PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

Tesla, Chips y China: las historias de automóviles a seguir en 2022

Este puede ser el año en que los fabricantes de automóviles tradicionales traten de ponerse al día

Insignia de BMW AG en un vehículo conceptual Vision M Next en la feria Auto Shanghai 2021 en Shanghai, China, el martes 20 de abril de 2021. El Salón Internacional de la Industria del Automóvil de Shanghái comenzó el lunes en el centro financiero de China, un evento de varios días destinado a mostrar las mejores y más brillantes innovaciones automovilísticas en el mayor mercado de vehículos del mundo.
Por Stefan Nicola
08 de enero, 2022 | 09:13 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los días posteriores al Año Nuevo se tratan de mirar hacia adelante, (ya llegaremos a eso), pero tengo que comenzar el 2022 nombrando un propósito no cumplido para el 2021.

La fábrica alemana de Tesla todavía no está en funcionamiento, a pesar de que Elon Musk predijo en octubre que la instalación cerca de Berlín produciría el Model Y antes de que terminara el año.

PUBLICIDAD

Para ser justos, esto no dependía del todo de Musk. Las autoridades locales aún tienen que dar al proyecto la luz verde final, retrasando la expansión europea de Tesla justo cuando sus rivales locales pisan el acelerador.

Vea más: Fortuna de Musk aumenta US$30.000 millones en trimestre récord de Tesla

Stellantis anunció ayer acuerdos para desarrollar software con Amazon y vender su vehículo de reparto eléctrico Ram ProMaster al minorista en línea. El Mercedes-Benz de Daimler presentó el lunes un prototipo a batería que puede conducir más de 620 millas (997 kilómetros) por carga, mientras que Volkswagen asignó el mes pasado unos US$100.000 millones al desarrollo de vehículos eléctricos y software durante la próxima media década, el mayor presupuesto del gigante alemán hasta el momento.

PUBLICIDAD

Tesla ha conseguido una ventaja considerable en la producción y venta masiva de vehículos eléctricos, pero 2022 puede ser el año en que los fabricantes de automóviles tradicionales traten de ponerse al día.

Aquí hay algunas otras historias que seguiré este año:

Crisis de los chips

Primero saquemos las malas noticias del camino: la escasez de semiconductores que diezmó la producción y las ventas de automóviles el año pasado está destinada a mantenerse en 2022. Los tiempos de entrega de chips se alargaron seis días a aproximadamente 26 semanas en diciembre en comparación con el mes anterior, según a la investigación de Susquehanna Financial Group, la más larga desde que la empresa comenzó a rastrear los datos en 2017.

Los plazos de entrega volvieron a aumentar en diciembredfd

Mercedes dijo esta semana que mantendrá un grupo de trabajo creado en respuesta al cuello de botella porque espera una oferta especialmente limitada en el primer semestre. El fabricante de automóviles de lujo espera que la situación se alivie hacia fines de año, pero esa también fue la predicción a principios de 2021 hasta que los incendios y las inclemencias del tiempo agravaron la escasez.

Mis colegas de Asia escribieron recientemente en este espacio sobre las medidas que están tomando los fabricantes de automóviles para tener un mayor control sobre la disponibilidad de chips. Stellantis, por ejemplo, ha firmado un acuerdo con Foxconn para desarrollar conjuntamente los componentes. Es de esperar que en los próximos meses se concreten más acuerdos de este tipo.

La competencia en China

El sólido desempeño de Tesla en China, el mercado automotriz más grande del mundo, ayudó a impulsar las impresionantes entregas de fin de año de la compañía. China es el mercado más grande para VW, BMW y Mercedes, por lo que defender o incluso expandir la participación de mercado será una prioridad importante para los tres fabricantes alemanes.

PUBLICIDAD

Este año también es especial porque entra en vigor la relajación de las reglas de propiedad extranjera en China. BMW (que acaba de revelar que superó a Mercedes en las ventas mundiales de autos de lujo el año pasado por primera vez desde 2015) espera obtener este trimestre el visto bueno de los reguladores chinos para su plan de consolidar completamente su empresa conjunta de fabricación de coches local con la china Brilliance. Esto permitiría a BMW incluir los resultados de la empresa en sus informes, impulsando sustancialmente los ingresos, el flujo de caja y las ganancias.

La flexibilización de las reglas también puede dar pie a que Mercedes aumente su participación en su principal empresa conjunta china con BAIC Motor desde el 49% actual. BAIC Automotive Group posee aproximadamente el 10% de la matriz de Mercedes, Daimler, y el mes pasado los alemanes se refirieron a la asociación como un “modelo a seguir para la cooperación chino-alemana” después de colaborar en el desarrollo y producción de vehículos desde 2003.

La duplicación del proyecto con BAIC también tendría sentido porque Daimler está reduciendo su relación con BYD. El mes pasado, el fabricante alemán dijo que reduciría su participación en la empresa de autos eléctricos Denza, al 50%, a sólo un 10%, tras años de escasas ventas.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Con la asistencia de Christoph Rauwald y William Wilkes.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD