Negocios

Twitter debe probar que bots son menos de 5% de usuarios para que acuerdo siga: Musk

El multimillonario tuiteó que “este acuerdo no puede seguir adelante” a menos que Twitter proporcione pruebas de sus afirmaciones

Elon Musk
Por Edwin Chan
17 de mayo, 2022 | 07:02 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Elon Musk declaró que no seguirá adelante con su adquisición de Twitter Inc. (TWTR) por US$44.000 millones a menos que el gigante de las redes sociales pueda demostrar que los bots representan menos del 5% de sus usuarios, lo que arroja aún más incertidumbre sobre el acuerdo.

El multimillonario tuiteó que “este acuerdo no puede seguir adelante” a menos que Twitter proporcione pruebas de sus afirmaciones, reiterando su propia opinión de que la proporción es mucho mayor.

El pronunciamiento de Musk complica aún más una adquisición ya de por sí caótica, que podría ser una de las mayores de la industria de Internet. Recientemente, Musk se enfrentó en Internet a Parag Agrawal, CEO de Twitter, por la forma en que el gigante de las redes sociales contabiliza los bots, lo que avivó las especulaciones de que Musk podría intentar rebajar el precio o incluso cancelar el acuerdo.

PUBLICIDAD

Las acciones de Twitter caían otro 3,2% en las operaciones previas a la comercialización en Nueva York, después de haber caído más de un 8% el día anterior. El diferencial entre el precio de la oferta de Musk, de US$54,20, y su último precio de cotización es actualmente de alrededor del 40%, lo que sugiere que los inversores creen que hay pocas posibilidades de que el acuerdo se lleve a cabo sin un descuento, o que se produzca por completo.

Twitter dijo que está “comprometido a completar la transacción en el precio y los términos acordados tan pronto como sea posible”, en un comunicado el martes.

“Si Musk y Twitter llegan a un acuerdo revisado”, dijo Dan Ives, analista de Wedbush, “es probable que sea a un precio mucho más bajo una vez que las negociaciones se lleven a cabo y la diligencia se realice en torno a la DAU de Twitter (usuarios activos únicos, por sus siglas en inglés) y los puntos específicos sobre los algoritmos.

PUBLICIDAD

20% de cuentas falsas/de spam. Si bien es más de cuatro veces lo que Twitter asegura, la cifra podría ser mucho más alta. Mi oferta estaba basada en la rigurosidad de las presentaciones de Twitter ante la SEC. Ayer, el CEO de Twitter se negó en público a mostrar pruebas de esa cifra. El acuerdo no puede seguir adelante hasta que lo haga”, dice el tuit de Musk.

La batalla contra los bots se ha convertido en un punto de fricción para Musk, quien dijo el lunes en una conferencia tecnológica en Miami que los usuarios falsos representan al menos el 20% de todas las cuentas de Twitter, y posiblemente hasta el 90%. Twitter afirma habitualmente en sus resultados trimestrales que la media de cuentas falsas o de spam “representó menos del 5% de nuestros usuarios activos diarios mensuales durante el trimestre”, y añade que aplicó un “juicio significativo” a su estimación, y que la cifra real podría ser mayor.

Musk animó a los usuarios de Twitter a realizar sus propias pruebas para detectar los bots, haciendo un esfuerzo de crowdsourcing para calcular si representaban menos del 5% del servicio. En respuesta a las afirmaciones de Musk, Agrawal publicó un largo hilo en el que exponía la metodología de su empresa. Musk respondió primero preguntando por qué Twitter no llama a los usuarios para verificar su identidad, y luego público un emoji de caca como respuesta, insinuando que no compraba el argumento de Agrawal.

La propuesta de adquisición incluye una comisión de ruptura de US$1.000 millones para cada parte, que Musk tendrá que pagar si pone fin al acuerdo o no entrega la financiación de la adquisición como prometió. No está claro si una actualización de Twitter sobre el número de cuentas falsas -si es materialmente mayor que el 5%- activaría la llamada cláusula de efecto material adverso, liberando a Musk de la cuota de ruptura.

Las acciones de Twitter han sido una montaña rusa desde que Musk adquirió su participacióndfd

El más reciente aluvión de tuits de la persona más rica del mundo es una vuelta de tuerca más en el intento de Musk de hacerse con el sitio de microblogging. Musk, un usuario prolífico con más de 90 millones de seguidores, reveló una participación de más del 9% en la empresa el mes pasado, y luego lanzó una oferta de compra no solicitada -sin planes de financiación detallados- en cuestión de semanas.

Musk hizo que las posibles grietas en el acuerdo se ampliaran la semana pasada cuando tuiteó que su oferta de compra de Twitter estaba “temporalmente en suspenso” hasta que obtuviera más información sobre la proporción de cuentas falsas. Aproximadamente dos horas después, Musk afirmó en otro tuit que “seguía comprometido” con el acuerdo.

PUBLICIDAD