El Salvador

BCR de El Salvador dice que la inflación “no es tan alta” como la de Argentina

El Banco Central de Reserva de El Salvador rebajó el pronóstico del crecimiento de la economía del 3,2% a 2,6% para este año, por el entorno económico internacional

Surtidor de gasolina
30 de junio, 2022 | 06:37 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

San Salvador — El Salvador recortó sus proyecciones de crecimiento económico para este año 2022 del 3,2% previsto al 2,6%. Según el Banco Central de Reserva (BCR), el Producto Interno Bruto (PIB) se desacelerará por un entorno internacional cada vez más desafiante.

La inflación es uno de los ingredientes principales del amargo coctel de la crisis internacional, que aún tiene en su mezcla los últimos efectos del Covid-19, la crisis de la cadena de suministros, y, lo más reciente, la suba de las tasas de interés en Estados Unidos.

PUBLICIDAD

La guerra entre Rusia y Ucrania golpea especialmente a la economía salvadoreña, ya que dificulta el suministro de los combustibles, fertilizantes y alimentos, planteó Douglas Rodríguez, presidente del BCR.

El funcionario defendió que El Salvador se sitúa en una “posición bastante privilegiada”, pues tiene la segunda menor inflación de Centroamérica y la cuarta más blanda en Latinoamérica y el Caribe.

PUBLICIDAD

“El Salvador, en su inflación a mayo de 2022, registra un 7,5%, que es la segunda más baja de Centroamérica”, destacó el funcionario. El promedio de este indicador en el istmo ronda el 8,3%.

“Si vemos el caso de Argentina, que tiene una inflación del 60,7%, demostramos que la inflación en El Salvador no es tan alta”, comparó el presidente del BCR.

En un reporte la semana pasada, Bloomberg Línea publicó los datos de la inflación interanual a mayo en América Latina. Venezuela es la más alta del subcontinente, con 167,2%; seguida de Argentina, con 60,7%.

Cuatro países superan el 10%: Brasil (11,73%), Chile (11,50%), Paraguay (11,4%) y Nicaragua (10,61%). En el extremo opuesto, los menores son Bolivia (1,41%), Ecuador (3,38%) y Guatemala (5,82%); les siguen El Salvador (7,5%) y México (7,65%).

PUBLICIDAD

Argentina es un caso atípico, pues ha sufrido de inflación de dos dígitos en la última década, debido a la inestabilidad de las políticas económicas, crisis monetarias y la falta de control en el gasto del gobierno, profundizó un artículo de Bloomberg.

“Nadie sabe cuánto valen las cosas (en Argentina)”, comentó a Bloomberg Federico Moll, director de investigación económica de la consultora EcoLatina, en Buenos Aires.

PUBLICIDAD

Medidas para contener altos precios

El Salvador se encuentra dentro del grupo del 71% de los países a escala mundial que se ha visto forzado a reducir sus proyecciones económicas, dijo Rodríguez; el 29% restante la ha mantenido o mejorado.

¿Cuál es la razón principal de esta tendencia? La inflación, que viene de promediar un 2,3% entre 2015 a 2019 en el globo, a dispararse al 7%, planteó.

PUBLICIDAD

Rodríguez estimó que las medidas gubernamentales para el control de la inflación lograron reducir este indicador, de lo contrario se situaría alrededor del 10%. Entre las políticas de contención de precios destaca el congelamiento de los precios de los combustibles.

Según los precios de referencia del Ministerio de Economía, los valores de mercado para la gasolina regular casi están sobre los US$6 por galón, y la superior, sobre los US$6,50; sin embargo, desde abril los consumidores pagan solamente US$4,15 y US$4,31, respectivamente. La disposición permanece en vigor hasta el 31 de agosto.

PUBLICIDAD

Si El Salvador logra materializar el crecimiento del 2,6%, significaría una décima adicional al promedio visto en el gobierno anterior (FMLN), que fue del 2,5%, comparó Rodríguez. El presidente del BCR celebró esta pequeña ventaja: “Nos confirman y esto nos ratifica que las estrategias y las medidas tomadas por el presidente Nayib Bukele están dando los resultados positivos para la economía salvadoreña”.

Seria histórica del PIB de El Salvador de 1991 a la proyección de crecimiento de 2022, del BCR. Fuente: SECMCA y BCR de El Salvadordfd

Crecimiento podría ser aún menor

Hasta el primer trimestre del año, el PIB salvadoreño avanzó en 2,4%, informó el banco central. El valor agregado en la producción aumentó en 14 de las 19 ramas de la actividad económica. Los rubros de Restaurantes y hoteles y Transporte destacaron por su mayor ritmo, 11,6% y 10,6%, respectivamente.

PUBLICIDAD

No obstante, un sector estratégico como la construcción se contrajo en -4,8%. Rodríguez afirma que tanto el gobierno como privados están preparando millonarios planes de inversión, pero los precios de los materiales las están refrenando momentáneamente.

“El alto costo de los materiales por la inflación registrada, que eso es algo que no se puede controlar, está ralentizando la dinamización de los de las construcciones de las inversiones públicas y privadas”, dijo Rodríguez.

Por su lado, el economista salvadoreño Otto Boris observó que el Índice del Volumen de la Actividad Económica (IVAE) muestra signos de desaceleración. En abril marcó un 2,27% de aumento interanual, versus el 4,1% de marzo; en tanto, el IVAE de la construcción se desplomó en -12,6%.

“El IVAE confirma sensaciones de menor actividad económica, el entorno adverso se refleja en un menor desempeño”, escribió en su cuenta de Twitter.

“Con el panorama de alza de tasas de interés internacionales y la recesión en Estados Unidos, la tendencia será a la baja, o peor sin IED, es una ilusión lograr un 2% de crecimiento sin un plan”, analizó Boris, exvicepresidente del BCR.

Diversos organismos internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Económica para América Latina vienen recortando las proyecciones de crecimiento económico global.

El Banco Mundial estimó, a inicios de junio, que la economía mundial solo avanzará un 2,8% este año, desde una previsión del 4,1% que calculó en enero de este año y muy por debajo de su desempeño en 2021, del 5,7%.

Para el PIB de El Salvador, el Banco Mundial anticipó una tasa de crecimiento del 2,7%. Sin embargo, el panorama se tornará más adverso en 2023 y 2024, cuando le pronostica crecimientos del 1,9% y de 2%, respectivamente.

Además, El Salvador se posicionará este año como el país de Centroamérica con menor dinamismo de la economía. Panamá goza de las mejores perspectivas, con 6,3%; Costa Rica y Guatemala alcanzarían el 3,4%; Honduras, 3,1%; y Nicaragua, 2,9%.

PUBLICIDAD