Argentina

Tras despedir a la mitad de su empresa, el CEO y cofundador de Buenbit responde a todo

Entrevista: En mayo, Federico Ogue tomó la decisión de reducir drásticamente los costos operativos de su plataforma cripto. Recibió a Bloomberg Línea en las oficinas de la empresa en Palermo

Buenbit había invertido agresivamente en marketing durante 2021. Foto: Sarah Pabst/Bloomberg
30 de junio, 2022 | 05:00 AM
Tiempo de lectura: 9 minutos

Buenos Aires — Las oficinas de Buenbit, ubicadas en el barrio porteño conocido como Palermo Botánico, están más silenciosas de lo que deben haber estado a principios de este 2022, cuando la plantilla total de la startup argentina era todavía de 215 individuos, frente a los 115 de hoy.

El que abre la puerta y recibe allí a Bloomberg Línea es el mismo CEO y cofundador de la plataforma cripto, Federico Ogue, quien en mayo tomó la decisión de reducir drásticamente los costos operativos de la empresa, ante la imposibilidad de cerrar su segunda ronda de inversión. Así, definió quedarse sin colaboradores en México, donde había lanzado en octubre de 2021, y pasar a enfocarse en la supervivencia en Argentina y Perú.

El juego va a ser ahora no de quién crece más sino de quién sobrevive”, afirma en ese sentido, sosteniendo a la vez que el año pasado “se veía que iba a haber una suba de las tasas, pero no que se iba a caer todo de esta manera”.

PUBLICIDAD

A pesar de las adversidades que vendrán, no solo en Argentina sino a nivel global, Ogue dice estar “en paz” y con la tranquilidad de que los despidos fueron la decisión correcta. Ya casi todos [los despedidos] están con trabajo”, agrega.

Y se muestra confiado de que Buenbit pueda llegar a la rentabilidad neta en septiembre, lo que le abriría la puerta a una ronda de inversión, aunque sea “más chica” que la que planeó originalmente. No obstante, al ser consultado sobre cómo reaccionaría ante una oferta de adquisición, responde: “Si es una oferta muy buena, siempre se ve”.

El CEO y cofundador de la plataforma cripto Buenbit recibió a Bloomberg Línea en las oficinas de la compañía en Buenos Aires.dfd

La siguiente entrevista fue editada por motivos de extensión y claridad.

PUBLICIDAD

Los despidos de Buenbit, frente al nuevo contexto global

Sabiendo que la Fed empezaría a subir las tasas este año, ¿no fue imprudente gastar tan agresivamente en marketing el año pasado, por ejemplo, en las campañas que hicieron para posicionarse en México con influencers?

Esos gastos los planeamos el año pasado cuando todavía estaba… Hay un lag, ¿no? Las campañas fueron a fin del año pasado y se planificaron y se comprometieron a mediados del año pasado. Y a mediados del 2021 el mercado todavía estaba muy optimista. En ningún lado se creía que iba a ser tan fuerte. O sea se veía que iba a haber una suba de las tasas, pero no que se iba a caer todo de esta manera. Y había mucha plata, mucho interés, y el modelo que se preveía era seguir creciendo. Entonces, con el diario del lunes, sí. Viendo todo lo que pasó, hubiéramos quizás tenido un plan distinto, pero en el momento en que se planificó todo, era otro el panorama.

Entonces, ¿no preveían que ese crecimiento a fuerza de inversiones muy fuertes en marketing, redundaría en tener que achicar, reestructurar, o prescindir de personas en el equipo este año?

No. No, no. El golpe fue bien fuerte y el cambio fue 180 grados. No nos esperábamos que fuera tan fuerte, la verdad.

¿Y para cuándo preveían una segunda ronda de inversión?

Para principios de este año.

¿Eso ya queda descartado?

Ahora nos estamos enfocando en estructurar y estar bien sólidos internamente. Y una vez que hagamos eso, sí seguiremos buscando una ronda de financiación, más chiquita. Porque estamos complicados. Pero la ronda como estábamos buscando a principios de este año, ya eso no.

¿Se puede hablar un monto estimativo de lo que están buscando?

Ahí preferimos no mencionarlo.

¿Y el break even, para cuándo lo tienen proyectado?

Para dentro de dos meses. Con el ajuste este lo llevamos a break even. Esa es la idea. Y hasta a cash flow positivo, a ganar plata.

PUBLICIDAD

¿Antes del ajuste para cuándo tenían la estimación de llegar a esa meta?

No, no había estimación. Sí había una estimación de cinco años en el plan. El plan a cinco años de crecimiento desde la Serie B, en base a rondas de capital externo, crecimiento agresivo en métricas, y después iba a converger en el año cinco el break even. Que también es lo normal en estas startups. La mayoría de las empresas no ganan plata hasta… El caso más icónico es el de Amazon. Pero bueno, eso se adelantó a ahora.

¿Creen que quedaron bien posicionados ahora para atraer capital?

Sí, ahí estamos muy seguros y tranquilos, porque sabemos que fuimos los primeros en hacer el ajuste. También más que nada por nuestros empleados. Ya casi todos están con trabajo. Y ahora estamos viendo que hay cada vez más gente demandando trabajo, y menos empresas ofreciendo. Cada vez está más complicado. Entonces estamos contentos de ya ahora dejar eso atrás y estar pensando en el futuro.

¿Con quién te asesoraste para tomar la decisión de los despidos? ¿En qué momento se dio?

Lo estuvimos trabajando desde finales de marzo, abril. La ronda que teníamos que se dio de baja, y viendo los mercados cómo bajaban, los ajustes que se estaban dando, dijimos bueno, tratemos de cerrar una ronda más chica. Si no podemos cerrar esa ronda vamos a tener que ajustar costos. En mayo fue cuando los mercados se pusieron peor todavía, el inversor se dio de baja y dijimos bueno, activamos el plan B.

PUBLICIDAD

¿La situación generó contactos por parte del Ministerio de Trabajo?

No. Fue todo al pie de la letra. Hasta con ciertos beneficios. Así que no hubo problemas. Desde recursos humanos de hecho estuvieron trabajando desde mucho tiempo antes para reubicar a cada persona en lo posible en otro trabajo.

¿Cuál fue el impacto de los despidos internamente, en los que quedaron, y en los usuarios?

Un poco sí obviamente, porque los medios pusieron una noticia completamente tendenciosa y muy negativa. Entonces tuvimos que salir a responder. Pero no, no fue grave. El equipo que se queda está más comprometido que nunca. En los tiempos difíciles es cuando más se forma ese vínculo. Por suerte la mayoría de la gente con la que contaba antes ya pudieron conseguir trabajo, y eso nos deja en paz. Hicimos lo que pudimos para colocar a la gente en otros lugares. Nos deja tranquilos. Fue durísimo, fue durísimo. Personalmente fue la decisión más difícil de mi vida. Pero estoy tranquilo de que fue lo correcto.

PUBLICIDAD

Foco en Argentina y Perú

Dijeron que van a pasar a concentrarse en los mercados en los que ya estaban más o menos establecidos.

Argentina, Perú y México pero principalmente en la Argentina y Perú.

¿Y cómo fueron los despidos en México y en Perú?

En México no quedó nadie, y en Perú quedó la mitad del equipo.

¿Cómo quedaron los números de usuarios en cada país, teniendo en cuenta el golpe de un mercado bajista?

Lo que cortamos fue el crecimiento. La cantidad de usuarios se mantiene. Tenemos una retención muy buena. Lo que sí está bajando un poco es el volumen de operación, porque lógicamente hay menos interés en bitcoin (XBT) y ethereum (XET). Por suerte la mayoría de nuestros usuarios compran criptodólares. Eso sí se está manteniendo por todo el contexto.

PUBLICIDAD

¿Y cuántos son en cada país?

En total son 720.000. Son 110.000 en Argentina, 50.000 en Perú y 15.000 en México.

El ex SoftBank, Paulo Passoni, dijo que en la época que se viene las empresas que sean cash flow negative serán vendidas por casi nada. Con estos ajustes, ¿creen que van a sobrevivir estos años de posible recesión a nivel global, y el bajón del mercado cripto?

Sí, estamos muy confiados porque por suerte somos una empresa que genera plata, que tiene ingresos. La mayoría no general plata. Eso nos permite autosustentarnos. Los que más en peligro están ahora son las empresas de crecimiento que no generan ingresos. Las promesas a futuro que no pueden generar ingresos van a estar complicadas. Y la idea es ya en septiembre generar caja. Y también con la propuesta de producto que estamos armando para el bear market. Crecimos mucho en 2020 porque éramos los que ofrecíamos monedas estables. Y ahora estamos trabajando en un producto de préstamos, que esa va a ser nuestra mayor apuesta. Es realmente disruptivo, porque no existe. Son préstamos con garantía en cripto. La gente que compró cripto y no las quiere vender, no sabe qué hacer, bueno, las metés en Buenbit y sacás un préstamo en pesos a una tasa muy baja. Y para los que tienen dólares en el colchón, en Buenbit les damos la posibilidad de generar interés o sacar un préstamo. Pensando en que el mercado viene distinto y cómo seguir agregando valor en eso, con una estructura autosustentable, ahí siento que nosotros vamos a estar muy bien. El juego va a ser ahora no de quién crece más sino de quién sobrevive. Porque las otras van a empezar a tambalear y la competencia va a bajar y los que queden van a salir fortalecidos.

El crash de Terra y Luna

¿Cómo les impactó la crisis de Terra, que ustedes ofrecían Terra y Luna?

Fue un golpe duro pero para todo el ecosistema y…

PUBLICIDAD

¿No tuvieron salidas de usuarios por el miedo a esa situación?

No, muy poco. Poco. Sí los usuarios que tenían esas monedas obviamente perdieron valor, porque la moneda bajó. En general la mayoría de la gente, soy sincero, no toda, sabía de los riesgos. Y sí fue un golpe duro a toda la industria cripto por esa pérdida de confianza. Esa duda de “qué pasa que colapsó la tercera criptomoneda más grande del mundo”. Así que nos pegó a todos. Nosotros salimos bien parados.

¿Se podría vender Buenbit?

Se escucharon rumores de que Ripio les había acercado una oferta. ¿Eso lo negás rotundamente?

Falsísimo. No sé de dónde salió ese rumor.

¿Y si llegara a haber una oferta, la considerarían?

Tiene que ser una… Si es una oferta muy buena, siempre se ve, pero nuestra cabeza está 100% en seguir metiéndole. Porque estamos confiados de que en este nuevo contexto quedamos muy bien parados.

Consolidación del mercado cripto en Argentina

Mirando para adelante al mercado cripto en general, y teniendo en cuenta que MercadoPago va a lanzar cripto en Argentina. ¿Qué tipo de consolidación esperás que haya en el mercado de acá a 10 años?

Hoy la mayoría no son rentables y ofrecen cosas muy similares. Pareciera que está todo convergiendo. Ualá, que también quiere agregar cripto. Ualá con cripto… ¿cuál es la diferencia con Lemon? Yo creo 100% en cripto, en la tecnología blockchain y bitcoin como un activo sin soberanía, que puede ser un resguardo no solamente del peso sino del dólar. En 10 años o 20, la actividad financiera va a pasar más por cripto y en la blockchain. Los jugadores que estemos ya pensando en las nuevas vías, en las nuevas autopistas, vamos a estar mejor parados que los que se queden con la infraestructura vieja. Por eso Ualá está como involucionando, en algún sentido. Empezó como fintech y se está comprando un banco, y va a lo bancario. MercadoPago nunca compró un banco, y es MercadoPago. Está yendo hacia cripto, no hacia los bancos. Ualá está yendo más hacia los bancos. Imagináte lo difícil que va a ser migrar del sistema bancario argentino, usuarios, tecnología, base de datos, a blockchain. Es un laburo enorme. Y en producto es muy importante la velocidad de ejecución. Quién saca cosas y quién crea más rápido. En general el que tenga un mejor equipo y más rápido va a poder sacar la ventaja.

Y va a terminar comprando al otro…

Sí, sí. Se va a empezar a dar esto de consolidar. Que MercadoPago o Ualá compren una empresa cripto, y que se vayan juntado. Que no haya más diez wallets, o diez cripto exchanges. Es cliché pero realmente la competencia nos hace mejores. Estamos todo el tiempo tratando de superar al otro. Así que yo creo que va a estar muy bueno ver qué pasa con todos los players.

El valor real de bitcoin

Warren Buffet habla en contra de bitcoin, y dice que no tiene ninguna propuesta de valor real. ¿Cómo digerís vos esos mensajes cuando los leés?

Lo que sé de Warren Buffet es que es un perfil de inversor de otra escuela. Que su escuela está correcta, invierte en empresas que generen un valor en la economía real con un producto, una marca, y que tengan cash flow positivo, rendimientos. Y él compra de esas empresas cuando siente que el precio está por debajo de lo que valen los flujos futuros. Es bien tradicional.

¿Ustedes hoy se parecen un poco más a eso?

Por la sustentabilidad, sí. Pero bitcoin al ser un activo que es… como un commodity. Es tecnología, no es una empresa que genera flujo de caja. Es un producto que queda completamente por fuera de lo que invierte Warren Buffet. El valor de bitcoin es que es un bien finito, incensurable y abierto, que lo hace como si fuera un oro digital. Probablemente Warren Buffet no invierta en oro. No sé si lo hace o no, pero hay mucha gente que te dice: ¿El oro qué valor tiene? ¿Por qué vale tanto el oro? La gente guarda el oro en lingotes en el banco pero después no te lo podés comer, no te sirve para construir nada. Y es eso. Que sea un activo que la gente confíe que es finito y que tiene este valor fundamental. Que el precio se lo da la oferta y la demanda, simplemente. El oro oro no genera dividendos. No es que Warren Buffet sea un necio ni que esté atacando al bitcoin en particular. Es de otra escuela.

¿Cuál es la probabilidad, del uno al 10, de que bitcoin fracase y se vaya a cero?

Para mí, cero.

TE PUEDE INTERESAR:

Tras Bitso y Buenbit, 2TM de Brasil despide al 12% de su plantilla

Despidos de Buenbit: ¿una señal de la depuración que asoma para las startups de Latam?

Un 60% de peruanos bancarizados muestra interés por comprar criptomonedas: Buenbit Perú

PUBLICIDAD