Cripto

América Latina ve en las cripto un escape a la inflación y a la depreciación

Un estudio de Gemini concluyó que es mayor el interés por utilizar los criptoactivos al tiempo que los países de la región enfrentan un alza en el costo de vida

Según el reporte, casi la mitad de los consultados en América Latina y África dijeron que los criptoactivos pueden ser un buen camino para protegerse contra la inflación.
04 de abril, 2022 | 10:06 AM
Tiempo de lectura: 6 minutos

Bloomberg Línea — El año pasado se vivió un boom en el uso de las criptomonedas y 2022 podría acelerar esa tendencia, especialmente en los países que están experimentando fuertes alzas de precios y la depreciación de sus monedas, según un reporte publicado hoy por Gemini, un intercambio cripto de origen estadounidense liderado por los hermanos Winklevoss. No obstante, el desconocimiento sobre cómo funciona esta industria y las dudas sobre su seguridad podrían ser un obstáculo para su adopción, al menos en América Latina.

El informe, que consultó a 29.293 adultos en 20 países del mundo, incluyendo a Brasil, México y Colombia, encontró que en las economías evaluadas y cuyas monedas han experimentado una depreciación de un 50% o más frente al dólar estadounidense durante la última década, son más propensas a responder que planean comprar criptos en el próximo año, una industria liderada por el bitcoin (XBT) y el ether (XET).

Según el reporte, casi la mitad de los consultados en América Latina y África dijeron que los criptoactivos pueden ser un buen camino para protegerse contra la inflación. En contraste, en los países donde no se han experimentado grandes depreciaciones, las personas tienden a pensar menos que son activos para usar con este propósito. Es el caso de Estados Unidos donde la proporción de personas que dieron una respuesta de este tipo llegó al 16%.

PUBLICIDAD

“La mayoría de los encuestados en casi todas las regiones dijo que poseer criptomonedas es una buena manera de diversificar sus activos, incluyendo más de tres de cada cuatro (78%) en América Latina”, agregó el informe.

En la última década, la región latinoamericana ha acumulado una depreciación frente al dólar en una alza que varía entre las principales economías: va desde el 13% de Perú al 99% de Argentina, excluyendo el caso de Venezuela, según el ranking que elabora Bloomberg. Esto se suma al alza en el costo de vida que (en la mayoría de los países de la región) arrancó a medida que las economías se reactivaron tras el fin de los confinamientos por el Covid-19 y que se agudizó con la guerra entre Rusia y Ucrania.

La inflación ahora es una de las principales preocupaciones de los gobiernos y los bolsillos de los consumidores de la región, que ha intentado ser atajada con una postura más restrictiva por parte de los bancos centrales y que podría significar un freno para la reactivación económica.

PUBLICIDAD

“En los países en los que la inflación es elevada, las criptomonedas son una ‘necesidad’ más que una parte ‘agradable de tener’ en una billetera debido a sus potenciales propiedades de cobertura de la inflación”, dijo Cynthia del Pozo, directora de Estrategia y Desarrollo Corporativo de Gemini.

El informe del intercambio no es el único que muestra esta tendencia. Por ejemplo, los argentinos, que no fueron consultados en este reporte, están en el primer lugar de América Latina en el uso de juegos cripto, que permiten ganar dinero en línea, en medio de la inflación que históricamente ha afectado a su economía.

Argentina ahora es la quinta a nivel global en estos juegos para obtener ingresos en Decentral Games, la empresa de metaverso con más jugadores en el mundo, según reportó Bloomberg News. En lo que va del año, la compañía recibió 9.400 visitas de argentinos, una tendencia similar a la de Brasil, que se convirtió en el séptimo lugar más popular para estos juegos.

Ambos países enfrentan una inflación de doble dígito. Y “las tendencias de Argentina y Brasil muestran que los números (de jugadores) seguirán aumentando”, dijo Gabriel Mellace, jefe de relaciones con inversionistas de Decentral Games, a Bloomberg News.

