se parecerá más a una visita al médico de la vida real.

Nvidia está promocionando su software Omniverse como el sistema operativo para la nueva versión de Internet. También está impulsando la descripción de escena universal, o USD por sus siglas en inlgés, que fue desarrollada originalmente por Pixar, de Walt Disney Co. Ese estándar unifica las reglas de la física para los mundos virtuales y permite la compatibilidad, independientemente del dispositivo o software.

PUBLICIDAD

Ver más: Un reto de Meta: reforzar la economía creativa en Latam

Jansen Huang, Nvidiadfd

Incluso empresas como Apple, que no utilizan chips Nvidia, han adoptado el USD, dijo Kerris. Eso significa, en teoría, que alguien que experimente un mundo virtual en un iPhone podría “teletransportarse” a otro mundo creado en otro tipo de dispositivo informático sin ningún problema técnico. Mientras estuvo en Apple, Kerris estuvo involucrado en persuadir a los desarrolladores para que crearan software para su entonces nuevo sistema operativo, OS X.

Para mostrar cuán cerca estamos del metaverso, el CEO de Nvidia hizo una aparición en la conferencia de tecnología en línea de la compañía en agosto. Estaba lanzando Omniverse desde su cocina, un escenario que usó durante todo el encierro de la pandemia para tales apariciones. Más tarde, la compañía reveló que utilizó un “clon” digital de Huang frente a una versión virtual de su cocina.

Toda esta energía y optimismo es comparable a los primeros días de la web, dijo Kerris.

“Hace cincuenta años, ¿quién hubiera pensado que las principales empresas del mundo financieramente se habrían basado en Internet?” él dijo. “Las principales empresas de los próximos años se basarán en mundos conectados”.

PUBLICIDAD