Se reduce la brecha de género

Según el informe de Gemini, gran parte los propietarios de criptodivisas en todas las regiones dice que las compran y mantienen por su potencial de inversión a largo plazo, mientras que más de la mitad de los propietarios en “Asia-Pacífico (56%), África (53%) y Oriente Medio (56%) afirman que comercian activamente (comprando y vendiendo) criptodivisas como forma de obtener beneficios”.

En América Latina, más de 59% de los consultados considera que es el futuro del dinero, la mayor proporción entre los países donde se realizó la encuesta. Además, la gran mayoría de los propietarios de criptomonedas (79%), en todas las regiones, dice que compran y mantienen criptomonedas por su potencial de inversión a largo plazo.

PUBLICIDAD

Esto va en línea con hallazgos como los que realizó Finder, que el mes pasado publicó un estudio en el que encontró que países como Argentina y Colombia creen que las criptomonedas serán la inversión de mayor rendimiento este año. “A medida que la inflación sigue aumentando, los colombianos también podrían estar recurriendo a las criptomonedas como cobertura contra nuevos aumentos de precios”, añadió la editora en materia de inversiones de Finder, Kylie Purcell.

En medio de estas estadísticas sobresale la reducción de la brecha de género a la hora de tener criptomonedas. Entre las personas que planean comprar estos tokens digitales por primera vez en el próximo año, el 47% a nivel mundial son mujeres, mientras que entre quienes ya los tienen, las mujeres de los países en vías de desarrollo están a la cabeza, representando al menos la mitad de los criptopropietarios en naciones como Israel, Indonesia, Nigeria, México, Brasil y Colombia.

“Algunos países han visto una adopción mucho menor de las criptomonedas por parte de las mujeres en comparación con América Latina, aunque estamos viendo que globalmente la brecha de género en las criptomonedas se está reduciendo. América Latina, con altas tasas de adopción e interés en cripto, puede estar un año por delante de esta tendencia global”, destacó Del Pozo.

PUBLICIDAD

Miedos a la hora de invertir

Esta tendencia se da en medio del boom en el uso de las criptomonedas que se vivió el año pasado, pues según el estudio 41% de los encuestados a nivel mundial dijo que compró criptos por primera vez en 2021. Para Del Pozo, hubo un “verdadero punto de inflexión”, pues se pasó de lo que muchos consideran una inversión de nicho a una clase de activos establecida.

Según su análisis, factores como la inversión de capital riesgo, el hecho de que la capitalización del mercado de criptomonedas alcanzara los US$3 billones y el máximo histórico que logró el bitcoin ayudaron a ese desempeño.

PUBLICIDAD

Esta tendencia podría continuar este año, no solo por la inflación, sino también porque a nivel mundial un 50% de los consultados se definió dentro de la categoría de criptocuriosos, es decir, aquellos consumidores que no poseen estos tokens digitales, pero que están interesados en aprender más o responden que es probable que los adquieran el próximo año.

“Toda inversión conlleva cierto riesgo, y animamos a cualquier persona interesada en iniciarse en las criptomonedas a que se informe sobre la clase de activos e invierta en función de su apetito personal de riesgo. La forma en que definimos a los criptocuriosos es la de aquellos que están interesados en aprender más o en invertir en el próximo año. Así que nos sentimos cómodos de que esta audiencia se inclinará por educarse antes de tomar la decisión de invertir en cripto”, agregó Del Pozo en diálogo con Bloomberg Línea.

Precisamente, ese desconocimiento y la falta de educación a la hora de tener estos activos podrían ser un freno en su adopción. Entre los países de América Latina, más de la mitad de los encuestados respondió que los recursos educativos los harían sentirse más cómodos a la hora de comprar estos activos, mientras que a nivel mundial los encuestados son casi dos veces más propensos a decir que este tipo de información les ayudaría a empezar con las cripto, incluso por encima de las recomendaciones de los amigos.

Además de la falta de educación, otros de los principales obstáculos son la preocupación por la confianza, la volatilidad y la seguridad, así como la falta de conocimiento sobre cómo realizar las compras o cómo almacenar las criptodivisas. Esta última es una de las razones que sobresale en América Latina.

PUBLICIDAD